domingo, 14 de noviembre de 2010

Facebook y yo

No participo de Facebook, nunca tuve una cuenta en Facebook y nunca la tendré. Cada tanto, la curiosidad me lleva a pedirle a alguna persona de mi círculo íntimo (mis hijos, mi madre, mi marido) que me deje ver tal o cual cosa. ¿Hago trampa? Como no está en juego ninguna declaración de pureza, o promesa de abstención, creo que no. Pero además, las pocas veces que me he asomado a ese universo he sentido antes aburrimiento y miedo que otra cosa.
Aburrimiento, porque me importa más bien poco lo que sucede en ese alucinado mundito. Miedo porque si participara de las deliberaciones de facebook terminaría perdiendo el poco tiempo libre que me queda.
Facebook me hace pensar en mi propia vulnerabilidad.
Por supuesto, vi La red social, esa película (basada en un libro) sobre el "inventor" de Facebook. La película es mediocre y la historia carece de todo interés salvo en un punto: todos, absolutamente todos los personajes involucrados en los sucesivos juicios a propósito de la propiedad (intelectual, empresarial) de Facebook son tan desagradables que se entiende a la perfección que de mentes tan siniestras haya salido un producto tan amedrentador, o tan estúpido. Los mellizos (remeros y conchetos) que tienen la idea original no hacen uno entre los dos. Mark Zuckerberg, el desarrollador del proyecto (desempeñado por un malogrado Jesse Eisenberg, que no podrá recuperarse por haberle prestado su antipatía al personaje), es una rara mezcla de sociópatía, misoginia, misantropía y cara de culo. Su mejor amigo y primer financista sólo quiere pertenecer a uno de esos clubes o fraternidades exclusivas de las universidades norteamericanas. Sean Parker (desempeñado por Justin Timberlake), el inventor de Napster y "villano" del grupete, es el gran manipulador de todo el asunto y el que saca a Facebook de su alcance propiamente universitario (donde funciona en un comienzo).
Y basta. La película desarrolla, como puede, dos juicios paralelos a propósito de los cuales presenta unos desabridos flashbacks que pretenden convencer a la audiencia de que hay algo interesante alrededor de esta historia y en la vida de un nerd.
Pero desde la primera secuencia queda claro, cuando la chica le dice a Zuckerberg: es probable que triunfes en el mundo de la computación, pero siempre vas a pensar que las chicas te rechazan porque sos un nerd. Pero la verdad es que te van a rechazar porque sos un pelotudo. Dicho y hecho: Facebook, un invento pelotudo, no es sino la excrecencia de una mente idéntica a su deyección.

23 comentarios:

Pablo Miravent dijo...

Eh loco aguante feisbuc!
Tal vez lo que molesta al Licenciado Link es que allí todos somos iguales, no hay diferencias.
Demasiado ego, Link!

leo dijo...

jajajaja

aparato

Tommy Barban dijo...

Comparto tu miedo. La película es muy mala (ay, esa estructura de juicio interrumpido por flashbacks), salvo por la formidable escena final en que Zuckerberg oprime una y otra vez F5 para ver si la ex-novia lo acepta como "amigo".

bro dijo...

Vamo, Link! Yo me agarraría a piñas por Ud. si es necesario.

Si hay algo más siniestro que un panóptico, es un panóptico tildado de buena onda.

Me suicidé en Panóptibook hace rato y en el proceso de borrado de cuenta el sistema te pregunta "¿Por qué te vas?"

boudu dijo...

1 par de detalles:

1) la pelicula probablemente no tenga nada q ver con la realidad, no?
con eso se te cae media entrada

2) hasta cuando vas a ver peliculas super infladas por la publicidad que despues resultan malas? (esto te lo pregunto de curioso nomas)

chicaenminifalda dijo...

más acerca de Mark Z
http://www.newyorker.com/reporting/2010/09/20/100920fa_fact_vargas

Lucas. dijo...

Entro a facebook, lugar que detesto pero que utilizo, y se me da por entrar al blog de Link. PUM! patada en las bolas. Hay que tomar consciencia.

Linkillo dijo...

