sábado, 29 de junio de 2013

La palabra democrática

por Daniel Link para Perfil
 
Celebro que Damián Tabarovsky haya desarrollado aspectos de la relación entre intelectuales y política que no alcancé a precisar (por razones de espacio) cuando me referí al anti-intelectualismo de nuestros tristes tiempos.
Sarmiento, el gran demócrata, consideraba que la necesidad de hablar era “la primera necesidad del hombre” y que para su “desahogo y satisfacción se ha introducido el sistema parlamentario de dos cámaras, y comisiones especiales, etc., etc.”
El señalamiento aparece en un contexto jocoso, pero en todo caso subraya que la democracia es inconcebible sin la circulación irrestricta de la palabra.
Cuando un sector de la sociedad (sea éste el proletariado, o una etnia, o una corriente de opinión, o esa entelequia que se conoce como “la prensa libre”) es censurada, ya sea por el contenido de sus palabras o por la textura de sus dichos, pareciera que la democracia sufre, aunque no todos protesten.
Por supuesto, al hablar de democracia (y de “democratización”, ese verbo que se ha pronunciado hasta la náusea en las últimas semanas) habría que ver de qué democracia se está hablando: ¿la “democracia liberal”, con sus pulcros mecanismos constitucionales para fijar los límites de la autoridad del gobierno, o la “democracia popular”, con su ilusorio electocratismo que, a su pesar, sólo reproducía (o reproduce) una burocracia infinita?
La tarea de un intelectual no es censurar palabras, ni tampoco adherirse a ellas, sino ponerlas en perspectiva. Como Damián, yo también digo: “continuará”.

miércoles, 26 de junio de 2013

Intelectuales y gobierno

por Damián Tabarovsky para Perfil

Retomo donde suspendí la semana pasada, glosando la excelente columna de Daniel Link del sábado 8 de junio, en la que era cuestión el programa de Lanata, del modo trivial en que se burlaba de Carta Abierta, y del antiintelectualismo reinante. Link me dio a pensar en Carta Abierta, en las razones por las que ese colectivo de intelectuales es sometido a escarnio, agresiones, embates. Uno de los componentes fascistas de nuestro tiempo es que todos nos vemos obligados a aclarar desde dónde hablamos. A hacer un rodeo demostrativo, como si uno tuviera que mostrar su DNI antes de tomar la palabra. Pues, diré, pagando el diezmo al fascismo: si pensara como Carta Abierta integraría el grupo, hecho que no ocurre, evidentemente.
Mucho podría decir críticamente sobre las cartas, que provocan discusiones político-intelectuales de gran valor (pienso en los artículos de Alejandro Katz o de Beatriz Sarlo, con quienes muchas veces tampoco comparto sus miradas, pero sí comparto, como con Carta Abierta, una vocación por no renunciar al rigor intelectual). Pero si Carta Abierta es habitualmente objeto de agresividad mediática es por una cuestión anterior: por el carácter colectivo y público de exponer una palabra político-intelectual. Ese hecho, esa posición, trae una novedad en la relación entre intelectuales y política, e incluso en la relación entre intelectuales y gobierno en la democracia. En los años del alfonsinismo existieron varios grupos de intelectuales cercanos al gobierno (el Grupo Esmeralda u otros). Pero lo hacían en calidad de asesores. Como un think tank proveedor de papers, estrategias discursivas, tácticas de imagen y opinión pública para el gobierno. Su palabra era operativa y privada o, mejor, dirigida confidencialmente al gobierno. Esos grupos, como tales, no participaban de la discusión pública. Por supuesto que la mayoría de esos intelectuales –prestigiosos, serios, con “obra”– publicaban artículos individuales en el mismo horizonte de preocupaciones teóricas, en revistas como La Ciudad Futura (o más lejanamente Punto de Vista), e integraban círculos como el Club de Cultura Socialista –el que a veces sí emitía comunicados–, pero nunca tomaban la palabra en clave política-intelectual como un colectivo público. Esa idea del intelectual discreto que presta un reservado servicio técnico-político funcionó también en el peronismo renovador, e incluso en el Frepaso. Nadie podía discutir con el Grupo Esmeralda, porque éste sólo existía en la esfera técnica-profesional. Su perspectiva no era la de poner en circulación textos en el espacio público. El Grupo Esmeralda ofrecía al gobierno, de modo técnico, un saber específico adquirido en otros ámbitos (la universidad, centros de estudios privados, etc.). Carta Abierta, en cambio, trae la innovación de ser un colectivo intelectual que toma la palabra, que se expone públicamente. Y desde allí marca su relación con el Gobierno y con el resto del campo político e intelectual. La novedad no es que sean más o menos “oficialistas” (término igualmente trivial) ya que intelectuales más o menos “oficialistas” hubo siempre, sino esa posición de exponer en público un texto político-intelectual, hecho que se vuelve inaceptable para el antiintelectualismo mediático (continuaremos la semana que viene).
 

