viernes, 16 de junio de 2006

La fiesta deportiva sin igual



Adidas pagó este horror que ojalá desaparezca después del mundial: un fresco en los techos de la estación de trenes de Köln.

2 comentarios:

koinor dijo...

la verdad muy buenas fotos

Ceci dijo...

me llamo Ceci, cuando vi eso no pude evitar mandarte esto.
Pero que eruditos resultaron ser los chicos de Adidas che. Un besito para el Padre Pozzo al cual seguro pero seguro q derechos de autor no le pagaron.
saludos

http://centros5.pntic.mec.es/ies.arquitecto.peridis/percep/pozzo.html