lunes, 12 de febrero de 2007

Correspondencia

Señor Director del diario La Nación,

Ante la decisión, dada a conocer por el diario La Nación en su edición de ayer, de retirar el Premio de Novela 2006 a Bolivia Construcciones de Bruno Morales, quienes abajo firman quieren manifestar su sorpresa por los motivos aducidos.
Bolivia Construcciones hace explícitas, ya desde su título, las dificultades de componer una novela que busque representar desde dentro una realidad inaprensiblemente ajena para un autor argentino, la de los migrantes bolivianos, y recurre para este fin a una serie de usos literarios de larga data.
Uno de ellos, impugnado por el jurado, es el de transformar pasajes de otros textos con una finalidad estética precisa. No hace falta insistir en que éste es un uso corriente en las literaturas occidentales desde la Antigüedad, del que tantos autores se han valido notoria y brillantemente.
Tal como ha señalado la crítica especializada, se trata de un procedimiento que enriquece los valores de la novela Bolivia Construcciones y constituye uno de sus títulos de neta originalidad. Su empleo, conviene destacar, no es en modo alguno ocioso o injustificado, sino que responde a razones estructurales que obran en la novela. De este modo, valiéndose de la transformación de ambientes, personajes y situaciones de Nada (1944) de Carmen Laforet, novela clásica, escolar, escrita en español, que podría conseguir y leer en Buenos Aires el joven protagonista de Bolivia Construcciones, así como cualquiera de los lectores de esta novela, el autor crea un marco para aquellos capítulos en los que, como en un sueño, en una deliberada idealización, dos realidades contrastantes se funden generando una nueva realidad. También justifica este uso, desde el interior de los diversos planos de significación que ha valorado la crítica, la presencia constante de un nivel alegórico que coexiste con el realismo.
"Componer obras interesantes y hermosas, con frases destinadas a otros párrafos, a otras situaciones, a otros temas, ha de ser, por lo menos, tan difícil como componerlas con frases inventadas por uno mismo", decía Adolfo Bioy Casares en su prólogo a La Celestina. Sin deliberadas transformaciones entre textos, a veces evidentes, otras recónditas, la literatura no existiría. Así, los textos de Laforet evocados han sido transfigurados para dar lugar a textos y situaciones diferentes. Por eso consideramos a la vez injusto y paradójico que se pretenda una limitación de Bolivia Construcciones aquello que constituye una de sus excelencias, que una rica trama de intertextualidades sea confundida con un grosero plagio.

Mariana Bendahan

Consejera por el Claustro Mayoría de Graduados

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Oscar Blanco

LE 8.310.098

Docente e investigador

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Federico Bossert

DNI 23.668.308

Antropólogo

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Lorena Córdoba

DNI 23.945.912

Antropóloga

CONICET

Mirta Gloria Fernández

DNI 11.175.831

Profesora de Didáctica Especial en Letras, UBA

Profesora de Semiología, UBA

Tutora del Postítulo de Literatura Infantil y Juvenil, CEPA Escuela de Capacitación, Gobierno de la Ciudad.

