viernes, 30 de setiembre de 2011

Al mar Egeo

por Lux para Soy

Queridxs: Estambul nos necesita. Le dije a Liliana Viola que hable con la gente de la embajada para fletar un barco lleno de nosotrxs. Acá no tienen idea del placer (NI IDEA) y mucho menos de lo que los norteamericanos llaman meaningless Sex. No creo que lo haga porque ella (pura envidia) me ha conminado a que vuelva a Buenos Aires o me despide. ¡Pero si yo soy una víctima de las circunstancias, y lo que tuve que hacer lo hice sólo porque el amor me había puesto en la senda equivocada, y no una, sino dos veces, como se verá!
De más está decir que todo el turismo árabe que viene a Estambul por un descanso de las estrictas costumbres musulmanas bien pronto hacía cola bajo la ventana desde la que yo ofrecía atender sus necesidades.

Como no sé nada de turco, mucho menos de árabe y mi inglés es un traspié tras otro, sólo con gestos pudimos entendernos con mis.... (no quiero decir clientes) patrocinadores en la desgracia en la que había caído.
Por ejemplo, si yo hacía con los brazos abiertos un gesto como de quien agarra la ropa que salió del laverrap, eso quería decir "todos juntos". Si, por el contrario, hacía con mis manos el gesto de quien nada pecho, con las manos hacia afuera, eso quería decir "separados". Para mi sopresa, la mayoría de los turistas árabes de Estambul preferían el "todos juntos", lo que hizo de mi despacho de favores bucales el
bukkake más conocido de la vecindad. En tres noches había coleccionado la cantidad de liras turcas necesarias para comprar mi pasaje de vuelta a Berlín, y no en aerolínea barata, sino en la turkish airways, que te prepara un kebab arriba del avión.
Reservé para el domingo que viene, pero el aeropuerto de partida iba a ser Antalya, en la costa del Egeo, y no Estambul, así que tenía que tomarme un ómnibus hasta esa remota ciudad del Asia Menor.
Quiso la suerte que hubiera, en uno de los bares más a la moda de Gálata, un campeonato de backgamon (el juego de tablero predilecto de los turcos, junto con el dominó: ellos no toman alcohol, tampoco garchan, pero le dan al juego como locos), cuyo premio era un viaje en barco hasta Fethiye, la playa más paqueta de la Turquía toda, a dos horas de Antalya. Y como yo he pasado noches enteras chateando en el msn y jugando al backgamon en internet al mismo tiempo (un poco por vicio y otro poco por aburrimiento), me inscribí confiada. ¡Y gané!
En dos minutos junté mis prendas interiores, el abanico que me había hecho famosa en la zona roja de Estambul, y me fui al puerto. Por supuesto, todo era un malentendido turco (las famosas "trampas" a las que son adictos en estas latitudes). El barco que habría de llevarme a Fethiye no era un crucero, ni mucho menos, sino un barquito de carga con dos cabinas, que se encarga del tráfico de hash turco desde los invernaderos de Kinik donde la cultivan hasta los diferentes puertos de Turquía.

Enlace

El capitán del barco era Kaan, un chico de 26 años de espesa barba al que le habría concedido más de un favor latino. Su marinero, sin embargo, fue el que se robó mi corazón: Mikail (27 años, su sueño era irse a Canadá).

Durante el viaje de tres noches a lo largo de la costa turca, me cocinó, me contó los secretos de su vida (era oriundo de la patria del Baklava y del pistacchio, cerca de Siria -que él llamaba Süria, haciéndome temblar las piernas), nos bañamos desnud@s en el Egeo. Cómo nos amamos en su camarote con olor a sal y a marinero sin agua caliente... Tanto, pero tanto, que a poco estuve de mandarle telegrama a Liliana Viola renunciando indeclinablemente a sus torturas repetidas.
Por suerte no lo hice, porque llegados a Fethiye un viernes por la noche para buscar el
hash empaquetado y, pensaba, para hacer casa para siempre con el hombre más hermoso del mundo, nos esperaba la Jandarma (¡la gendarmería!). A Mikail lo encarcelaron de inmediato y a mí me llevaron directo al aeropuerto para deportarme. El lunes tengo que ir a Comodoro Py, a ver si resuelvo la intriga internacional declarándome insanx.

