miércoles, 9 de diciembre de 2015

Lo dije yo primero


A las 20.45 la Sra. entró en la inmortalidad.


1 comentario:

Laura Torres dijo...

Cuando suceden estas cosas, pienso que podría haber sido más feliz de haberme dejado llevar por la mística kichnerista. Si me hubiera dejado seducir por el relato progre (a quién no le gusta sentirse parte de un discurso bien pensante?), por la fuerza indiscutible de algunas medidas certeras -el matrimonio civil, ciertas acciones en cultura- y negado a la vez la corrupción impúdica, la descapitalización del Estado durante años de bonanza, la acaparación de los medios, la pauperrización de la escuela pública en distritos gobernados por el oficialismo, etc.
Pero no me salió.