jueves, 1 de setiembre de 2005

Entrevista

[Entrevista de Cecilia Bazán para La voz del interior]

Por Daniel Link*

*Daniel Link es escritor y docente. Dicta cursos de Literatura del Siglo XX en la Universidad de Buenos Aires. Acaba de publicar Clases. Literatura y disidencia en la colección Vitral de editorial Norma.

¿Cuál fue su primer contacto con los blogs? ¿Sobre qué temas buscaba y busca actualmente informarse en los blogs?

Inauguré mi blog (que fue cambiando con el tiempo [y que hoy está en reforma]) el 30 de julio de 2003, un poco a instancias del escritor Guillermo Piro. En realidad no me interesa tanto la información en los blogs sino la diversión (la diversidad, y lo divergente). En ese sentido, lo que más me interesa es el punto de vista según el cual cada blog se construye (el macho argentino en el exilio, la loca descerebrada, la mujer al borde de un ataque de nervios, el cronista, el opinólogo, el poeta, etc.).

¿Con qué expectativas creó su propio espacio? ¿A qué público está orientado: lectores de sus publicaciones, otros escritores, otros...?

Mi blog es propiamente un cuaderno de bitácora. Allí voy dejando los rastros de lo que estoy escribiendo. Alan Pauls señaló que lo que diferencia la obra de César Aira y de Mario Bellatín (dos escritores enormes) es que el primero escribe lo que hay y el segundo escribe lo que queda. En el caso de un blog, podríamos decir, lo que hay coincide con lo que queda.

¿Cómo impactó la aparición del blog en sus lectores y colegas?

No lo sé. Creo que lo que sucede con el blog es que la mayoría de la gente tiende a creer que lo que uno escribe se corresponde puntualmente con la realidad. Muchos amigos creen que leyendo mi blog se enteran de mi vida cotidiana.

La idea de comunidad que se forma entre bloggers, ¿puede ser un espacio de intercambio como antes lo eran el bar, bibliotecas o salones literarios?

Creo (y espero) que no. La blogosfera debería responder a una dinámica propia.

La escritura de una bitácora personal difumina el límite entre lo público y lo privado. ¿Se trata de una foma más impulsiva de escribir? ¿Cuáles son los beneficios y defectos de romper la distancia entre el libro y la inmediatez del pensamiento cotidiano?

Sí, se escribe más de acuerdo con el régimen de los "pequeños entusiasmos" que el de las "grandes pasiones". Tiene su encanto. Romper distancias..., quebrar lanzas..., violentar los límites..., todo lo que pueda pensarse en ese sentido tendrá siempre la fuerza de un hechizo sobre nosotros.

El formato blog, a diferencia de la relación escritor-editor, remite al concepto "publicar y luego filtrar", con la salvedad de que ese filtro son los lectores quienes directamente critican, comentan y opinan sobre lo narrado. ¿Cómo se vive esa experiencia?

Como decía Osvaldo Lamborghini, el grande: primero publicar, después escribir. En relación con los lectores, la torpeza tecnológica que me caracteriza impide que la ventana de comentarios funcione con la intensidad que puede verse en otros blogs (el de Hernán Casciari, por ejemplo [:lo que me salva, dicho sea de paso, de las groseras manipulaciones y la explotación resultante de la "interactividad", ese vómito de la tecnología])

¿Pensó en escribir historias sólo para este formato?

No hago sino eso.

¿Se puede comparar el blog con algún género literario existente o se trata de algo nuevo?

Es una variante nueva del folletín.

¿Qué futuro se puede imaginar para este espacio de expresión en la Web?

Es difícil imaginar el futuro (en general). Mucho más tratándose de algo que, como las nuevas tecnologías, involucra las esperanzas y los terrores de la sociedad. Tampoco conviene dramatizar demasiado. Todo irá en la dirección que queramos imprimirle: hacia la felicidad (Kafka) o hacia la pena (Los Roldán).

5 comentarios:

Kill 1000 dijo...

excelente nota!

Danio dijo...

EL NUEVO FOLLETIN. LA NUEVA NOVELA. LA HÚNGARA.

Danio dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
baker dijo...

Mi abuelita Crucifixa decía (en dialecto siciliano, pero lo traduzco): "el que desprecia, compra"
Con coincidencias y disidencias, si esta entrevista sirvió para que digas la palabra "blogosfera", ya garpa.

Omar dijo...

Tu soberbia acomplejada da asco. Es peor, es mínima.