miércoles, 28 de setiembre de 2011

La fortaleza turca






Fotos: Sebastián Freire

domingo, 25 de setiembre de 2011

Relinchando de amor

por Lux para Soy

"Ahmet, Ahmet, por qué me has abandonado...", musito desde mi balcón, detrás de los geranios que lo adornan.
Retomo mis aventuras otomanas: Ahmet, candidato a Mr. Leather Internacional 2011 en el Folsom Europe que me había contratado como jurado, me invitó a Estambul, donde, yo pensaba, me integraría a su harem (en carácter de qué, yo no lo sabía, porque ignoraba que esas instituciones sobrevivían a las prohibiciones de Atatürk, el gran modernizador turco).
Llegada la comitiva a la que me integré al jet privado de mi sultanejo o jeque, con quien había imaginado ya mil y una noches de placer, me encontré confinadx a una camarita donde se me ofrecieron tés humeantes y olorosos que bien pronto me sumieron en profundo sueño.
Desperté horas después, sin haberme enterado del aterrizaje en el aeropuerto de Sabiha ni de mi traslado a las secretas dependencias donde me encontré, casi desnudx (salvo por un albornoz de seda), en el más absoluto silencio. El Rohypnol que habían puesto en mi infusión secretamente (reconozco muy bien sus efectos) comenzaba a abandonarme, pero no del todo: la laxitud me dominaba.
Al rato, dos gigantes otomanos se presentaron a mi puerta y me condujeron a través de un laberinto de pasillos hasta el hammam del palacio de mi sultanillo. Me imaginé que allí estaría esperándome Ahmet, la bestia turca, para vaciarse enteramente dentro de mi. No fue así: me sometieron a un minucioso tratamiento de hidratación, masaje, depilación completa de mi piel, me aceitaron con esencias orientales, azotaron mis carnes con varillas de saúco, me exfoliaron con cepillos y esponjas del Mar Muerto y trabajaron cada entretela de mi cuerpo con una sabiduría milenaria preparándome, así lo imaginaba, para la cámara nupcial.
No fue así. De vuelta en mi aposento (casi una celda, aunque bien acondicionada con tapetes y almohadones), me esperaba el piloto del jet y secretario de Ahmet para explicarme mis funciones en palacio: iba a tener que encargarme de enseñar a las siete concubinas de Ahmet la mejor manera de satisfacer sus deseos.
¿Maestrx de conchudas, yo, que pensaba que todavía tenía todo que aprender de la sabiduría sexual sarracena? ¡De ningún modo! "Quiero hablar con Ahmet", dije mordiéndome los labios. Abdul rió y se pasó la lengua por su bigotazo: "de ningún modo". Y me hizo un gesto con su dedo índice para subrayar la negación.
Ahmet, que más de una vez en sus viajes había probado la insuperable felación latina, recorría el mundo para contratar entrenadorxs para sus concubinas.
Amenacé con denunciarlos, me declaré víctima de una de las tantas estafas turcas de las que me habían advertido mis amigxs alemanxs y, asustados por la cantidad de veces que dije la palabra "tráfico", me dejaron ir depositándome en el Havas que une el aeropuerto con el centro de Estambul. Sin una lira turca ni un jetón para moverme, y sin pasaje para volverme a Berlín, mis días en Constantinopla amenazaban ser un espanto tras otro.
Pero mi sexto sentido me condujo muy pronto a la zona roja de la ciudad y en la callecita Kü
çük Bayram del barrio de Beyoğlu conseguí que me comisionaran una ventana en el segundo piso, desde donde, me dijeron, podía atraer clientes emitiendo el clásico ruido con el que se llama a los caballos, haciendo chasquear la lengua contra el paladar.
Si tenía que poner a trabajar mis pericias amatorias prefería hacerlo por mi propia causa y no en favor de esas taradas del harem, que aparentemente nunca aprendieron para qué servían sus bocas.
Por suerte los vuelos a Berlín son bien baratos, así que en unos días conseguiré volver a mi rutina. "Ahmet, Ahmet, por qué me has abandonado", musito mientra cae el sol sobre la torre de Gálata y me preparo para mi habitual cena ligera a base de yoghurt turco.

sábado, 24 de setiembre de 2011

Signos musulmanes

por Daniel Link para Perfil

Ayer, la noticia era que Francia prohibia (habría de prohibir) la ocultación del rostro en el espacio público (léase: el uso de chador). Ahora, el veredicto afecta al rezo: no se podrá orar en el espacio público que, cada vez más, se parece a un espacio concentracionario (¿si yo pienso en Dios y canto mientras camino por la calle, estaré violando la Ley?).
El ser musulmán es extraño a Occidente y se lo penaliza de todas las formas posibles en las ciudades occidentales como si se tratara de una lepra.
Pienso en todas estas cosas mientras camino por las calles elegantes de Taksim, en Estambul, y me cruzo con mujeres musulmanas. No esas chicas que llevan el pelo oculto por pañuelos con estampados chillones y visten impermeables de nylon de colores pastel, sino ésas que parecen salidas de nuestras pesadillas, cubiertas de sedas negras de la cabeza a los pies, incluida la cara, y con anteojos oscuros para evitar siquiera el contacto ocular (digo bien: ocular y no visual; lo que está en juego es la relación táctil que, a través de la luz, se establece entre un ojo y otro).
Ellas van de la mano con sus maridos o novios, vestidos con bermudas y remeras, como cualquiera de nosotros (¡nosotros!; digo mal: como cualquiera que no adhiera a los rigurosos códigos establecidos por los seguidores del Profeta). ¿En qué se funda una diferencia semejante? ¿En la relación de dominio de hombres sobre mujeres, como le gustaría pensar a cualquier liberal à la Sarkozy?
Para mí el asunto es más grave y pienso en el rito salvaje y cruel al que son sometidos los varones, la circuncisión. ¿Cómo, si ellos han debido aceptar lo Descubierto como mandato cultural y religioso de por vida, habrían ellas de negarse a la obligación simétrica de lo Cubierto? No es sólo un problema de fe lo que se juega en esas parejas andantes de ocultamientos y desocultamientos, ni tampoco una teoría del amor (
reservo la exposición de lo más íntimo de mi para quien amo solamente) sino un principio de simetría típico de las sociedades monoteístas en las que la diferencia, que para "nosotros" es el fundamento de las multiplicidades, produce sólo tachaduras.

viernes, 23 de setiembre de 2011

Berlín-Estambul

En cueros...

por Lux para Soy

Y a lo locx, nuestrx cronista participó como jurado de la Fiesta Mundial para elegir a Mr. Leather 2011. Donde puso el ojo no puso el premio, pero sí puso la bala. Así es que esta crónica continuará la semana que viene con un título tan prometedor como clásico: “Lux, de Berlín a Estambul”.