¡¡Qué suerte que facebook tenga tantos paladines dispuestos a defender su honor mancillado!! Me cuentan que, en efecto, luego de mis dichos, hubo una masiva deserción de los más de quinientos millones de participantes de esa "red social". ¡Hacen bien en defender ese agónico pueblo de fantasmas!
La más estúpida defensa es siempre la que equivoca títulos y vínculos: pretender que Facebook (una red social donde cada persona, como los gemelos conchetos de la Universidad de Harvard, vale por sus relaciones, que se miden en cantidad y en calidad) sea una comunidad igualitaria es un disparate tan superior que no vale la pena detenerse en él.
En cuanto a que la película tenga o no que ver con la realidad, jamás se ocurrió que así fuera, y por eso señalé los sucesivos niveles de semiosis (película basada en un libro, etc.). Por supuesto, facebook tampoco tiene mucho que ver con la realidad. La gracia está en la correlación entre esos dos simulacros. Dije que la película tiene algún interés porque sostiene la hipótesis de la irremediable pelotudez de quienes inventaron una red pelotuda de definición de la propia identidad.
Luego, hay que ser pelotudo para sospechar que yo veo alguna película (luego de haber demostrado que todas ellas han contribuido a la muerte del cine) llevado por alguna forma de snobismo cinematográfico. De hecho, hasta que vi la película, acá en el campo, no sabía que existía (jamás, jamás leo críticas cinematográficas, ni, ni, ni...).
Paro porque tengo fiebre, acá en el campo. Y prefiero seguir poníéndome al día con mis amadas series de televisión.
Aprendan a leer, criaturas, antes de darle al enter.

Diego B dijo...

Pero que todo eso, Daniel, es la película Agora, de Amenábar. Creo que después de ver tal enchastre cualquier cosa te parecerá buena.

bro dijo...

Vamos a quemar Silicon Valley!! Siii!!

Anónimo dijo...

Me da igual que nos golpeés sin piedad cual padre borracho, te amo.

Anónimo dijo...

Como que probablemente Fb sea una pelotudez. Ahora en las pelotudeces no hay que pensar demasiado. Yo ahora escucho a Roxette, una pelotudez, pero me dejo llevar, muevo el piectio, bailoteo, escucho, oigo. No hay que pensar demasiado en algunas cosas. Entiendo que tu pelotudez, Daniel, sea pensarlo todo. Lo complicado es cuando una pelotudez como la tuya entra en colisiòn con otra pelotudez como la mìa, la nuestra: entrar a FB. Uno pasa bastante tiempo de su vida haciendo pelotudeces, de otro modo, la vida serìa realmente insoportable. La vida pelotudeando es un programa ideal. Después de todo, casi todo lo que hacemos es una pelotudez, salvo morir, desear a alguien, tener un hijo..., qué sè yo: compadecerse con el dolor de otro. En FB pasa lo mismo, mucha pelotudez, pero de tanto en tanto aparece un post que te devuelve el alma al cuerpo. O aparece alguien. En ese caso, FB se convierte por unos dìas en lo màs parecido a la felicidad.

Anónimo dijo...

mejorate de tu fiebre.Ponete al día con tus series y seguí con el blog nomás.

Anónimo dijo...

yo tengo facebook y soy adicto, pensé que me iba a ayudar a hacer amigos, que siento que me faltan y no, me vuelvo cada vez mas misantropo, twitter me vuelve loco me da ganas de matar, el mundo es mas feo, estoy intentando cosas, me anoto en cursos de cosas que siempre me parecieron hiper pelotudas, pero bueno veremos. yo mientras tanto rezo que el servidor que contiene todos mis datos algun dia se caiga, con todas mis interacciones, status updates y mierdas.

Anónimo dijo...

A mi facebook me hizo dar cuenta de mi propia vulnerabilidad. Lo tuve que cerrar porque no podia parar de entrar. Pero desde que lo cerre ni me acuerdo que existe y no me importa "quedarme afuera"
No coincido con pablo en que en facebook somos todos iguales. Ademas, cuantos tienen acceso a facebook?
Saludos

Anónimo dijo...

Este en buen analisis, y va mas alla de la pelicula... of course, solo puede venir de alguien sensible, inteligente, y brillante escritora como Zadie Smith... y las ideas no estan tan lejos de las de daniel, solo sutilmente corrige algunas...

http://www.nybooks.com/articles/archives/2010/nov/25/generation-why/

Xtian dijo...

En la línea de otros varios, a mí facebook no me "calienta" mucho. Lo uso todo el tiempo, para mirar fotitos de gente que conozco de rebote, para ver links boludos y para hacer un paneo de la gente y de sus amigos. Creo que eso lo hace bien: algo intermedio entre la desconexión total y el trato más cercano del msn o el mail o el teléfono.

