jueves, 26 de septiembre de 2013

La nueva TV

Hace bastante que no comento programas televisivos, lo que habla un poco de mi pereza y otro poco de la cualidad incomentable de lo que hemos estado viendo: puras porquerías que no merecen ni una línea de reflexión, que no dicen absolutamente nada sobre el presente y que no nos dan felicidad. Se me han acumulado varios capítulos de Dexter (insufrible última temporada), que veré en cuanto pueda para poder decir algo (el reclamo ya me ha llegado).
Mientras tanto, la temporada televisiva arrancó con grandes decepciones: por un lado Mom: se deja ver (con un bostezo); Dads, en cambio, merece la unánime condena (del psicoanálisis, del marxismo, de la crítica televisiva, de la antropología estructural, de la arquifilología, e incluso de facebook y de twitter). Hostages es malísima (el casting, las actuaciones, el plot, todo), desde los primeros minutos hasta el minuto veinte (después no seguimos). Rewind (una producción sci-fi berretísima, que creo que es una película y no una serie) da para dormirse pensando en otra cosa y sólo para eso (fue lo que sucedió y no voy a intentar descifrar el misterio del formato). Siberia, que debe de estar terminando, es una ficción estilo Lost hecha con el formato de un reality de aventuras. La seguimos viendo para que termine, porque sabemos que van a levantarla, pero sólo por eso. No da sentido nunca. A alguien se le ocurrió que "el jinete sin cabeza" daba para una serie y ahí está la intolerable Sleepy Hollow de Fox. Que llegue ya el apocalipsis, por favor. Ray Donovan no está mal, pero es un tipo de narrativa que no me interesa en lo más mínimo (ni por el formato, ni por la temática). Masters of Sex me dejó frío y New Girl perdió todo, pero absolutamente todo su antiguo encanto. 
Eso sí, el final de The Newsroom (segunda temporada) fue sensacional y uno casi querría más si no fuera que lo bueno, si breve, dos veces bueno (chapeaux para Jane Fonda).

Por el côté británico las cosas no fueron mejores: Whitchappel sigue estando bien (porque es bueno el casting, porque el formato es anticuado, porque todo es muy dark), pero cuando termina cada episodio intermedio (los asuntos se resuelven en dos episodio), la cadena ofrece que uno, si no puede esperar, compre ya la solución del enigma. De más está decir que no imagino a nadie que le importe tanto la serie como para hacer una inversión semejante. Big School está bien, pero no mucho más que eso (como para mirar mientras se come), en la línea de The Job Lot, aunque no tan ácida. Luther 3 terminó, y estuvo buena, pero en modo alguno a la altura de las temporadas previas: o sea, un final necesario pero poco interesante. La que fue una extraordinaria revelación fue Dates (corta, demasiado corta, y tal vez no vuelva), sobre todo por el formato, y la belleza de la protagonista (Oona Chaplin). Hit and Miss, la miniserie, vale en oro cada uno de sus minutos, aunque son un poco molestos los planos de la pija de goma de Chlöe Sevigny.
Lo que pinta bien, al menos después del primer episodio, es Marvel's Agents of S.H.I.E.L.D, sobre todo porque se parece a Fringe (ah, Olivia, cuánto te extrañamos). Pongo ahí todos mis porotos de acá a fin de año y en cuanto deduzca por qué la serie es interesante, lo diré.

Lo que más melancolía me dio fue comprobar, en la entrega de los Emmy la distancia irreductible entre los gustos hegemónicos y los míos...


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, sobre 'Marvel's Agents of S.H.I.E.L.D.' fijate que hay una bronca porque el nombre del villano es el de un grupo que existe de verdad.

Tal vez con la tendencia de la última película de Disney Dusty el Fumigavión acá el villano es The Rising Tide

Algo más acá:

Saludos.

Schubert dijo...

La serie no está tan buena, yo me di por vencido y me refugio en Twilight Zone. Una joyita tras otra, los mejores guiones que jamás vi en las series yankees.

victor dijo...

daniel, una pregunta, cómo es tu modalidad para verlas? las bajás? las comprás? las ves online? en la compu, en el tele?
no es mera curiosidad, es experimentación con tu admirable ritmo!

Daniel Link dijo...

Las bajo. Miento: me las bajan. Las pasamos a un disco extraìble. Las vemos en un proyector.. O en la tele si estamos en el campo. Trato de no comprar "cultura industrial", por eso ya no voy al cine. De todos modos, la mayoría de las cosas que bajamos, las tiramos de inmediato y no volvemos a reincidir. Son pocas las series que verdaderaamente seguimos.

Anónimo dijo...

¿Qué opinas de la mejor serie de la historia? Me refiero, claro esta, a Breaking Bad

Daniel Link dijo...

No comparto la opinión, sobre todo porque no la vi nunca: no me interesa la temática, ni el casting, ni la narrativa. Lo siento: sigo prefiriendo, antes que Breaking Bad, a Mister Ed. Y, por cierto, vos sos de los que no gustaron de Lost, ¿no?
El segundo episodio de S.H.I.E.L.D. me dio tristeza y aburrimiento.