lunes, 4 de abril de 2005

Galería


Guido Reni (1611, Museo del Prado).

La vergüenza no es más que el sentimiento original de tener mi ser exterior, insumido en otro ser y como tal sin defensa alguna, iluminado por la luz absoluta que emana de un puro sujeto; es la conciencia de ser irremediablemente lo que fui siempre: como "aplazamiento"; es decir, en el modo del "todavía no" o del "ya-no-más". La vergüenza pura no es sentimiento de ser tal o cual objeto reprensible; sino de ser, en general, un objeto; es decir, de reconocerme en ese ser degradado, dependiente y coagulado que soy para otro. La vergüenza es sentimiento de pecado original, de caída original, no del hecho de que yo hubiera cometido tal o cual falta; sino simplemente del hecho de que he "descendido" al mundo, en medio de las cosas y que tengo necesidad de la mediación de otro para ser lo que soy.
El pudor, y sobre todo el temor de ser sorprendido en estado de desnudez, son sólo especificaciones simbólicas de la vergüenza original: el cuerpo simboliza aquí nuestra objetividad sin defensa. Vestirse es disimular su objetividad, reclamar el derecho de ver sin ser visto; es decir, de ser sujeto puro. Por eso el símbolo bíblico de la caída, tras el pecado original, es el hecho de que Adán y Eva "se dan cuenta de que están desnudos". La reacción contra la vergüenza consistirá justamente en percibir como objeto a aquel que advierta mi propia objetividad.

Jean-Paul Sartre. El ser y la nada (tomo II).
Buenos Aires, Ibero-Americana, 1948, pág. 105

1 comentario:

Amalia dijo...

Grandioso este texto...
Me gustaría que visites este post dela Audacia de Aquiles, mon site:


http://aquileana.wordpress.com/2008/03/14/henry-james-y-lo-real-ii-la-figura-en-el-tapiz-cuento/


http://aquileana.wordpress.com/2008/03/14/henry-james-y-lo-real-i-lo-real-cuento/

Te dejo con la reflexión acerca de la Irrealidad de lo Ideal en Henry James, que de alguna manera es un corolario lógico de esa desesperación existencialista imbuida del peso de la "existencia desprovista de esencia" (estar desnudo es asumirnos también como meros "dasein", futiles condiciones empírico fáctcas y no más... (no da para más...)

Saludos, Aquileana

(EX alumna en Letras , desertora y ahora Pro-Sistema; estudiante de Derecho... Sí así se pierden las cosas en la vida o se recobran tal vez en la "oficina de reintegros del tiempo perdido", LOL :)... quién sabe... A lo mejor estoy a tiempo para volver a Combray)