lunes, 2 de agosto de 2010

Regalo de bodas

"Los besantes"

por Ariel Schettini para Literatura, Política y Cambio


Mis amigos eligieron, para probar que el mundo no existe,
Un mediodía luminoso en un restaurante de Olivos.
Y resolvieron mediante un beso en público,
Que los amantes son lo único real del universo.

Yo ya lo sabía. No tenía necesidad del comentario
Y mucho menos de la demostración empírica.

Para probar que dos amantes
Se descubren a una verdad más real que lo real sensible
Refractarios a la vida y las costumbres
(Los modales son una mentira piadosa
Y ellos experimentaban con el fin de la historia)
Se besaron en un restaurante al mediodía
Entre la elección del menú y la llegada del servicio.

Yo hablaba con palabras
Urgido por establecer todo lo contrario.
Y sacaba temas nerviosos para que no insistieran:
La actualidad, los viajes, todo lo inminente y de pasada.
(Ojalá no hubieran sido mis amigos)
Y desde ese planeta remoto de la soberbia enamorada
Los besantes echaban un vistazo a mi frivolidad
mundana y me incluían en todo lo perdido.
Todo lo que habían soltado de la vida y de la realidad
y de Olivos

Yo era testigo de esos besos repetidos
De los que salían íntegros e insatisfechos.
Pero para el resto de los comensales boquiabiertos, era un cómplice.
Sabía que querían probar más y que lo harían.
Y en la mudez estupefacta del restaurante de Olivos,
Se besaron, mientras yo buscaba en el menú algún plato envenenado
Para que ellos
O yo o el restaurante entero
estuvieran muertos

11 comentarios:

Diego dijo...

Qué maravilla.

Schubert dijo...

Gran escritor Schetttini.....Uno se queda tranquilo con escritores "jóvenes" como él. ¿De dónde es esto, Daniel?

Jonessy James dijo...

genial
no hay más que decir, es fantástico y punto.

Juanma dijo...

Schubert: no... no le preguntes que no le gusta responder. Él escribe para que lo elogien, no para responder.

chicaenminifalda dijo...

perfecto! brillante!

ana dijo...

que hermoso como escribe daniel.
Lo felicito.
que siga escribiendo siempre mucho más.

Anónimo dijo...

qué cosa es fantástica? Me pareció horrible. Tirar un par de líneas, nada más. Pónganse a leer poesía y despuès hablamos, chicas.

ana dijo...

me equivoqué y puse Daniel en lugar de Ariel.
Podrías borrar el comentario?

Anónimo dijo...

anonimo que malooo
no te gusto?
mostra algunos de los tuyos

federico carugo dijo...

"...y me incluían en todo lo perdido"

Esta parte está muy bien...

La podredumbre dorada dijo...

Hermoso. Dan ganas de ser gay e ir a comer a Olivos con todas las amistades, como en la cena del final de Mullholland Drive.