viernes, 9 de noviembre de 2007

Y, por supuesto, los patios con sus fuentes








Invocación a Tláloc.

1 comentario:

Horacio dijo...

qué belleza! me encantan esas fuentas.