martes, 25 de junio de 2013

El fin de la magia

por Edgardo Cozarinsky para The BAR Buenos Aires Review

Ella me dice que conmigo se siente mejor que con ninguno, sin embargo, en un momento de la noche deja la mesa del bar, me dice que para fumar un cigarrillo, desconfío, espero dos, tres minutos, la sigo y la encuentro hablando en el celular, seguro que con el Monstruo con Herpes, un novio horrible que no conozco pero busqué en internet sabiendo que su notoriedad de publicitario debe haberle obtenido la difusión de una foto, y allí lo encontré, mirada torva, sonrisita resentida, pelambre de convención.
Ella me dice que nada que ver, que hablaba con la amiga que está en vísperas de parto, olvidándose de que media hora antes me decía que no la aguanta, que habla todo el tiempo de la bolsa que se va a romper, y por otro lado, a quién se le ocurre llamar después de medianoche a una parturienta en espera, me pregunto si se da cuenta de que me doy cuenta de que macanea, pero pienso que no le importa, que dice cualquier cosa porque sabe que el silencio es más rico y me dejaría imaginar más y peor.
Ella me dice que cierre los ojos, obedezco no del todo confiado y me pasa por los labios un dedo que le muerdo, tiene un gusto amargo y me doy cuenta de que lo frotó con MDMA, se lo chupo y cuando ya no queda nada le digo que está loca, que el MDMA se lo ponga en la concha y ahí sí que se lo chupo con gusto, conchita dulce de leche siempre la llamo, me dice que esta noche no, que solo quiere que me destrabe y deje esos celos ridículos, pero en ese momento suena su celular y va a atender cuando se lo quito de las manos y lo arrojo a la vereda y lo pisoteo.
Ella me dice sos bestia, me pide plata para comprarse otro celular, despedite de la dulce de leche, dice que ya empezó a olvidarse de mí, que nunca me dijo que conmigo se sentía mejor que con ninguno, que yo inventé todo, pajero de mierda, dame la plata ahora o empiezo a gritar.
Yo no hablo enseguida. Meto la mano en el bolsillo, saco un billete de cinco pesos y se lo tiro a los pies, andá a un locutorio y llamalo, a ver si te contagia el herpes, le digo y me voy, ella me sigue y me descarga los puños en la espalda, en la cabeza, un policía nos mira, qué le parece, le digo, vienen bravas este verano, él sonríe, yo sonrío y ella cansada se pone a llorar.

lunes, 24 de junio de 2013

Las escaleras del Sacré Cœur




domingo, 23 de junio de 2013

A la Bastille!




