miércoles, 7 de noviembre de 2007

Calaveritas

por Gabriel Salvador*

1

Me gustaría que un día

cuando aquí yo no esté más,

un cri-cri me acompañara

con su risita tenaz.

2

Fridita qué frío tengo,

estoy muy cerca de ti,

no sé si voy o si vengo

de tristezas que viví.

3

Chamaco nadie olvidó

tu lápiz y tu sonrisa.

La muerte te sorprendió

tan joven yendo de prisa.

4

Fue tan hondo mi vivir,

que la Parca me acorrala.

Después de tanto sufrir,

mejor me mudo a Comala.

5

Dejé la escena del crimen

sabiendo que he de pagar,

cuando de arriba me llamen

para mis deudas saldar.

6

Mordí la lona de un golpe.

Fue en el instante final.

Más triste se fue La Volpe

del equipo nacional.


*Anoticiado por este medio del concurso de calaveritas organizado por la Embajada de México en Argentina, el poeta Gabriel Salvador presentó las precedentes y obtuvo el primer premio. Es que, como diría la Chiqui, ¡este blog trae suerte! Felicitaciones.

1 comentario:

marta mabel poto de felder dijo...

Hablando de calaveritas, estoy viendo la entrega de los premios que Trompetin entrega a la cultura.
Que mal te veo, Linkillo.
Es más: no te veo.
Tu bodriovil se invisibiliza ante la dramaturgia de Cossa y explica el jurado: gracias, Roberto, por reflejar desde hace 40 años a los argentinos.
Claro que sí.

Ahora Carmen Maura, creo, o Rosa Montero, nos pide algo extensamente antes de presentar el premio a novela : no os derrotéis, sois formidables, seguid, continuad, narráis como la hostia, no os atosiguéis, que para eso estoy yo.

Y mientras nos comemos las uñas, muertos de intriga, Franco Salomone pone el salero que hace la velada hipnótica.

Viva la cultura, carajo y felicidades a los ganadores!!!!