miércoles, 18 de marzo de 2009

Al borde de un ataque de nervios

Lo dice Fogwill y nadie le contesta. Lo dice Matambre Giménez y Murguera Bonafini monta en cólera, lo que demuestra, por un lado, el escaso impacto que las opiniones intelectuales tienen hoy por hoy, pero, sobre todo, que las únicas posiciones que interesan son las que se deducen de un esquema relacional (tengo que pensar qué lugar ocupa Patricia "Atorranta" Bullrich en esa semiosis).
Cuando Fogwill propuso su reforma yo (que cumplí con mis obligaciones militares, aún cuando no me correspondía) pensé que tenía algo de razón. Ahora ya no estoy tan seguro. Pero ya sabemos que "a seguro, se lo llevaron preso".

(anterior)

3 comentarios:

girlontape dijo...

papa fogwill encantador comme d'habitude, mama hebe tmb: ""en vez de cabeza tienen un maní"...vamos bonafini!

en EEUU las reservas son "voluntarias", lease de clase pobre; firman los que dificilmente de otra manera pueden aceder a educación superior o tecnica > sueldo > seguro medico: remedio a la desigualdad en tiempos de paz, con contracara discriminatoria cuando de matar y morir se trata.

Lo que sostiene fogwill es cierto x un lado, pero anibal fernandez en su replica a la cabeza de mani tmb tiene razón...me parece

edgardo dijo...

Hebe se ha ido convirtiendo, lenta pero segura, en la única encarnación posible para nuestra época del Viejo Vizcacha. Con sus arranques de pitonisa conventillera avanza intrépida donde sus asesores y sponsors (Scholander, Heller, los KK) no se atreven a pisar. ¡Qué alivio por comparación con la Carlotto, con su uso incorrecto de la palabra "genocidio" y su inamovible proeza de peluquería...! Desaparecidos Tato Bores y Biondi, la paupérrima televisión local debería concederle a Hebe media hora diaria en prime time.

la vida abierta dijo...

esta sección es la que más me gusta. es cierto, la bullrich es una atorranta, se fue vendiendo a diferentes partidos. y lo de la Su Gimenez es tal coal.
en el plano de las injurias es en donde se dicen las mayores verdades en la política argentina. que siga así!