sábado, 22 de junio de 2013

Carta Abierta al Poder Ejecutivo

por Daniel Link para Perfil
 
Excelentísima Presidente de la Nación Argentina, Señora Cristina Fernández: Sé que urgentes y graves asuntos concitan su atención en estos días de “bronca e impotencia” (¿será realmente posible que uno de sus desastrados ministros haya provocado un accidente ferroviario para minar el poder creciente de otro de sus ministros?), pero me atrevo a dirigirme a Ud. para plantearle problemas personales de movilidad. No me refiero al 82 % móvil de haber jubilatorio garantizado por la Constitución Nacional y que el inmiscericorde ANSES se niega a cumplir, condenando a muchos jubilados (incluida mi madre) a una vida de privaciones, sino al simple derecho a moverme por el mundo para atender compromisos académicos internacionales.
La semana pasada viajé invitado a dar una conferencia en la Universidad Federal de Santa Catarina (tengo ante mí el certificado) y la AFIP me autorizó a comprar algunos reales para atender mis gastos personales. Imprimí la autorización obtenida, pensando que con eso bastaba para cambiar 2245,70 pesos argentinos por 907,76 reales. Sin embargo, en el Banco Nación de Ezeiza me exigieron “el itinerario” que había cargado en la página de la AFIP para justificar mi pedido (y que no sale impreso junto con la autorización).
Me costó conseguir el tal “itinerario” porque me negaron la posibilidad de usar una máquina en el único locutorio del aeropuerto (del monopolio TELECOM), con la excusa de que no tenían vuelto para darme y, como yo me atreví a sugerir que un negocio tiene que tener siempre vuelto, sobre todo en un aeropuerto, las tres empleadas que custodiaban férreamente el servicio comenzaron a gritarme (con una dignidad peronista que convendría reservar para mejores causas) “Yo no soy su sirvienta” y “Esto no es una casa de cambio” (como si yo hubiera estado pidiendo que me cambiarar rublos por yenes). Le ahorro los detalles: mandaron a buscar a la policía aeroportuaria y amenazaron con arrestarme (aparentemente decirle “pelotuda” a una empleada que se comporta como tal vulnera la seguridad aeronáutica).
Cuando el incidente quedó resuelto y corrí al Banco Nación me encontré con que “el sistema se había caído” y no habría de restablecerse antes de los próximos cuarenta minutos (mi embarco estaba previsto para los quince minutos siguientes al tropiezo informático), de modo que tuve que viajar con estos pesos que nadie en el mundo quiere: en el aeródromo catarinense obtuve por 2.400 pesos argentinos poco más de 500 reales (lo que es reconocer, una vez más, que “la única verdad es la realidad”). Por fortuna, me acordé de cancelar el pedido de compra de divisas a la AFIP, para que de ese modo no quedara registrada una adquisición de moneda extranjera que afectara mi “cupo” en futuros viajes.
En octubre próximo tengo que asistir a un Encuentro Interdisciplinario de Estudios de Memoria organizado en Sacramento (USA) por un grupo de trabajo internacional que integro desde hace seis años (y dos encuentros ya realizados).
Como Ud. seguramente sabe, las universidades argentinas sólo pueden comprar pasajes emitidos por Aerolíneas Argentinas (lo que constituye un subsidio indirecto al funcionamiento de esa compañía fantasmal). Pero el único destino directo de Aerolíneas Argentinas a USA es Miami (tampoco vuela a México DF, sino a Cancún), y sus compañías asociadas (Delta) no vuelan directamente desde Miami a San Francisco o Sacramento, de modo que yo debería viajar, si acaso se me otorgara el subsidio al que tengo derecho, más tiempo que el que dura el Encuentro.
He decidido no pedir el subsidio, no usar Aerolíneas Argentinas (y sus compañías asociadas), porque no tengo tanto tiempo, y porque prefiero que mi plaza sea utilizada por algún turista rapaz para los que la empresa parece establecer sus destinos.
Nada de esto es demasiado grave, pero apelo a Usted, porque conozco su sincera preocupación por la Ciencia y el Arte argentinos y peronistas, para que se nos facilite, a quienes debemos cumplir con compromisos internacionales, la posibilidad de atenderlos con dignidad, con dólares comprados legalmente sin absurdos requisitos (que los beneficiarios del blanqueo no padecen) y pudiendo comprar los pasajes más adecuados a nuestros traslados laborales.
La saludo atentamente.


viernes, 21 de junio de 2013

Todos muertos de frío

Anoche, en el campo...



Y esta mañana (me refiero a las 11 de la mañana, hora en que fue tomada la foto) quedó claro lo que había pasado:



Mientras tanto, en otro lugar (Berlín), 34º y una tormenta "tropical" (dicen nuestras informantas).



Se me pasó la fecha, pero nunca es tarde cuando la intención es buena...






jueves, 20 de junio de 2013

Umbrales


Aquí, el programa completo.

miércoles, 19 de junio de 2013

Dos poemas

Las sirenas

Fue en un segundo.
Oímos el canto genital de las muchachas,
las pájaras fatales de las rocas;

la melodía sabrosa de la muerte,
un ulular clavado
en las gargantas oscuras de la horda.

Fue en un segundo
ver desde el barco un pobre cuerpo mixto:
Parténope destrozada entre las rocas,
hecha polvo en la tierra abandonada.

 *
 
(Plegaria)



Poi s`ascose nel fuoco che li affina.

Dante, Purgatorio, 148.