Me había prometido, desde mis desventuras cariocas, no participar más de concurso alguno. Pero esta vez no pude negarme: me ofrecieron participar como presidentx del jurado en la elección de Mr. Leather Internacional 2011, que constituye uno de los eventos centrales del festival Folsom, el encuentro leather más importante de toda Europa, que empezó en 2004 y hoy es el suceso fetichista más conocido del mundo. ¿Iba yo a negarme a algo semejante, que incluía un pasaje, un viático, fiestas locas al final del verano europeo y la posibilidad de enamorarme?
Allí fui, sabiendo que nada sé de cueros y que mi habitual compañero de página me odiaría por mi atrevimiento.
Se presentaron 53 candidatos de todas partes del mundo para la preciada corona. Mi favorito era Ahmed, un fortachón peludísimo de 38 años que había venido desde Estambul y que, con los brazos gruesos como muslos bañados en una mezcla indescifrable de sudor y aceites aromáticos, hacía brillar la piel tanto como el apretado traje de cuero que portaba.
Lxs nueve integrantes del jurado teníamos el derecho (y la obligación) de evaluar al detalle a los postulantes, llegando incluso a la palpación, porque se ha dado el caso, en ediciones anteriores, de competidores desleales que habían rellenado sus trajes con medias, trapos, esponjas, con el fin de aparentar más de lo que la naturaleza les había regalado.
Ahmed era natural hasta en las entretelas de su alma y de una simpatía arrolladora. Quise sentir (y así se lo dije, en un susurro) su barba raspando la cara interior de mis muslos. Rió y asintió con la complicidad del caso.
Luché por él. Perdí. Lxs demás adujeron razones de orden étnico que no alcancé a comprender entonces del todo (lo mío es la belleza pura, sin distinción de razas ni de credos), pero que parece que en Europa hay que tener en cuenta... No sé. Me enojé y amenacé con renunciar. Para calmarme, me ofrecieron premiar a mi segunda opción: Eric Gutiérrez (que venía esponsoreado, el muy pícaro, por RoB Berlin, RoB Paris, ASMF and ECMC... así cualquiera).
Pero el joven valía cada gramo de su anatomía en oro y su producción era impecable.
Los 1500 asistentes a la coronación lo ovacionaron, antes de que saliéramos en caravana por las calles de Berlín. Señoras y señores: un barrio entero con el tránsito cortado y ocupado por una multitud rugiente de hombres (¡y mujeres!, o sea: dykes, mujeres y trans*), igualmente engalanados por el cuero brillante, uniformes de toda laya, trajes de goma, momificados, atados a potros, siendo alimentados directamente de un bidón de meo, en plena calle, exhibiendo sus glúteos marcados por el látigo, tod@s borrachos.
Me explicaron que ahora se escribe trans* por razones de corrección política (una universalización que significa que todxs somos más o menos trans... Por eso las fiestas se llamaban “Lost in Translation”, “Meet, Trick and Treat” o “Welcome to the Darkside Ambience”).
A las 11 de un día había un brindis con prosecco para chanchos (o sea, la cosa venía con lluvia dorada inclusa). Después, un almuerzo con el artista leather del momento, John Palatinus. Más tarde, vernissage de su muestra. A la nochecita, la fiesta “Adán y Eva en el Jardín de los Deseos” (dresscode: leather, fetish o desnudx... ¿adivinan cómo fui?). Al otro día, la feria leather callejera por la Fuggerstrasse y la Weltstrasse: miles de personas comprando ropas, accesorios, dildos, pinzas para pezones, instrumentos de odontología, rollos de nylon para momificación, slings, fustas, rodilleras, máscaras con o sin aberturas para los ojos, cepillos para inodoro adheridos a mordazas. Y lo que es más importante: usándolo todo.
Y después, la cena “Carne cruda” en el Hotel Axel de Berlín (que esponsoreó mi excursión, y me alojaba).
Y tantas especies, incluso para mí desconocidas: los “amos-mascotas” que me hicieron acordar tanto a la serie australiana Wilfred: unos disfrazados de perritos (u osos o... en fin, animalitos) y otros (los amos) acariciándoles incesantemente las orejas y el morro.
La Europa entera entregada a lo que algunos pensarán que es puro consumismo y otros que es un salto hacia adelante, hacia lo desconocido. Yo no sé... yo no sé nada.
Me dije: “Por cuatro días locos que vamos a vivir...”.
Por supuesto, intenté que Ahmed cumpliera su promesa y que me raspara con su barba de tres días. Hablando con él, entendí la renuencia de mis compañer@s de trabajo para coronarlo: era un jeque riquísimo de la parte asiática de Estambul, conocido por practicar la poligamia, que no está bien vista ni allí ni en el resto de Europa.
Pero como he dicho ya: yo no sé... No sabía, no me importaba. Los cuatro días locos tocaban a su fin, era ya el lunes 12 de septiembre y Ahmed insistía para que me fuera con él a Estambul en su jet privado. Acepté la oferta (me temblaban las piernas). No debí hacerlo...

(Continuará...)

jueves, 22 de setiembre de 2011

El levantamiento de los Quilmes

¿Por qué destruir? Queremos colegios y centros culturales

¿Qué anda pasando?

En Quilmes se da una situación complicada. Luego de muchos años de luchar y esperar, los estudiantes y docentes de la Escuela de Enseñanza Técnica Nº5 han conseguido que se encamine el proyecto para construir la nueva sede de su colegio, el Reino de España. Pero resulta que en el terreno que les fue asignado funciona hace dos años el Centro Cultural Raymundo Gleyzer y hace 25 años que viven dos familias que poseen el terreno a título de dueño.

