sábado, 5 de diciembre de 2015

Paso a la clandestinidad


por Daniel Link para Perfil

¿Qué hemos estado haciendo últimamente, además de leer los diarios como nunca desde 2008 y mirar programas de debate político? Me refiero, claro está, a nuestro tiempo libre: hemos trabajado de sol a sol con cara al futuro que no será muy promisorio, pero sigue siendo nuestro. Casi nada: nos hemos reído con las simpáticas declaraciones del Dr. Albino, hemos deplorado el nombramiento de la Sra. Bullrich (si no fuera por otra razón, porque no puede haber dos personas en un gabinete con el mismo apellido, salvo que éste sea Fernández), hemos visto poca televisión de calidad.
Un poco por falta de tiempo y sobreabundancia de cansancio, pero también porque la oferta fue más bien pobre. La segunda temporada de Penny Dreadful fue extraordinaria, pero terminó en julio. La segunda temporada de The Leftovers es muy mediocre y los capítulos se acumulan al ritmo de las incorporaciones a planta permanente de los últimos kirchneristas vivos. Doctor Who, con Peter Capaldi en el rol protagónico, es penosa y soporífera. Me duermo irremediablemente en el tercer capítulo (la temporada ya va por el décimo primero). La sexta y última temporada de Downton Abbey está muy bien, pero ya se acaba, y no me gustan nada American Horror Story, ni la nueva Jekyll y Hyde (cuya producción es farónica, pero cuyos guiones dejan bastante que desear).
Me fastidia un poco mi pobre cosecha televisiva, porque sé que tengo buen ojo para juzgar producciones, guiones y casting. Todo el mundo alabó Misión Imposible 5, pero nadie tuvo la gentileza de señalar que la película es notable por la actuación de Rebecca Ferguson como Ilse, a la que yo descubrí hace una elección, cuando hizo La reina blanca (que seguimos en Argentina apenas un puñado de fanáticos de Ingrid Bergman, de quien la actriz parece clonada).
Los archivos que distribuye Netflix me dejan siempre frío (son apenas ideas prometedoras para las cuales nunca hay demasiado presupuesto) y soy incapaz de dejarme llevar por las ficciones locales porque me parecen cargadas de demasiada realidad y yo miro televisión para distraerme de ella (para lo demás están los libros).
Mi marido pretendió que viéramos una serie nueva, donde Sharon Stone actúa como vicepresidente de los Estados Unidos, pero me pareció una boudoudez.
Señores de la televisión, si no quieren que me pase a la resistencia y los juegos de consola, por favor, mejoren la puntería. Quedan advertidos.


5 comentarios:

Damián Bacalov dijo...

Mientras sigo pidiendo por el regreso de Russel T Davies a Dr Who, me permito mencionarle algunas series que me han gustado (no me atrevo a recomendar).

Call the Midwife
Historias de gente de clase más bien pobre a través de los ojos de Enfermeras Parteras. (del estilo Downton Abbey)

Les Revenants
En un pueblo perdido de Francia, algunas personas regresan... (no quiero decir más). Primer temporada extraordinaria y una segunda con algunos problemas.

Humans
La versión Británica de la Sueca "Akta Manniskor". No sólo está muy bien adaptada, mejora varios problemas argumentales y cuenta con Colin Morgan (Merlin) entre sus protagonistas.

Deadbeat
La más inglesa de las series de Estados Unidos. Una gran comedia protagonizada por un medium bastante inepto que ayuda a fantasmas algo raros a continuar su camino (¡?)

In the Flesh
Una primera temporada de 3 episodios extraórdinarios. NO VER LA SEGUNDA. Una muy dura metáfora sobre la discriminación que comienza cuando el virus Zombie es controlado y comienzan a reinsertar a los muertos vivos "no peligrosos" en sus pueblos.

Doc Martin (la versión Francesa)
Una gran comedia muy superior a la original Ingles (que también es buena). Un cirujano que un buen día no puede ver sangre sin desmayarse decide ser clínico en un pueblo remoto.

Si recuerdo alguna más le comento.
D.

Algo de música y Tal vez otras cosas dijo...

Una serie para ver antes del 11 de diciembre:

You, me and the Apocalypse (http://www.imdb.com/title/tt4337894/)

Descubren que un cometa chocará con la tierra y se terminará el mundo en 30 días.

Es una miniserie de la BBC.

Los personajes más divertidos, en mi humilde opinón, son el sacerdote y la monja católica que tienen que evaluar si los supuestos profetas que andan por ahí son Cristo que llega o simples charlatanes.

No estoy seguro si terminó en el 10mo. episodio o no!!

Tenés que verla antes del 11 que llega el apocalipisis del kirchnerismo!!!

Saludos.

Julia dijo...

Anoto todas las recomendaciones que te hicieron y me sumo al operativo clamor para que vuelva Russel T Davies (Peter Capaldi me cae muy bien, pero Dr Who está inmirable)

¿Probaste con Homeland y con Broadchurch? (no me acuerdo si ya las mencionaste -para alabar o denostar- antes)

Y para no atiborrar de comentarios, te felicito por acá por ser el padre de la novia: todo divine divine!!

Pablo dijo...

'Mr. Robot' está genial, si es que no la viste...

leonel cherri dijo...

juegos de consola, juegos de consola, juegos de consola!