Ah, tómame, Padre,

bébeme hasta el fondo, rápido:

siento que me desangro en los olivos,

que escribo sin saberlo un poema con mi sangre,

con el agua de vida que se abre paso por mis venas.



Ignoro desde dónde brota mi agua.

Rubrico con una sola letra esta, mi muerte,

que no llega, que se esfuma

como, cuando atardece, se vuelven impalpables los zorzales.




Soy un cuerpo exiliado que se purga,

que se afina dentro de una llama.

*

Tomados de Las reliquias, Córdoba, Alción, 2013, el libro de poemas del queridísimo Diego Bentivegna, que aquí habla del suo nonno, de Pasolini, de Córdoba, de sus poemas, las mismas cosas que en mi corazón ocupan un lugar muy destacado y que encuentran en sus versos un plano de expresión delicadísimo con el que a veces me encuentro más allá de las palabras y otras, como es éste el caso, en su más íntimo murmullo. 

La venganza de Odiseo



Esta gente es bruta, pero sobre todo, malintencionada, como el siniestro héroe homérico...

En la calle codo a codo, somos muchos más que dos...



Ojos que no ven, corazón que no siente

Protegieron a Boudou con un cepo informativo por el caso Ciccone

por Hugo Alconada Mon para La Nación

(...) Hacia mediados del año pasado, cuando estaba al frente del organismo, Berner conformó un grupo de funcionarios que aportaron propuestas y fundamentos para negar el "acceso a la información contenida en las bases de datos de la IGJ" y evitar que los reclamos posteriores por la denegatoria llegaran a la Justicia, según esos documentos.


Estambul, Estambul

Jenk, cuánto te extrañamos...
Gracias, Silvia, por recordármelo. Y qué ganas de acompañar la revuelta...


TAKSIM GEZI PARK HELICOPTER VIEW / TAKSIM GEZI PARK HELIKOPTER CEKIMI [HD] from Jenk K on Vimeo.


























A partir de septiembre pongo clínica en la Praia Galheta*

Sob presidência de Feliciano, comissão aprova projeto da 'cura gay'

Proposta suspende trecho de resolução que proibe profissionais de tratarem homossexualidade como doença.


Diputados de Brasil aprobó un proyecto de ley para "curar" gays

A poco más de un mes de que la Justicia avalara el matrimonio homosexual, la Comisión de Derechos Humanos y Minorías del parlamento pretende permitir a los psicólogos realizar tratamientos como si hubiera una enfermedad para curar.


*Tratamientos indoloros, con complementos químicos.

 

martes, 18 de junio de 2013

Justicia para todos y todas

La Corte Suprema determinó la inconstitucionalidad de la reforma del Consejo de la Magistratura

En un fuerte revés para el Gobierno, el Máximo Tribunal se manifestó en contra de la ley impulsada por el kirchnerismo; como consecuencia, queda suspendida la elección popular de consejeros en las primarias de agosto; Zaffaroni fue el único que firmó en disidencia

La Corte declaró inconstitucional la reforma del Consejo de la Magistratura

El máximo tribunal decidió declarar fuera del marco legal a los artículos 2º, 4º, 18 y 30 de la ley 26.855, aprobada por el Congreso de la Nación, que establecía una serie de reformas para trasparentar el funcionamiento del organismo encargado de evaluar y elegir a los magistrados. Además, la Corte dejó sin efecto el decreto 577/13 que realiza la convocatoria para la elección de candidatos a consejeros para los cargos de representantes de los jueces, abogados y de otras personas del ámbito académico y científico. El fallo tuvo el voto en disidencia de Raúl Zaffaroni.

Una jueza declaró inconstitucionales los límites a la compra de dólares

La magistrada federal Carolina Pandolfi ordenó a la AFIP que "valide" la adquisición de 125 mil dólares requeridos por un demandante para pagar la compra de un campo. El fallo dice que las restricciones en el mercado cambiario implican "un avance estatal" y "un nuevo sacrificio personal que se requiere en pos de un bienestar común que no está debidamente explicitado".