El Centro Cultural Raymundo Gleyzer surge de la necesidad de consolidar un espacio para la comunidad quilmeña, para que todos y todas podamos expresarnos, para que todos y todas podamos tener un lugar de reunión, un lugar dónde dar fomento a la cultura, donde proyectar actividades abiertas, libres y gratuitas. Este es el espíritu que impulsa la creación del centro cultural, un espíritu colectivo, de participación y de difusión de bienes culturales.

Por su parte, el colegio también es una gran iniciativa progresiva para nuestra comunidad. Permitirá mejorar las condiciones de estudio de la escuela y ampliar su matrícula, logros importantísimos en la lucha por una educación pública para todos y todas.

Pero ¿es necesario que se destruya un Centro Cultural para construir un Colegio? Desde el Movimiento Cultural Hagamos Lo Imposible (HLI) y el Centro Cultural Raymundo Gleyzer (CCRG) sabemos que uno no tira la heladera cuando consigue el lavarropas, sabemos que no se derriban geriátricos para construir hospitales y que, por lo tanto, no hace falta destruir un centro cultural para construir un escuela. Al contrario, es preciso que se construyan más escuelas y más centros culturales.

Difamación y criminalización

Pero parece que algunos medios locales no están de acuerdo con nosotros y por eso alimentan un falso debate que polariza estos dos proyectos que son legítimos y necesarios para nuestra comunidad. Así es que nos difaman públicamente y nos criminalizan con causas judiciales que amenazan con desalojarnos.

Tergiversan nuestra voz haciendo que parezcamos los que no permitimos que la educación se desarrolle en Quilmes, nos adjudican a priori una actitud intransigente de apego al espacio físico que no es cierta. Desde HLI y el CCRG nos manifestamos explícitamente en defensa de la educación pública, jamás podríamos estar en contra de la construcción de la nueva sede de la EET nº5, todo lo contrario, nos sentimos profundamente identificados con el proyecto del colegio que entendemos como nuestro por ser una iniciativa en defensa de la educación pública y de calidad. Queremos que se construya el colegio, pero negamos que sea necesario destruir el centro cultural para hacerlo.

Con respecto a la criminalización, es simple: no somos ocupas como falsamente difundieron estos medios de desinformación. Tenemos todo el derecho y los papeles para estar en este predio en el cuál vivimos desde el año 1986.

La criminalización no es algo que nos ocurra a nosotros ahora con las denuncias penales que dicen habernos iniciado. La criminalización es una constante a nivel nacional que sufren las organizaciones independientes; la misma tiene por objetivo correr el eje de los reclamos populares, sea de los docentes en Santa Cruz, de los QOM en Formosa, de los ferroviarios y estudiantes en Buenos Aires, o de los sin techo en Jujuy, Tucumán o Soldati, etc.

¡No vendas la tele para comprar el DVD!

En lo que lleva de vida el CCRG, se han realizado innumerables ciclos de cine, ollas populares, festivales, jornadas vecinales, jornadas conmemorativas de fechas célebres, peñas folclóricas, exposiciones artísticas, jornadas de trabajo voluntario, conciertos acústicos, talleres de lectura, talleres de teatro, grupos de estudio, talleres de macramé, capacitaciones en educación popular, capacitaciones en alfabetización, noches de juegos, jornadas de arte crítico, Jornadas de Armado de Juegos y Actividades, innumerables reuniones en las que se planifican vastas actividades en los barrios populares de nuestra querida ciudad, etc.

Todas las actividades fueron impulsadas sin fines de lucro, todas tuvieron por objetivo el fomento de la cultura, todas tuvieron fines genuinos, inclusivos, y que entendemos necesarios para nuestra comunidad.

¡No permitamos que criminalicen a la cultura popular y a las organizaciones independiente! ¡Ni en Quilmes ni en ninguna parte! Que no nos engañen con falsos debates. Necesitamos más educación y más cultura. ¿Por qué destruir? Queremos colegios y centros culturales.

No es posible que en Quilmes sólo exista un terreno para dos proyectos legítimos y necesarios para la sociedad. Solicitamos que el municipio intervenga para solucionar esta problemática que hoy se plantea en nuestra ciudad:

¿POR QUÉ DESTRUIR? QUEREMOS COLEGIOS Y CENTROS CULTURALES

INTERVENCIÓN DEL MUNICIPIO!

BASTA DE CRIMINALIZAR A LA CULTURA POPULAR E INDEPENDIENTE!

BASTA DE CRIMINALIZAR A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES

EDUCACIÓN PÚBLICA Y DE CALIDAD PARA TODOS Y TODAS EN TODAS PARTES!

CULTURA PARA TODOS Y TODAS EN TODAS PARTES!

El día 24 de septiembre a las 15:00hs en la plaza San Martín, Quilmes: “No vendas la tele para comprar el DVD!”, gran festival en defensa de la educación y la cultura.

Convocan:

Movimiento Cultural Hagamos Lo Imposible

Centro Cultural Raymundo Gleyzer


miércoles, 21 de setiembre de 2011

¡Feliz primavera para todos!

Pola's Boutique

Yo no sé si es mera vanidad o justicia poética, pero mientras seguimos tratando de desentrañar la madeja de poderes que constituye la sociedad estambuliana, nuestra querida amiga Pola Oloixarac, cuyo cumpleaños acaba de suceder, a espaldas nuestras, inauguró, para conmemorar su natalicio, una deliciosa tiendita en su refugio barilochense, cuyas vidrieras ofrecen sólo productos de las mejores marcas:





Desde ya, le mandamos a nuestra querida amiga nuestros mejores augurios para este nuevo emprendimiento, que sin lugar a dudas enriquecerá el Gran Bariloche. Lo que sí nos pareció un poco demasiado (y de allí nuestra pregunta por la vanidad) el haber mandado a confeccionar maniquíes con su figura y su atónita expresión:



¡Deme dos!

martes, 20 de setiembre de 2011

Programa vs. Modelo

Jornada de Debate de la Asamblea de Intelectuales del FIT el sábado 24 de septiembre

La Asamblea de Intelectuales, Docentes y Artistas del FIT convoca a una jornada de debate del programa del Frente de Izquierda, de cara a las elecciones presidenciales del 23 de octubre.

