miércoles, 5 de agosto de 2009

Cierto estado de las cosas

por Diego Rojas

Si bien la muerte del autor fue señalada hace bastante tiempo, no parece necesario reafirmarla: existen algunos escritores que mucho se esfuerzan por intentar matar simbólicamente a sus pares, en lo que constituye una extraña estrategia de posicionamiento personal. Tal es el caso de Patricio Pron, argentino residente en España, que publicó una crónica que cuestiona a los jóvenes autores de la literatura nacional –a los que acusa de una desesperada ansiedad por insertarse en el mercado a cualquier precio–, a la vez que se postula a sí mismo como un escritor puro, serio, alejado de las miserias que destellan en sus colegas. Si bien el parricidio es una práctica que siempre retorna y suele ser deseable a la hora de la constitución de una generación literaria, todavía no están probadas las virtudes de la acción fratricida para intentar un escalamiento. Sin embargo, se ve, hay quienes incurren en ella.


El texto completo, acá.



7 comentarios:

oiré tu puterío dijo...

No leí nada de P(aja)ron, pero ví unas fotos suyas alla Fito Pasen que no me gustaron ni cinco: paredes blancas despojadas (zenes, los ambientes), y el coso (Pron) con anteojitos de graphic designer y corte de lope de alcahuetón.
(Ojota: en una de esas escribe como la gran puta, qué sé yo... Ahora: si es un nuevo Fresán... cagamos la frutilla.)
De verdad, Link (En Vos Confío) me gustaría conocer tu opinión.
Saludos.

Anónimo dijo...

jajaaaa
las fotos
En unas de confesionario , creo que sos vos, sos igual al referi de futbol pezzota.
Sergio pezzota sos vos?

Cariños
a

Anónimo dijo...

como es que moderas los comentarios?
te sentas y decis:"oh, debo moderar"?
estoy rion

cariños
a

Anónimo dijo...

no me da ganas leer nada de el..q se quede a vivir en la madre puta..para q viene a presentar libros a esta tierra de sudakas de madera? un gil de goma

oiré tu puterío dijo...

Anónimo: ojo que por ahí escribe como la reconcha puta de su madre, eh?

Anónimo dijo...

Anónimo de las 6:56: tu discurso transpira rencor provinciano. El resentimiento es perjudicial para la salud, y patético además (produce siempre un toque de bochorno en quien lo presencia). La práctica totalidad de los tarados a los que sacó la máscara Pron (en Madrid, al menos y hasta donde sé, la visita de la "joven guardia" dejó un muy mal sabor de boca, una imagen un poco triste) se morirían por vivir y publicar en la "madre puta". Así que menos demagogia y más contrición. Lo más probable es que Pron sea parte de lo mismo (la misma escritura pretenciosa y desnortada) y simplemente esté aprovechando la coyuntura para sacar provecho. Pero lo cortés...

Pan

Linkillo dijo...

No, me siento y digo: a este pelotudo no tengo ganas de contestarle, así que no le publico el comentario. Saludos