viernes, 3 de julio de 2009

Dicen que...

por Leonardo Vascal para Los asesinos tímidos:

Es admirable la forma en que ciertos círculos culturales operan para dar un lugar de importancia a artistas que no la merecen. No es algo nuevo esto, y ni siquiera se podría decir que está mal hacerlo. Pero no deja de ser llamativo que se ponga tanta atención en la obra de Copi, Osvaldo Lamborghini y César Aira, por nombrar a tres autores fetiches de Link. Es tan desparejo lo que se escribe sobre estos personajes con lo que se aprecia cuando alguien enfrenta su obra, que el lector que cayó en la trampa no puede dejar de sentirse engañado. Lo mismo sucede con ciertas aseveraciones, como por ejemplo la que hace en la página 306: “En Buenos Aires se suele considerar a (Mario) Bellatín como un habitante de la ciudad que se ha ausentado por un tiempo” No creo que nadie más que Daniel Link pueda considerar a Mario Bellatín como un habitante de Buenos Aires. ¿Por qué asevera eso? ¿Qué operación o interés existe detrás de esta intención de implantar una idea?
Fantasmas es, en definitiva, un libro para posicionarse en un lugar determinado en el raquítico mundillo cultural argentino. Y esto no debe tomarse a mal, ya que en definitiva, de eso se trata la crítica.

por Marina Arias para Los asesinos tímidos:

Fantasmas (...), en sus primeras páginas, plantea un objetivo tan ambicioso como atractivo: acercarse a la categoría estética “imaginación”, entendiéndola no como capacidad creadora sino como fuerza que define a la conciencia y es fundamento de la razón. “La imaginación es una fuerza presubjetiva que nos arrastra. No soy yo el que imagino sino que me dejo llevar por una forma de la imaginación de la que participo”, señala Link y se adentra en la especificidad de la literatura que “sólo empieza cuando nace en nuestro interior una tercera persona que nos desposee del poder de decir ‘yo’. (...) Es aquello que comienza cuando ‘yo’ deja de parlotear”. Quizá por eso el autor piensa en torno a textos clásicos como Lolita o Pedro Páramo, se detiene en la biografía familiar de Thomas Mann y en la misma clave analiza algo de la obra de Clarice Lispector y de Copi. Pero además, casi como permitiéndose y permitiéndonos un recreo, echa un vistazo al star system de Hollywood y a algunos productos del cine vernáculo contemporáneo.
Fundamentalmente, los ensayos de Fantasmas develan un elemento que los sobrevuela y los enraiza como una totalidad: la imaginación de la catástrofe. Una fantasmagoría que nos arrastra como sujetos contemporáneos pero que, sostiene Link, puede ser puesta en marcha por la escritura (¿la “buena”, es necesario agregar?) para transformarse en una práctica con sentido de futuro.

6 comentarios:

Daniel Link dijo...

¡Me descubrieron! Es todo un plan urdido por la sinarquía internacional, los distribuidores mundiales de efedrina, el peronismo bonaerense y el macrismo capitalino, de los cuales soy agente encubierto, para valorizar inmobiliariamente la zona de Catalinas. Bellatin nos hace gancho y el gancho de Bellatin vende (terrenos). Con Aira pasa lo mismo, pero en ese caso en asociación con el petroleo chavista y los cocaleros bolivianos: "Flores", no seamos infantiles, ¿qué designa?: droga, droga y más droga. De la mejor calidad, de la que hace leer a Lamborghini como un autor fetiche de alguien que jamás se preocupó demasiado en escribir sobre él. ¡Viva la Santísima Trinidad! ¡Viva la Inmaculada Concepción! ¡Ora pro nobis, martyre Sebastiane! O mejor: "reza, Señor, estamos cerca".

Dro! dijo...

Claro, decís todo esto para distraernos del verdadero plan que estás urdiendo con Raúl Antelo en la triple frontera; financiados, a través de tu amigo Giorgio, por una secta de medievalistas gnósticos!

linkillo dijo...

¡Exacto! Se viene la gnosis, pero no andés avivando a la gilada...

Keyser Söze dijo...

Aira, Lamborghini y Copi en ese orden, de más a menos interesante para no argentinos, me parecen brutales, con gran preponderancia de Aira, y sólo un año des´pués de llerlo en e-book supe que le agradaba a Link.

Creo que eso debilita en parte el punto de los asesinos tímidos.

Ni idea de quién sea Bellatín.

PD: En toda era, en todo lugar, siempre hay gente a la cual el cultural les parecerá "raquítico" y "mundillo".
Yo en cambio, pienso que la Cultura está hipertrofiada, y ni en diez años me puedo leer siquiera una parte de los blogs que tengo en "Favoritos".
Ahora que World eBook Fair pone en circulación 2 millones de ebooks gratis durante un mes, creo que tengo otro punto.
Súmale los libros pa los que pueden comprar libros. Súmale la televisión (también es parte de la Cultura. Obviamente no de la alta). Súmale las revistas. Súmale el cine y la radio.
¿Raquítico? En el mundo globalizado todo es "nuestro", y está más bien obeso mórbido.

Anónimo dijo...

yo justo que pense que no podia haber alguien mas boludo que marcelo birmajer...

girlontape dijo...

maravilloso copi, se lo debo a dr. trincado que me está prestando toda su obra. recién arranqué con "eva perón".
y bellatín: gracias a link descubrí un gran escritor.