La jornada se organizará en base a mesas-taller, el sábado 24 de septiembre, de 14 a 17 hs., en la Facultad de Filosofía y Letras (Puan 480, Capital), y culminará en una mesa común a las 17.30 hs., donde se volcará lo discutido en las diferentes mesas.

Las mesas planificadas son las siguientes:

1. La crisis mundial y lucha de clases

2.La situación política nacional y las perspectivas de la izquierda

3.La situación de la clase obrera en Argentina

4.Arte y cultura

5.Intelectuales, política y discursos en la izquierda

6.Géneros

Las mesas tendrán una coordinación pero estarán abiertas a las posiciones y exposiciones de los participantes. Si se quieren anticipar planteos, se pueden escribir minutas de dos o tres páginas que, en la medida de lo posible, subiremos a este blog antes del sábado. En la semana, por otra parte, ampliaremos la información sobre las jornadas.

lunes, 19 de setiembre de 2011

Turkish trash


domingo, 18 de setiembre de 2011

Vista panorámica


Aunque no lo parezca, es una autofoto (clic para agrandar).

Örgütu türco

sábado, 17 de setiembre de 2011

Bad Karma


Quatroccento

por Daniel Link para Perfil

La Gemäldegalerie de Berlin y el Metropolitan Museum of Art de Nueva York idearon una muestra conjunta de una eficacia que corta el aliento: "Caras del renacimiento (obras maestras del retrato italiano)", que puede verse en el remodelado museo berlinés Bode Museum hasta el próximo 20 de noviembre de 2011, antes de su partida a los Estados Unidos.
La muestra está organizada alrededor de las dos ciudades rivales de Italia, Florencia y Venecia, las ciudades secundarias (Padua, Mantua -cuyo ciudadano más famoso será siempre Virgilio), las familias (los Médici, los Sforza, los Visconti, los Gonzaga), los personajes más ilustres (Lorenzo el Magnífico, Simonetta Vespucci) y los más desconocidos, y reúne retratos de Filippo Lippi, Masaccio, Leonardo, Boticelli, Andrea Mantegna... La lista es, casi, infinita.
De hecho, lo que sorprende de la curaduría es la exhaustividad del catálogo, que obligó a pedir en préstamo de colecciones remotísimas obras que, tal vez por vez primera, se miran entre sí.
Es muy probable que algunos de los personajes retratados hayan coincidido en una fiesta, en una alcoba, en un campo de batalla o en un confesionario. De modo que lo que ante los ojos del curioso aparece es un corte de época, con sus convenciones, sociales, sus modas, los ideales de belleza que se sostenían, los rangos sociales en los que se creía, los motivos de vida cotidiana que merecían ingresar en la esfera pública, los emblemas de poder y los atributos de personalidad. Todo eso, que se reconoce como una forma de vida, aparece expuesto en esta muestra monumental que, al mismo tiempo, rescata desde ese fondo de los tiempos que nos constituye la chispa de vida de una humanidad (la humanidad burguesa) en la que tal vez ya no podamos creer como entonces.
Al ver la muestra, no se tiene la sensación de ver sólo personajes de época sino, sobre todo, un resto irreductible al olvido, un trazo de memoria, una sensación que sobrevive en el rictus de una boca o en el brillo de una mirada.
Esa investigación colectiva del retrato (del rostro) que los artistas del Renacimiento emprendieron terminó, tal vez con el cine mudo. Lo que hoy nosotros llamamos "perfil" es una cuenta de Internet.

jueves, 15 de setiembre de 2011

Galata Tower

En el consulado argentino nos miraron con condescendencia casi rayana en el desprecio. Lo único que podía hacer S., dijeron, era iniciar un trámite urgentísimo y cruzar los dedos para que el pasaporte llegara a tiempo para que pudiera salir de Turquía.
En el consulado español, por el contrario, fueron más imaginativos (o no: porque en realidad copiarion el argumento de una serie de televisión). Como el pasaporte peninsular de S. es de última generación, cuenta con un chip que puede ser rastreado mediante un dispositivo satelital que el Reino de España pone a disposición de sus súbditos en casos como éstos.
Activado el seguidor, resultó que el pasaporte estaba en los alrededores de la Galata Tower, donde se dan cita los traficantes de drogas de toda clase para negociar con sus clientes y, aparentemente, donde se vende la documentación que los extranjeros desaprensivos van perdiendo por el mundo. Hasta allí podía llegar el Reino de España en sus gestiones. En adelante, debíamos ponernos en contacto con la policía local para que hicieran las averigüaciones del caso y las eventuales detenciones.
No es que S. quisiera recuperar en primer término el pasaporte español, porque el caso fue que para entrar a Turquía él uso el pasaporte argentino (que no necesita visado) y no el español (que sí lo necesita, por esas políticas de reciprocidad).
Ahmet (me doy cuenta recién hoy que hasta ahora yo había estado escribiendo mal su nombre), que siguió acompañándonos en la desgracia, como antes en el placer, dudaba de que la intervención de la policía pudiera tener algún resultado positivo para nosotros (para S.).
"Yo me encargo", dijo y empezó a manipular números telefónicos en su blackberry y a gritar cosas en esa lengua misteriosa que para nosotros suena como una mezcla de portugués y japonés, en dosis idénticas.
No es que Ahmet tuviera amigos en los bajos fondos (se encargó de aclararlo), pero en Gálata Tower siempre alguien conocía a alguien que conocía a alguien y, así, si ofrecíamos una recompensa apetecible, tal vez consiguiéramos recuperar el pasaporte argentino (que, obviamente, es un "invendible").
Entregados como estábamos a las delicias turcas y, al mismo tiempo, al sinsentido de la vida, lo dejamos hacer.