Antes de la Matriz....



lunes, 17 de junio de 2013

Regla nueva

Arrastrado, una vez más, fui al cine después de más de dos años de sana abstinencia. La recaída fue fatal: me convidaron a ver El hombre de acero en 3D, en Moreno (acepté porque es en mi cine predilecto, donde puedo deleitarme en la caricia visual a los chongos almidonados, perfumados y engominados de la zona).
La película es ciertamente deceptiva, aburrida, vil: el guion es pésimo, el arte es extremadamente convencional (salvo los primeros minutos que muestran a un Krypton alucinante y al borde de su desaparición), el casting es abominable (ni héroes ni villanos despiertan la menor simpatía; Louise Lane está para descuartizarla y arrojar sus restos a un pozo profundísimo, el niño de acero lloricón merece bofetadas de desprecio, el padre que abandona a su hijo para reaparecer bajo la forma de una inteligencia artificial, cuando ya es adulto, debe ir a la cárcel, etc...), la música es atroz como toda la banda de sonido, y la errática dirección toma partido por el efecto Transformers: mucho escombro volador que no se sabe bien de dónde viene, y sólo eso.
Superman y sus manías capitalistas y pronorteamericanas (subrayadas por esta versión deleznable) nunca me interesaron, pero ahora es tanto el odio que me dio este alien amigable cuyo único "atractivo" es su capilosidad torsal que he decidido imponerme una nueva regla: nunca, jamás, hasta que me muera, volveré a ver una versión de Superman.
No: dos reglas. Nunca veré tampoco una película dirigida o guionada por esa mente subnormal que se conoce como Christopher Nolan.


Venecia se hunde...



Viejos son los trapos

Estimados Colegas de la prensa: Nos dirigimos a ustedes solicitando la mayor cobertura posible.

COMUNICADO DE PRENSA
QUE LA UBA CUMPLA LA LEY
El Rectorado amenaza con dejar en la calle a cientos de docentes.

El Rectorado de la UBA continúa desconociendo la ley 26508 del 2009, votada por unanimidad por el Congreso Nacional, amenazando nuevamente con dejar en la calle a centenares de docentes e investigadores por llegar los 65 años, la mayoría de ellos sin siquiera reunir los requisitos para alcanzar la jubilación, al desconocer el derecho a opción a permanecer en sus cargos que estipula la ley.
La UBA es la única Universidad del país que no ha se ha allanado al respeto a la ley ni adecuados sus normas a lo que ella estipula.
Ahora, y al aproximarse a fin de junio las “prorrogas” de quienes alcanzaron los 65 años, obtenidas merced a la movilización docente y el pronunciamiento de los más vastos sectores de la comunidad académica nacional e internacional, y de concretarse la amenaza del “cese por edad”, cientos de profesores e investigadores que aquilatan la mayor experiencia y dedicación, quedarían sin salario, sin obra social y sin jubilación.
Y provocando un daño irreparable a la Universidad Pública al destruir decenas de equipos de cátedra e investigación.
Con el reclamo del cumplimiento de la ley, la reincorporación de los ya despedidos y el cese de toda cesantía la Comisión de Profesores e Investigadores No al Cese en la UBA y AGD UBA convocan a un 
Acto Público a realizarse el martes 18,a partir de 19 hs. 
en Plaza Houssay (frente a Medicina)

con la presencia los afectados, personalidades, organizaciones sindicales, sociales y políticas.
 Ponemos a disposición de la prensa el contacto con los docentes amenazados de reconocida trayectoria

AGD UBA Comisión de Profesores NO al Cese en la UBA
Contactos:Néstor Correa 1150524260 (Coord. Comisión No al Cese-Secr. Prensa AGD)


Dicen que...

El debate del domingo
por Damián Tabarovsky para Perfil

(...)
Falto de espacio, quisiera al menos compartir un párrafo que juzgo central. Analizando el programa de Lanata, escribe Link: “Lo segundo que me llamó la atención y que me incomodó fue un personaje satírico cuya errática dicción pretendía parodiar el discurso de los intelectuales reunidos en Carta Abierta. Mi incomodidad no tuvo tanto que ver con las relaciones de amistad y de respeto que guardo con muchos de los integrantes de ese colectivo, del que no participo pero cuyos pronunciamientos sigo con atención, sino con el marcado antiintelectualismo que ese paso de comedia presuponía, con sus interdicciones de lenguaje y su demanda de una claridad que sabemos ilusoria desde el siglo XIX”. Si algo me parece central en este texto, es la capacidad de recordar, de reflexionar sobre uno de los rasgos más ostentosos de nuestra época: el antiintelectualismo. Pocas veces hemos asistido, como en el presente, al triunfo y festejo de la ausencia de pensamiento. El populismo antiintelectual es un rasgo que une, sin estaciones, las calles Balcarce y Bolívar con los estudios de televisión de la avenida Figueroa Alcorta y los comandados desde la calle Tacuarí (volveremos sobre el tema el domingo que viene).


domingo, 16 de junio de 2013

Aunque no sea "el chico más lindo del mundo"...

