martes, 26 de agosto de 2008

Neocomunismo

"Para mantener una política de emancipación, debemos tener una gran visión y esta idea, finalmente, es la idea comunista. Sin esta gran visión, somos débiles: nos sumergimos en pequeñas experiencias políticas, en pequeñas luchas cotidianas. No podemos de este modo unificar la lucha política. Planteo abrir una tercera etapa del comunismo después de la primera etapa (la concepción marxista) y después de la segunda (la concepción leninista): una nueva definición de la palabra que retiene el aspecto positivo de la noción, que critica el aspecto negativo de la segunda etapa y que propone una nueva forma del comunismo para hoy."

Entrevista a Alain Badiou de Analía Hounie para Perfil

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ Hegel vuelve !

Anónimo dijo...

el viejo es grosso

girlontape dijo...

me encantaría una 3a, 4a, 5a etapa...mientras, binner al gobierno x dio

Proyecto de medio pelo dijo...

daniel
te mandé un mail desde mar del plata, por tu venida

Anónimo dijo...

El viejo es un neo-neo-mao, reloaded. Como anciano que es debería iniciar una larga marcha hacia el ártico y, una vez allí, dejarse devorar por un oso blanco.

girlontape dijo...

jajajaj
Un oso rojo de nombre Pol Pot más bien.
Pero conmovedora su fe...quizá fue otra época la suya...en la que los campesinos no tenían blogs, y American Idol era solo una pesadilla futurista...qué hacer carajo...

Anónimo dijo...

basta de emancipación, de humanismo ilusorio, sea el uno perdido en el otro, a merced, controlar tu vida
saber quien te besa y quien te abriga. que nos vamos a quedar más solos. juntémonos, amuchémonos, esclavicémonos, como cristo con su su esposa la iglesia.
yo quiero la ¿cuarta? fase del melodrama: almodovar, fassbinder, ripstein... y quién?

Emma Funes dijo...

Cuánto seguidor de Mao que pinto no? Este al menos no es un arrepentido.
Y sino vean la nota que nuestro Cicero subió oportunamente cuando Beatrice fue reporteada en adn...
Eso sí, asegurá que mutó, sólo que Darwiniana e involutiva.

Clodio Pulcher dijo...

a comerla, Fukuyama.