lunes, 26 de junio de 2006

La fiesta deportiva sin igual


Antes del partido de Ucrania contra Suiza me colé en el tocador de la Andrea Shevchenko (acá tiene más fotos) para preguntarle qué sintió cuando se enteró de su candidatura a la codiciada recompensa "Il Pallone d'oro", edición 2004. Como se ve, estaba ocupado (pero igual, todos coinciden en que había que dársela).

1 comentario:

Favio dijo...

pibe, sos re puto