miércoles, 14 de setiembre de 2011

Sabiduría popular

Bien dicen que "los martes, no te cases ni te embarques". Lo primero ya lo hice (dos veces) y no me encuentro en situación de repetir la experiencia porque iría preso por bigamia. Nuestro acompañante, Ahmed, afortunadamente, se declaró poco interesado en el vínculo legal:







Lo segundo, ay: fui (fuimos temerarios).
Tomamos un avión rumbo a Estambul, hoy martes 13 a media tarde. Llegamos con un retraso en absoluto considerable, teniendo en cuenta los estándares actuales.



Eso sí, ya era hora pico y llegar del aeropuerto hasta la ciudad fue una pesadilla. Pero conseguimos nuestro propósito.
El departamento que habíamos alquilado, en la mejor zona de la ciudad, era lo que esperábamos y la gentileza de nuestros rentistas estaba a la altura de su fama.



Pero... "los martes no te cases ni te embarques". Apenas empezamos a "hacer casa", S. notó que le habían desaparecido los documentos (ambos pasaportes, el dni, las tarjetas de crédito y doscientos euros que llevaba de reserva).
Hoy habrá que ir al consulado, ya que no a Santa Sofía. Le dije: Expreso de medianoche, ya vas a ver...

martes, 13 de setiembre de 2011

Pero el amor es más fuerte

A Matt Smith tal vez nunca consigamos perdonarle lo que ha hecho con The Doctor. Después de sus predecesores, el rol que le tocó en suerte nunca estuvo tan desdibujado y tan cerca de la trivialidad como ahora. Los guionistas, sin rumbo, han abandonado toda hipótesis en relación con las infinitas formas de vida (en relación con la posibilidad de vida) para arrojar a los caracteres Amelia Pond, The Doctor, Rory, RIver Song, a un torbellino melodramático de infamia pura.
En Womb, Smith muestra un perfil menos maniaco. La película es interesante porque recupera un cierto impulso trágico y busca una historia que pueda llevarlo adelante. Creíamos que era "de ciencia ficción", pero tal vez nos equivocamos.
Es así: chico y chica (12 años) se enamoran en una remotísima playa de Última Thule, donde casi no hay sol y donde parece hacer siempre frío. Chica parte rumbo a Japón para estudiar algo. Vuelve más de diez años después y va a buscar a su antiguo amor de infancia. Lo encuentra en la cama con otra, que nada significa, porque él la ha estado esperando. Retoman el romance en el punto donde lo habían dejado, pero esta vez con sexo incluido.
En un traslado en auto, ella le pide que pare porque tiene ganas de hacer pis. Cuando él baja del auto, lo atropellan impiadosamente y muere.
Ella le propone a los padres de él, clonarlo. Ella lo llevará en su vientre y lo criará. Ya ha conseguido los papeles. Los padres piensan que está loca y deciden no involucrarse. El proyecto se hace realidad y el niño crece hasta convertirse (una vez más) en Matt Smith.
La tragedia, casi sin palabras, sucede en ese momento. Alguna eficacia narrativa debe de tener el film si lo recuerdo después de tantas semanas de haberlo visto. Fedra, con una leve distorsión y mucha melancolía.

domingo, 11 de setiembre de 2011

Click para agrandar

sábado, 10 de setiembre de 2011

Casi Ángeles

Por Daniel Link para Perfil


Organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación Argentina, entre el 15 y 17 de septiembre de 2011 se desarrollará en Mar del Plata el IV Congreso Iberoamericano de Cultura (“Cultura, Política y Participación Popular”).

Entre los invitados a ese encuentro de burócratas y lobbystas se encuentra la Sra. Ángeles González-Sinde (1965), responsable del Ministerio de Cultura del Reino de España, quien con su Ley Antidescargas se ganó en breve lapso la animadversión del mundo: ya se colectan firmas de repudio a su presencia en suelo patrio y se organiza el Primer Contra Congreso Cultural “en defensa de la cultura libre, el derecho a compartir y en rechazo de las leyes opresivas propuestas por González-Sinde” (1).

La presencia de la odiosa funcionaria en La Feliz no es casual. Viene invitada por el Sr. Jorge Coscia, gran entusiasta del regresivo Canon Digital. En nuestro país, el proyecto de ley fue impulsado por el Sr. Miguel Ángel Pichetto y el Sr. Daniel Filmus (en ejercicio de sus privilegios senatoriales), cuyo tratamiento se suspendió el pasado 29 de junio hasta después de las elecciones, habida cuenta de la manifiesta oposición que generó entre la comunidad de cibernautas, en coincidencia con ciertos inoportunos escándalos de corrupción que, en el Reino de España, determinaron la prisión preventiva para toda la cúpula de la Sociedad Española de Autores y Editores (Eduardo Teddy Bautista y otros traficantes), que enfrenta cargos penados con hasta diez años de prisión.

