lunes, 17 de agosto de 2009

"Y es sabido que es peligroso/ decir siempre la verdad"

Sexo y horror: el final del hombre que quería juntar a sus 5 amantes

por Héctor Gambini para Clarín

Sandra quedó presa por el asesinato: pudo tener un arranque de furia cuando él amenazó con ir a buscar a su hija. La suela de una sandalia hallada en su casa coincide perfectamente con una huella que quedó sobre la cal, en casa de la víctima. Pero es improbable que, si fue ella, haya actuado sola en la trabajosa tarea de cortar los restos. Ante el fiscal Lucero se negó a declarar. Las otras mujeres de Fariña -mencionadas al principio con nombres de fantasía- sí lo hicieron. Todas confirmaron la gran obsesión de Ricardo: les proponía todo el tiempo sexo grupal. Unas le dijeron que podía ser y otras que ni lo soñara. No hubo caso. Cada palabra de esos relatos indica que él soñaba eso. Juntarlas.

El texto completo, acá.

(anterior) (anterior)


2 comentarios:

girlontape dijo...

"el que tiene dos casas pierde la cordura, el que tiene dos mujeres pierde el alma" (rohmer)

Dro dijo...

"Ricardo" Fariña?... que nombre... peculiar...