.... igual le agradecemos a Mariano Soto, vía Sauna, el dato:



Tiro de gracia, de Ricardo Becher (1968), un simpático ejercicio autocomplaciente.

sábado, 15 de junio de 2013

Ante la ley

por Daniel Link para Perfil

Unos amigos queridos decidieron casarse en Brasil, ahora que en el Estado donde viven (Santa Catarina) legalizó el matrimonio universal (es decir, para cualquier persona sin distinción de sexo o género).
Como se sabe, el Congreso Nacional de Brasil está dominado por la poco gay friendly perspectiva evangelista y, por lo tanto, la universalización de los derechos se va dando Estado por Estado (Paraíba y Santa Catarina fueron los últimos en modernizar sus legislaciones, y suman ya 14 los Estados que admiten el matrimonio entre personas del mismo sexo).
Decididos a participar de una celebración al mismo tiempo tan íntima y tan política, viajamos (¡con millas, con millas y sin dinero!) para tirar arroz a los contrayentes.
La ceremonia no fue, sin embargo, tal, sino más bien un trámite cumplido ante un funcionario del registro civil del barrio, que no era juez ni nada semejante, sino apenas el encargado de leer en alta voz el documento que los contrayentes habían encargado previamente y que se presentaban a firmar en presencia de testigos.
Si bien el juez Davidson Jahn Mello declaró que “a partir de ahora, el servicio de notaría y registro civil estará autorizado a casar parejas independientemente de su sexo”, el documento era la conversión de la unión legal (de la que ambos ya gozaban) en unión matrimonial, trámite que mis amigos aceptaron para obviar la pesadilla consular de pedir partidas de nacimiento a Buenos Aires y que, tal vez, éstas llegaran una vez que la ira evangelista se hubiera desatado sobre el verde Brasil.
Más modernos que todos los modernos, Raúl y Oscar aceptaron un acto civil que parecía salido de una fantasía radicalmente laica donde todo sentimentalismo quedaba puesto entre paréntesis, porque lo que importaba era no tanto la celebración de una unión que lleva ya 28 años, sino el reconocimiento cívico, ciudadano, de aquello que hasta entonces estaba al margen de la ley.

viernes, 14 de junio de 2013

Remontando el Paraná





Confusión

Con tantas medidas cautelares y reformas a la justicia, no es raro que andemos todos más confundidos que Adán en el Día de la Madre.
¿Guido Süller juez electoral? Me parece demasiado...




































miércoles, 12 de junio de 2013

Clap, clap

"El arte es inestabilidad y eso no se compra, ni se vende, ni se burocratiza", dice El Pato Lucas, el más sabio sitio de crítica de arte y cultural.

"Visibles" visible

Un programa de Albertina Carri. Dirección de contenidos. Marta Dillon. Conducción: Diego Trerotola y Lisa Kerner. Producción: Torta La Porudctora



Visibles se estrena el próximo lunes (17/6) por 360tv a las 23 hs. Se emite hasta el lunes 22/7. Y empieza con la boda del siglo (la mía).
Puede verse online acá.

