sábado, 28 de julio de 2012

Efecto Saldaña

por Daniel Link para Perfil

Vuelto de un viaje me sorprende día a día el deterioro de nuestra sociedad. Tenemos que ir a visitar a un sobrino que cumplió años en nuestra ausencia y decidimos tomar un taxi porque, haciendo cuentas, sale más barato que la cochera que deberíamos alquilar para dejar el vehículo al cuidado de los pillos. Nos paramos en la intersección de Carlos Calvo y Sáenz Peña. Por Carlos Calvo viene un taxi, pero desistimos de tomarlo porque el chofer está acompañado de una niña (seguramente una hija que no ha podido dejar con nadie en vacaciones de invierno). Tomamos el que viene por Sáenz Peña, sin advertir (advirtiendo tarde, cuando el auto ya ha arrancado) que el chofer va acompañado de un perro al que grita y amedrenta todo el tiempo para que no lloriquee: “cuántos perros querrían estar paseando”, le dice.
A la vuelta de esa cena, y porque me puse al día con las noticias últimas de la política local, le escribo un largo correo electrónico a mi contadora para preguntarle en qué situación está mi presentación de declaraciones juradas ante la AFIP. De los pagos del monotributo me encargo yo y sé que no debo ninguna cuota, pero antes de mi viaje estuvimos intercambiando información en relación con “bienes personales” y “ganancias”, que debo presentar como empleado en relación de dependencia.
La declaración de bienes personales fue presentada en tiempo y forma y (como era de suponer) no tengo que pagar suma alguna al fisco (lo poco que tengo, no vale nada).
Pero aparentemente de mi sueldo me han retenido mal el impuesto a las ganancias (de menos), por lo que tendría que pagar una suma considerable.
Le pido a mi contadora que apuremos ese pago porque temo que la Sra. Fernández me nombre un día de éstos, no por mi talento literario, sino como integrante de la lista de evasores mayúsculos encabezada por el Sr. Saldaña.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuántos pobres querrían pagar ganancias?

Deje de ladrar

Pulpo Variete dijo...

La vida moderna esta llena de problemas maestro, hay que dejar la piel de lo estructurado jaja note menosprecies es muy bueno lo que leí muy inesperado. Saludos

pulpovariete.blogspot.com

Anónimo dijo...

la sociedad está deteriorada por post como éste.