Cristina Fangmann

DNI 16.844.834

Doctora Literatura New York University

Docente Teoría Literaria

Facultad de Filosofía y Letras

Universidad de Buenos Aires

Fabiola Ferro

DNI 18.129.832

Secretaria General de la Asociación Gremial Docente

Facultad de Filosofía y Letras UBA

María Ledesma

DNI 6.281.197

Doctora UBA Diseño y Comunicación

Consejera Directiva FADU UBA

Directora Carrera de Formación Docente FADU UBA

Profesora Titular Regular Comunicación FADU UBA

Profesora Titular Regular Semiótica UNER

Josefina Ludmer

DNI 1.529.159

Docente y escritora

Daniel Martino

DNI 14.326.220

Ex Comisario del Premio Cervantes de la Lengua Española

Editor de la obra y los papeles privados de Adolfo Bioy Casares

Ernesto Montequin

DNI 18.199.198

Traductor

Curador de la obra de Silvina Ocampo

Pre-jurado del Premio La Nación-Sudamericana de Novela 2006

Luciano Padilla López

DNI 26.096.558

Traductor

Jorge Panesi

DNI 4.530.693

Director de la Carrera de Letras

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Alicia Parodi

DNI 6.721.684

Doctora en Literatura Española

Profesora Regular Literatura Española

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Juan Miguel Santos

DNI 14.525.687

Doctor Université D?Aix Marseille III

Profesor de Teorías de Lenguajes

Facultad de Ciencias Exactas UBA

Susana Santos

DNI 10.504.475

Secretaria Académica Departamento de Letras

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Ariel Schettini

DNI 17.962.396

Profesor Teoría Literaria y poeta

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Pablo Federico Sendon

DNI 22.297.941

Doctor en Antropología

CONICET

Juan Diego Vila

DNI 14.886.898

Doctor en Literatura Española

Profesor Regular Literatura Española

Facultad de Filosofía y Letras UBA

Diego Villar

DNI 23.473.588

Doctor en Antropología

CONICET

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Por qué aparecen los cargos y los antecedentes de los que firman? Me parece una grasada.

Eva Paris dijo...

"Una realidad inaprensiblemente ajena para un autor argentino, la de los migrantes bolivianos" y me quedo con esta frase que intenta, de alguna manera, sostener al resto del texto. Voy a dejar de lado las cuestiones inherentes al plagio, expropiación o reescritura del premio La Nación, voy a tironear de una idea que apenas se muestra: la alteridad, estos "no nosotros" estos "ellos" que son los bolivianos.
Para los nativos del Plata el advenimiento del boliviano con su orgulloso patriotismo, su música tristona y festiva a la vez, su manera de hablar, su comida picante y callejera no deja de producirles una sensación de extrañamiento, son las mismas calles porteñas y arrabaleras que estan siendo conquistadas por la tricolor: rojo amarillo y verde.
Perteneciendo a la misma region cultural, mis ojos ven de otra manera, fronteriza tal vez, absolutamente periférica y argentina puedo ser tan migrante al advertir que lo subyacente es la alteridad, es casi esa tentación de filantropía ante el pobre que puede hasta justificar un plagio.
En otras situaciones de plagio, extropiación, reescritura o remix casi no se hizo mención al argumento, por nombrarlo de alguna forma, sino al hecho desdeñable en si mismo de la apropiación (sin mencion explicita) de un texto escrito por otra persona, en el Premio de La Nación dan vueltas y vueltas los "bolivianos", los pobres migrantes que al ritmo del Tinku, perfumados de comino y canela, envueltos en mistura se apropian de las calles porteñas y ya no solamente desde el titulo.

Anónimo dijo...

Bravo por la guerra de las instituciones literarias. Bravo por el manijeo sobre quien tiene la posta de lo que es estéticamente valorable. ¿Es "autorizada" la intervención de la academia en un caso como este? ¿Cuál es el fallo que esgrime? ¿Un grosero arsenal teórico según el cual la literatura, como entidad autosuficiente y autónoma, teje los hilos de su complacencia en un rejunte artísticamente trabajado de textos previos? El carácter corporativo del establishmente universitario porteño, sus modos decadentes y falsamente objetivos pulsean con un jurado que decidió quitarle el premio a ese polizón: vestir de teoría textual al más ruin de los plagios. Señores, hay una ley: 11.723. Mi Dios, retornan los abuelos: si el más estructuralista de los Bourdieu viviera, tendría un caso perfecto para una nueva edición de Campo intelectual y proyecto creador. Como siempre, y una vez más, TODO lo interesante pasa fuera de la academia.

diego dijo...

¿Vos firmás?

linkillo dijo...