sábado, 8 de junio de 2013

Televisión y política

Por Daniel Link para Perfil

Una gerente de una multinacional televisiva con estudios de posgrado en la materia me dijo, a propósito del programa de Lanata: “me parece periodismo barato”. Interesado por ese veredicto, me propuse ver Periodismo para todos. Lo primero que me llamó la atención fue el formato, más de magazine humorístico (al estilo Tato Bores, pero sin su sutileza) que de programa de investigación periodística.
Lo segundo que me llamó la atención y que me incomodó fue un personaje satírico cuya errática dicción pretendía parodiar el discurso de los intelectuales reunidos en Carta Abierta. Mi incomodidad no tuvo tanto que ver con las relaciones de amistad y de respeto que guardo con muchos de los integrantes de ese colectivo del que no participo pero cuyos pronunciamientos sigo con atención, sino con el marcado anti-intelectualismo que ese paso de comedia presuponía, con sus interdicciones de lenguaje y su demanda de una claridad que sabemos ilusoria desde el siglo XIX.
En cuanto a lo “periodístico” per se, los informes de Periodismo para todos se centraron en demostrar el carácter poroso a las fronteras argentinas y en demandar, enfáticamente, un cierre adecuado a la aparente situación de guerra que estaríamos viviendo (se invocó incluso una ominosa “ley de derribo” de la que nosotros carecemos).
En el horizonte último de la integración latinoamericana debería figurar la desaparición de todo límite, y deberíamos reclamar al gobierno que no esté dando los pasos necesarios para garantizar el cumplimiento de esa meta. Pero para llegar a una conclusión como esta habría que abrirse, previamente, a un ejercicio intelectual al que el programa parecía negarse.
No sé si podría decir mucho más (me refiero sólo al último programa) porque como advirtió en su momento Roland Barthes (a quien acusaron de “jergoso”), “si fuese posible un análisis científico de la estupidez, toda la TV se desmoronaría”.


viernes, 7 de junio de 2013

Una imagen dice más que 2.000 caracteres


Fuente: Derecho a leer (vía Partido Pirata)


martes, 4 de junio de 2013

lunes, 3 de junio de 2013

¡Europa también!

Al menos ocho muertos por las inundaciones en el centro de Europa

Varias zonas de Alemania, República Checa y Austria tienen metros de agua; temen que se expanda a otros países de la región

Otro homenaje a ArteBA

video

No faltará quien prefiera la cocina pintada de blanco.


sábado, 1 de junio de 2013

Asociación ilícita

Por Daniel Link para Perfil

Carlos Alberto Pazos, presidente de la CADRA, envió el pasado 2 de agosto de 2012 una carta al Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras con motivo del vencimiento del contrato (aquí denunciado como arbitrario, en su momento) según el cual la Universidad de Buenos Aires se obliga a pagar un canon a esa entidad de gestión colectiva de derechos.
Desde la firma de aquel acuerdo hasta ahora la comunidad académica ha tomado conciencia del perjuicio que la renovación de un convenio semejante involucra. Desde la Universidad de la Plata han llegado documentos (“Las malas ideas: «centros de administración de derechos reprográficos» y servicios bibliotecarios” de Federico Reggiani) demostrando las falacias argumentativas de la CADRA, cuyo objetivo es antes amedrentar que justificar sus caprichosas posiciones.
Reggiani expone, con una serenidad para mí imposible, argumentos que yo mismo he sostenido: el objetivo de CADRA es autoalimentarse como institución parásita (para distribuir $ 0.63 por título supuestamente reprografiado, el costo administrativo que se fija CADRA es de $24.000) y sus acciones “protectoras” se fundamentan en presupuestos anacrónicos y, lo que es peor, viciados por una perspectiva paranoica que el más mínimo examen de las estadísticas sobre la producción de libros desmiente categóricamente.
Yo, que soy profesor en la Facultad de Filosofía y Letras, sé que mis alumnos no eligen leer tal o cual título, sino que son obligados a hacerlo porque esos títulos constituyen la bibliografía obligatoria de la materia que dicto. De modo que hay ahí un mercado cautivo que la CADRA pretende explotar como si se tratara de una banda de salteadores de caminos cuyo objetivo primero es vulnerar los derechos de propiedad intelectual de los autores que mi capricho (y el de los demás profesores) los obligan a frecuentar.
Por eso, desde hace años mis alumnos han dejado de leer bibliografía “protegida” por CADRA (Marcelo Cohen, Martín Kohan, Oliverio Coelho y Beatriz Sarlo figuran en la nómina de “autores asociados”), no distribuyo fotocopias y, como autor, he instruido a los editores que tienen en sus catálogos mis libros para que no persigan a nadie en mi nombre, y para que no autoricen a CADRA a cobrar suma alguna en mi representación.
No me refiero a mis novelas, claro, ni a la relación con el público no universitario (que comprará o no libros según su deseo), sino a los libros que fueron producidos con sueldos y subsidios de la universidades que, ahora, deberían pagar sumas extraordinarias por esas publicaciones financiadas por sus programas de investigación (o los del CONICET).
La Universidad no debe pagar un centavo a CADRA, sino más bien exigir a esas instituciones malignas el pago de un canon promocional, porque sus docentes hacen de aparato de propaganda cada vez que recomiendan un libro a un público cautivo.