Los mismos senadores ya aprobaron en comisión el Proyecto de Ley que, entre otras cosas, crea el Instituto Nacional de Música, una de cuyas funciones es subsidiar (“vales de producción”) a músicos sin acceso a los circuitos industriales y, otra (art. 4-v), “elaborar políticas tendientes a erradicar las reproducciones ilícitas de fonogramas y/o videogramas y las comunicaciones digitales clandestinas o no autorizadas”.

Los efectos ya señalados de ese proyecto de ley: se socializan los costos de producción musical y se privatiza el resultado de esos procesos, al mismo tiempo que se habilita a una nueva “institución” (que se suma a SADAIC, CAPIF y otros engendros del ramo) para perseguir a copistas “clandestinos”.

A propósito del tema, el Sr. Filmus (ya famoso por haber firmado como ministro de educación un acuerdo con Microsoft con cláusula de confidencialidad: "Alianza por la Educación", MECyT 122/04) reivindicó la Teoría de los Dos Demonios en declaraciones al Ministerio de Propaganda 6-7-8: “Es tan peligrosa la censura como a veces levantar contenidos culturales que tienen propiedad privada respecto de su autoría”.

Como a mí me inquieta que luego la Sra. Fernández tenga que salir a defender estas políticas tan antipopulares, tan ruines, propongo una solución límpida y final a nuestros inquietos representantes: llamamos "cerebro" a los dispositivos de registro y almacenamiento que portamos desde nuestro nacimiento (podemos memorizar y recitar poemas, cantar canciones, etc.). Apliquemos un canon a la memorización y tasemos cada vida que nace según su capacidad para vulnerar los "derechos de propiedad intelectual" de los "artistas". Si eso no alcanzara: canon al cuaderno Gloria. Niño que copia, va preso.


(1) Enterada del desamor con el que se la esperaba, la ministro decidió suspender su viaje.

viernes, 9 de setiembre de 2011

¡Vuelve Babel!

jueves, 8 de setiembre de 2011

¿Será la primavera?


Como el Consejo Directivo no puede decirlo, lo digo yo:

¡¡¡Vayan a estudiar, atorrantes!!!

miércoles, 7 de setiembre de 2011

Senado Mexicano ratifica de forma unánime y oficial su rechazo al ACTA

por Geraldine Juárez para ALT1040

Como hemos documentado en ALT1040, en múltiples ocasiones el Grupo de Trabajo del Senado que se dedicó a analizar el documento y escuchar los argumentos de la sociedad, académicos y especialistas, así como los no-argumentos y dramas de un grupo que sigue pugnando para que se firme el tratado.

El punto es que el Senado — en su totalidad — se pronunció en contra de la ratificación del ACTA en caso de que la administración de Felipe Calderón decida firmarlo en contra de la voluntad de la ciudadanía. Además, los senadores estuvieron de acuerdo en solicitar al poder ejecutivo que no firme el ACTA. Esta vez las conclusiones del Grupo de Trabajo que exponen las razones por las cuales tiene que rechazarse ACTA, fueron votadas unánimemente por todo el pleno del Senado Mexicano.

Teatrillos del deseo

KAMISHIBAI: LOS ARTISTAS DEL BOSQUE


Por primera vez una publicación en kamishibai. Edición limitada de Plata editora a partir de un cuento de Daniel Link ilustrado por María Guerrieri.




Domingo 18 de septiembre 14.30 y 15.15
MALBA
Av. Figueroa Alcorta 3415, Palermo

Hay muchas formas de contar historias. En los templos japoneses del siglo XII, los monjes budistas crearon pequeños teatros con maderas y pergaminos para transmitir, combinando historias con imágenes, relatos y enseñanzas a las audiencias analfabetas. Fue el comienzo del kamishibai, teatro de papel. En esta función coorganizada con Planta Editora se presentará la fábula Los artistas del bosque, del escritor Daniel Link y la ilustradora María Guerrieri. Para chicos a partir de 3 años

Yo iría...






martes, 6 de setiembre de 2011

El malbec lo explica todo...

Argentina’s Turnaround Tango

By IAN MOUNT (desde Buenos Aires) paraThe Opinion Pages de New York Times

"Argentina is hardly a perfect parallel for the United States. But the stark difference between its austere policies and low growth of the late 1990s and the pro-government, high-growth 2000s offers a test case for how to get an economy moving again. Washington would do well to pay attention".

Ian Mount is the author of the forthcoming book “The Vineyard at the End of the World: Maverick Winemakers and the Rebirth of Malbec.”

lunes, 5 de setiembre de 2011

Fuckin' true!




vía Joe. My. God.

domingo, 4 de setiembre de 2011

Dicen que...




sábado, 3 de setiembre de 2011

Marta Taboada (1976-2011)