Diego: trato de no firmar más solicitadas ni cartas colectivas (siempre se presta a equívoco). Si tu pregunta es si yo firmaría ésta, tendría que revisar exactamente sus términos. De todos modos yo me había expedido previamente al respecto en términos solidarios para con Di Nucci y en contra de un jurado pusilánime integrado, entre otras personas, por quien será el director del nuevo suplemento literario de La Nación (esa copia de ñ, y que antes fue (¡oh milagro ideológico!) director de un suplemento de Página/12: consistencias ideológics como ésas no se ven todos los días.
Al anónimo enemigo de la academia (que debe de ser un académico, claro): la literatura no se escribe con leyes, sino contra ellas.
Saludos.

Anónimo dijo...

Bolivia Construcciones es una novela mala. A eso hay que sumarle que Di Nucci, cuando llegó al trauma de la página en blanco, copió otra novela, casi textualmente.

Ahora vemos que Di Nucci tiene toda la razón cuando dice que no se siente un escritor.

Hay $100 de recompensa para quien descubra a quien le plagió la primera mitad de la novela.

Diego dijo...

Quiero aclarar que ese Diego que preguntó "¿Vos firmás?" no fui yo. Siempre que intervengo en estos debates lo hago poniendo la contraseña personal.

Pero ya que alguien que sin intención y con derecho usó mi nombre, aprovecho para decir que en todo caso lo que aquí se discuto gira en torno a un premio que ya no venía siendo demasiado bien conceptualizado. Criticar la última actitud de jurado me suena como ir a protestar a la puerta de una iglesia porque el cura no quiso casar a una divorciada. En todo caso, ¿para qué quieren casarse por iglesia?

Anónimo dijo...

Es para el Anónimo:
Ley 11.723?
Mmm, me parece que estás alejado de la realidad!!Muchas leyes en tu cabeza te afectarán el cerebro.
Ahora bien, es repugnante el fallo del jurado de la tercera edad. Afuera con ellos y que dejen paso a la juventud.
Grande DINUCCI y por fin alguien en contra de estas bestias!!
Saludos.-

Pararrayos dijo...

Pero si es una copia, es una copia.
Nadie obligó a este señor a copiar. No hay juego intertextual: no hay juego. Hay copia. ¿Cómo justificar eso? ¿Por qué personas inteligentes (debo presumirlo) se comportan así? ¿Sólo porque están en algún River-Boca hecho de abstracciones "ambientales", por decirlo de algún modo? ¿Es "nosotros" versus La Nación, olvidando que están justificando a quien obró como obró, tomando un librito de otro y tecleando cada palabra, cambiando sólo nombres de personajes y argentinizar un "cogió" por un "agarró"?
Y no puedo creer esta solicitada: abrazarse al ladri. ¿Por qué? ¿Son amigos? ¿Comparten lugares de trabajo? ¿Porque odian a los jurados? ¿Porque es un diario conservador? Digo yo: sea Bucay, sea Di Nucci, la verguenza es la misma. Y son casos muy similares. Por último: cada vez que personas con cierto grado de poder encuentran motivos para justificar lo injustificable, me da un escalofrío. Armar un buen argumento no cambia una verdad. Podría buscar analogías atroces, pero no quiero dramatizar. Solo ver si hay alguien allí que intente pensar de nuevo, repensar ¿por qué firmé? ¿Y por qué pongo mi DNI para una causa semejante? Si necesito causas ¿no las habrá mejores?
Daniel, tenemos algunos conocidos en común, pero no nos conocemos. Gracias y si esto excede tu paciencia, disculpas.

Ana cecilia Spinelli dijo...

Porqué Di Nucci necesita reescribir?
porqué Di Nucci no nombra a la autora de Nada en su libro?... no fueron tres renglones, fueron páginas completas.
Porqué no se siente un escritor?, porque lo que escribe no es suyo?
Está mal sentir pánico ante la página en blanco?
Yo creo que Di Nucci plagió y que pensó que nunca lo descubririan, tan simple como eso.

Rufián Melancólico dijo...

