lunes, 23 de febrero de 2009

Momentos inolvidables

La noche de los Oscars está en problemas desde hace años. El show ha venido perdiendo brillo sin prisa pero sin pausa y ya no hay quien haga que las estrellas abandonen sus clínicas de rehabilitación o sus quirófanos para presentarse ante el hambre del mundo. Este año, como el anterior, sólo fueron los nominados y los que entregaban estatuillas. Jack Nicholson, que suele estar siempre en la primera fila, este año faltó porque habían decidido premiar a un Guasón que no era el suyo, por el solo hecho de que el actor que lo desempeñó tomó más pastillas y cocaína que la que sus médicos le habían aconsejado, y le pareció una falta de respeto (razón tenía).
De todos modos, la ceremonia, que intentó quebrar la curva de decadencia, tuvo sus momentos encantadores: los musicales de Hugh Jackman (faltó uno, a torso desnudo), los pedazos de vidrio verde que portaba Angelina Jolie (y que debían ser esmeraldas compradas por kilo), la elegancia sobrehumana de Tilda Swinton y el premio otorgado a nuestro compatriota Santiago Vega con uno de sus tantos seudónimos, A. R Rahman:



Este año, la planilla de participación costaba $ 10 y, si bien no gané, quedé como primera princesa y evité la humillación de Miss Simpatía o, todavía peor, Asistencia Perfecta, que venían siendo mis lamentables resultados en años anteriores.

5 comentarios:

dasbald dijo...

En mi croniquita de los Óscaresme faltaron esos pendientes muchaho. Y eso que me deslumbraron cuando los vi. te diste cuenta que hacía juego con el anillo de ella y de él?
Leete mi croniquita y decime que te parece.

malena dijo...

Todo fue una tremenda ordinariez... ojota con el primer plano de la Cruz mordiéndose el labio de la verguencita luego de ese primer numero cuestionable
rescato la parte cuando recuerdan a los muertos que siempre es lo mas! en esta oportunidad el pastel de queen latifaa canto un temazo y Paul Newman, el ultimo expuesto en ese cadalso cinematográfico, me hizo algo en el corazoncito

Esteparia dijo...

Adhiero a lo del musical de torso desnudo.
Absolutamente.

chicaenminifalda dijo...

dasbald, quería leer tu croniquita pero no se puede acceder.
saluditos linkillo!

linkillo dijo...

Chica: Dasbald usa otra plataforma que no es blogger. Tenés que ir directamente a "La lectora provisoria". Y ahí... sabor!