Por Daniel Link para Perfil

“El Equipo Argentino de Antropología Forense (copio la presentación de su página web) es una organización científica, no gubernamental y sin fines de lucro que aplica las ciencias forenses -principalmente la antropología y arqueología forenses- a la investigación de violaciones a los derechos humanos en el mundo”. El EAAF se formó en 1984 con el fin de investigar los casos de personas desaparecidas en Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983) y participa, pues, de ese clima de época que instauró (en el sentido en que funciona un instaurador de discursividad) Raúl Alfonsin en Argentina, cuando ordenó el juicio a las juntas militares de gobierno durante esos años inolvidables.
El hecho mismo de la imposibilidad de olvidar el período y la existencia del EAAF revela algo constitutivo de la dictadura: su carácter asesino y al mismo tiempo suicida, la dimensión trágica que en su momento le reconoció Rodolfo Walsh: “Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de exterminar a la guerrilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido”.
El sábado 27 de agosto pasado, en el Cementerio de Moreno, fueron inhumados los restos de Marta Taboada, identificados por el EAAF casi 28 años después de su desaparición, el 28 de octubre de 1976.
En el cementerio, y antes, en la vereda de la dirección en la que vivió Marta Taboada con sus hijos, donde se colocaron baldosones recordatorios de su desaparición y de la de Juan Carlos Arroyo y Gladys Porcel, los hijos de las víctimas de la dictadura fueron acompañados por un grupo de amigos, funcionarios públicos, agrupaciones políticas y vecinos.
Dos o tres veces abracé a su hija, Marta Dillon y dos o tres veces lloré a lo largo de ese mediodía inclemente durante el cual los restos de Marta Taboada recuperaron la dignidad arrebatada: son los restos de un nombre, y fuimos allí precisamente para brindar testimonio de esa circunstancia (de esa reparación de un vínculo comunitario) ante sus deudos.
Marta Dillon dijo: “Todavía falta un montón, falta saber quién disparó, quién cargó los cuerpos en esa esquina de Ciudadela, quién firmó las partidas de defunción como NN con datos falsos. Un montón, pero estamos trabajando para eso”. La seguiremos acompañando.

viernes, 2 de setiembre de 2011

Fashion week

Los últimos serán los primeros

por Ivonne Bordelois para La Nación (vía Schlemihl)

Los "Sudorosos en el porche", de Bellessi: "Se ha bañado en la hora caliente/ del mediodía y ahora, posado/ entre las ramas de la hortensia/ se despulga y se peina con su pico/ batiendo grácil las alas. A sólo/ un metro de distancia. Estoy quieta/ mientras leo y no soy de presa, un árbol/ más que no le da miedo. Qué regalo/ esta secreta cercanía nuestra,/ yo en la veranda y él en la rama/ tan despiertos y tan en calma somos/ vecinos el zorzalito y yo".
Es un problema de voz, de impostación central: hay esos textos que se llaman poesía y pueden ser amables y correctos, con cierto oficio, sí, pero lo fundamental es que no nos ocurre nada leyéndolos. Y hay otros de los que emergemos necesariamente transformados, como este poema de Escudero, "Ultima apuesta": "Apártense, déjenme pasar/ vengo de estar existiendo y ya lo sé/ voy a las palideces. Merezco/ descanso pero antes/ quiero mirar atrás del horizonte para/ no verme siempre aquí como árbol seco/ donde no hay más que hablar./ No atajen, no digan que hay medicina buena/ dejen que me siente en el umbral/ a ver pasar la última gente. Los pájaros/ están escondiendo la cabeza bajo el ala// Manden alguien a comprar pan/ no digo de aquí sino de mañana/ porque mi hambre última/ es de lo que aún no he visto".
En los dos poemas alguien se siente como un árbol, en los dos hay pájaros. Pero uno es una pintoresca estampa, tan previsible como olvidable, dibujada por una vecinal y apacible contempladora de la naturaleza que, como el zorzalito, "bate grácil las alas" (¿se puede escribir así en el 2011?), mientras que el otro nos arroja un manotazo de verdad inclemente, una música negra indómita, una humanidad irrenunciable.
Aquí no se trata del Primer Premio Nacional de Poesía, sino del inmerecido agravio que recibe Jorge Leónidas Escudero, un anciano e insigne poeta sanjuanino. Que el Honorable Jurado, acompañado de su impresionante cortejo curricular de cátedras, premios, menciones, ediciones y demás equipajes, se haga cargo.


Olor y grasituuuuud y grasituuuud

En el marco del Homenaje a Sarmiento organizado por el Centro Cultural Rojas, el Grupo Redes Culturales de la Literatura Argentina (ILH) presenta

iconito

Las Ciento y Una…

Jornada de discusión sobre Sarmiento

Organizan: Graciela Batticuore y Alejandra Laera

VIERNES 2 DE SETIEMPRE

Auditorio Abuelas de Plaza de Mayo

Centro Cultural Rojas (Corrientes 2038)

15 a 17

Panel: ¿Cómo leer a Sarmiento hoy?

Un abordaje actualizado a Domingo F. Sarmiento, focalizando las diferentes facetas de su figura y de su producción política y literaria.

Participan: Horacio Tarcus, Sandra Contreras, Diego Bentivegna y Claudia Torre.
Coordina:
Graciela Batticuore

17 a 18

Visita guiada por la Muestra iconográfica “El emperador de las máscaras: Sarmiento en imágenes” a cargo de Claudia Roman.

18 a 20

Mesa redonda: ¿Y si Facundo fuera nuestro clásico nacional?

La incisiva pregunta planteada por Borges acerca de lo que hubiera sucedido en la historia y la cultura argentinas si el clásico nacional hubiera sido, en vez del Martín Fierro, el Facundo, es el punto de partida para abrir un debate sobre los alcances de la figura de Sarmiento y su fórmula “civilización o barbarie”.

Participan: Cristina Iglesia, Martín Kohan, Jorge Monteleone y Martín Prieto.

Coordina: Alejandra Laera

Actividad auspiciada por el CCR con el apoyo de los proyectos Ubacyt F633 y PIP-Conicet 2092 radicados en el Instituto de Literatura Hispanoamericana (FFyL, UBA).


20 hs: Confesionario Escuela: Castigos y penitencias escolares

Confiesan

Laura Ramos
Daniel Link ("El penitente")
Recitado de poesía escolar: Ariel Schettini

jueves, 1 de setiembre de 2011

La democracia, en peligro

Alfano amenaza: "Voy a hablar después de las elecciones".

"No quiero que mis palabras se usen con fines electoralistas", dijo la vedette.