lunes, 13 de octubre de 2008

Atracón

Anoche, aprovechando el fin de semana largo, terminamos de ver la tercera temporada de Doctor Who, la maravillosa serie de la BBC que comenzamos a ver por People & Arts hace dos años y tuvimos que seguir luego en Internet (la cuarta temporada completa ya nos espera). Seguiremos extrañando a Billie Piper, cuyo personaje quedó atrapado en un pliegue temporal intentando salvar a una maricona inmortal que en esta temporada volvió a aparecer para promocionar el desarrollo de su propia serie, Torchwood (aburridísima, según ya quedó registrado en este diario). El personaje que reemplazó en Doctor Who a Rose Tyler es casi tan soso como la actriz que lo representa, pero ni aún así la serie pierde su encanto y su complejidad. Particularmente intenso fue el encuentro de The Doctor con The Master, desempeñado (antes de su regeneración física) por un siempre impresionante Derek Jacobi. Y muy disfrutable el capítulo en el que aparece Thomas Sangster, el chico de la preciosa película Love actually (será Tintin), que ha decidido no crecer (su cara es siempre la misma), sino tan solo alargarse.
Antes, habíamos visto la primera temporada completa de Extras, que nos habían recomendado en un post anterior. De los seis capítulos, tres eran excelentes, dos un bodrio y uno más o menos. De todos modos, la máscara de Ricky Gervais es tan potente que uno puede perdonarle hasta los robos descarados a Seinfeld. Lo mejor es Ashley Jensen (la guardarropista de Ugly Betty) en el papel de Maggie Jacobs. Si es una comedia, no lo sé, pero en todo caso es muy amarga.
Y vimos también los tres primeros episodios de la nueva temporada de Heroes que, una vez más, me sume en el más profundo sopor, pese a lo cual, no sé por qué, no puedo dejar de verla. Creo que entre una temporada y otra uno se olvida de todo lo que pasó (porque es bastante intrascendente y confunde el misterio con las informaciones a medias: eso hace que sea difícil seguir la peripecia, que intenta toda la cohesión que es el sello de la "nueva televisión" americana. En estas temporada, nuevas relaciones familiares quedarán expuestas (el recurso de la familia separada es taaaaan hartante).
En cola, la nueva seria de los creadores de Lost y el Secret Diary of a Call Girl (protagonizada por Billie Piper). En la demente programación del cable, la primera temporada de Weeds (que es buena) y la segunda (que es mala), al mismo tiempo y por diferentes señales.
Eso sí: Los Soprano, ay, ay, ay, insufrible como todo relato de mafiosos (incluido Coppola, a quien no se sabe si odiar más por El Padrino o por habernos legado a esa hija "cool").
En fin, como verán, no todas son quejas (salvo en lo que se refiere a los programadores, que han perdido totalmente el rumbo). No digo más, para que no me roben ideas.

5 comentarios:

Crespi dijo...

¿Y House? ¿Qué te pareció esta nueva temporada? ¿O ya lo abandonaste definitivamente?

Paula, la malvada dijo...

no coincido con lo de los soprano. y menos que menos con lo de la hija de coppola.

Emma Funes dijo...

Yo llegué a estados de paroxismo tal que volví a ver Lost pirateada por un amigo. Pero fue peor porque me angustió saber que debo seguir esperando. Desventuras del telespectador que le dicen.

srta.pola dijo...

la divorciada, con debra messing, está buenísima. y seis grados de separación, by demiurgos lost, es enganchona en base a cierta desconexión que cada capítulo parece más conectada-compleja, keeps moving, recomendable.

diary of a manhattan call girl, hay maratones de vh1!! yo me había robado el libro de un hotel, es un hitazo --en el libro ella es una asian, cero billie piper, pero billie tiene un acentito british que salva a los producers de no estar pregonando la prostitución among cheerleaders.

y heroes... se viene el hijo de mohinder... no puedo dejar de verla pero hay nuevos personajes, como la chica velocidad, que no soporto. para mí repuntó un poco de la ultima temporada que fue un record de chotez, el 4to chapter está bueno, como todos los que ocurren en el futuro --onda el "4 years" de la primera temporada o algo así, que peter salía con nicky-jessica y eran malísimos, geñal.

Anya Ellis dijo...

No sé cuánto vio de Torchwood, pero le diría que al principio pinta ploma e inverosímil; pero después de la mitad de la primera temporada hay una masiva salida del clóset y se arma un coginche divertido. La segunda temporada es mucho mejor.
Mis saludos.