Después, la verdad, facebook me parece software duro, que no sabe cómo evolucionar, más allá de haberse vuelto masivo. Si esto es la gente 2.0, está claro que ya tiene que venir la 3.0. Lo que sí logró facebook, me parece, es erosionar rápidamente la importancia de la "seguridad" y la "privacidad". Me parece que ahí hay un gap generacional importante. No creo que a un pibe de 25 años le importe un reverendo carajo si hay fotos de él borracho dando vueltas por ahí o que alguien se entere que se fue de vacaciones a Río y planee un secuestro. Ya es tanta la proliferación de este tipo de información, que se come a sí misma.

Y la predicción de que la red social se iba a imponer como modalidad en todo el software, se cumplió sólo en parte. Está bueno poder colaborar (las mejoras en google translator kit, por ejemplo), pero también es cierto que muchos sitios terminan rankeando, dando karma, y generando "editores" humanos, porque sino el enchastre es mayúsculo.

En fin, me da la sensación de que facebook tuvo mucho "éxito" pero no en lo que pregonan (que obviamente no es lo que buscan). O sea, no es un lugar para acumular "amigos" y relaciones que son "meaninful". El otro día cuando presentar facebook mail estaban obsesionados con recalcar esa pavada. Facebook no quiere expandir tu red de amigos, quiere mapear la red que ya tenés, y generar relaciones significativas. Mentira, lo que lograron es desviar mucho tráfico hacia adentro de facebook (comentarios de blogs, de videos, el grafo de relaciones, las actualizaciones de estado, etc).

Pero creo que el cambio de paradigma ya se estancó, y que va a ser por afuera de facebook que va a venir algo distinto. Facebook ya es como email, algo que casi todos usan, sin prestar demasiada atención, en loop, y en atención flotante. Es significativo que la idea del sindrome de Asperger esté dando vueltas por ahí, no? Es como un chiste que este concepto de red social, este objetivo de querer mapear relaciones, venga de esta especie de usina Asperger...

Anónimo dijo...

Me parece que vio la película con demasiados prejuicios; acá un comentario interesante:

http://jorgecarrion.com/blog/?p=948

Anónimo dijo...

Fb será una cagada, pero despues de lo de "peronismo paquete" dificil esperar una critica acertada.

Ezequiel M. dijo...

Cuánta catarsis, che.
Lo que no veo es la necesidad de defender una plataforma, una cosa es que satisfaga nuestro voyeurismo civilizadamente y otra que sea una red pelotuda como quiere el maestro.

Anónimo dijo...

Para quienes tenemos todos nuestros amigos y afectos muy lejos, FB cumple una suerte de crónica, a veces morbosa. Todos mis amigos viven en Nueva York, ciudad donde me crié, estudié y finalmente dejé. A través de FB estoy al día con las nimiedades de decenas de locas neoyorquinas. A través de FB me enteré del iminente suicidio de uno (del primer intento lo salvaron porque largó el nombre del hotel pero del segundo no hubo caso),como nadie conoce su password, queda una cuenta fantasma que no puede cerrarse. Me enteré que otro amigo fue salvajemente asesinado por un chongo que levantó en un gimnasio y no pudo sacárselo de encima, tipo Fatal Attraction. Hizó las tapas de todos los diarios de NYC. Y ayer supe que una bella alma querida falleció después de lidiar contra enfermedades causadas por vih. Enter at your own risk.....

Federico Desocn dijo...

La película es mala pero porque no podes hacer una "buena" es sobre facebook, una red social enorme que habita media internet. Sirve para entender el proceso pero no es para ir al cine a ver nada increíble, creo que eso debería estar claro.
Hoy todo pasa por facebook o twitter, miren si será así que justo estaba usando una apli de adidas para fb para pintar los muros de nuestros amigos, en fin les dejo para que se diviertan http://www.originals-artistcollaboration.com
un abrazpp

DANILLO dijo...

Facebook, el programa, no me interesa para nada. Prefiero los blogs, en donde tienen lugar, no siempre claro, intercambios mucho mas interesantes que comentar la foto de un perrito o la borrachera de nustro amigo/amiga en determinada fiesta.
Sí me interesa pensar en ciertos efectos del facebook (como de cualquier otra posibilidad comunicacional actual) en las personas; fui al cine a ver red social y me gustó. Luego fui al Konex a ver "Feizbuk" de Muscari (versión Míticos) y me parecio un espectáculo de los más idiota que haya visto en mucho tiempo. Habría que ver si la intención del director era representar fielmente al programa en cuestión y a los usurarios del mismo....