Creo que nada de todo esto hubiese ocurrido si, como dijo el editor de este blog, DiNucci hubiese dedicado su novela a la Nada.
De esa forma todos entendíamos la reescritura y nadie podía aducir copia o plagio.
La sospecha surge porque en la actitud de DiNucci resuena un ocultamiento.

ericz dijo...

gracias Ana por aportar sentido común.

ericz dijo...

"quienes abajo firman quieren manifestar su sorpresa por los motivos aducidos"
A estos flacos los sorprende que se retire un premio porque el texto estaba plagiado... sí que no han perdido su capacidad de asombro...

Anónimo dijo...

La respuesta es sencilla: Di Nucci no sabe escribir. Por eso recurrió a otra novela a la que no nombra. Ahora bien, estos profesores que firman la solicitada, cuando un estudiante plagia un examen o una monografía, le ponen "muy bien 10 hay una rica trama de intertextualidades (sic)"?

Anónimo dijo...

A un jurado se le puede pasar la copia de algo. Puede haberse copiado un libro oculto y olvidado, pero que inspira y logra un resultado mejor. Puede uno servirse de la idea de otro y crear algo nuevo. Acá lo que no me gusta es el acartonamiento de todos, tanto de jurados como de "académicos" (y lo pongo entre comillas porque los tìtulos esgrimidos por algunos dan un poquito de asquito). Los jurados: su texto no está mal, pero ¿no pudieron ser un poco más naturales? ¿más genuinos? Por ejemplo, asumir que les g ustó la novela. Como cuando a uno lo engaña la novia: de todos modos, uno la recuerda y dice "pucha que era linda". Al menos como lector, eso me hubiera consolado: les gustó, sí señor, y o no habían leido a Carmen Laforet, o no se acordaban. Cosas que pueden pasar, porque las dos novelas son muy distintas en su esencia. Y los profesores: ¿están seguros de lo que dicen ? ¿o es tan dudoso que se puede decir esto y lo contrario? Porque no me van a decir que todos se sentaron con las dos novelas y luego de haber leido ambas con seriedad cotejaron los párrafos y luego se sentaron frente al paisaje y produjeron un juicio del que están tan seguros. ¿También las docentes de la FADU? ¿Y los antropólogos? ¿Y el profesor de Teorías de los Lenguajes en Exactas?
Después: Linkillo, ¿qué importa que uno de los firmantes, que me imagino que será Ariel Schetini vaya o no a dirigir un suplemento cultural que no es Página 12? ¿Estás tan seguro de la "ideología" progre de ese diario? Conozco anécdotas que lo desmientes. Y al comentarismo que habla de la tercera edad del jurado, sencillamente que no sea tonto: si a escritores como Fuentes, Eloy Martínez y Gambaro se les pasó un tranvía, imaginate a un jurado de jardín de infantes, como me imagino que sería el que propondrías, que solamente leyó las pavadas de moda entre las tribus.
Seriedad, honestidad, autocrítica. Y desde luego, profesionalismo. Lo único necesario para ser bueno en lo que sea. Aun para mandar comentarios a un blog.

Anónimo dijo...

Me gustó la pregunta sobre qué harían los profesores con un examen copiado. Y la carta, ¿la publicó La Nación? Porque yo no la vi. La de los profe, digo. ¿La crisis de la Universidad de la que habla hoy el nuevo rector tendrá que ver también con esto?

Pablo dijo...

Señores comentadores, asumamos que esto es mucho más grave de lo que pretendemos: queda claro que Di Nucci le robó la idea a Pierre Menard.

Y saludos.

Anónimo dijo...

Es increible la carta. Es como cuando Menem decia que era posible la rereeleccion interpretando la Constuticion. Decia que no y punto. Bolivia Construcciones es un plagio y punto. Y ademas, la novela es malísima. Vamos!!

LPVD dijo...

Qué ladrones, qué los parió...

Bolchevique Superstar dijo...

qué es esto? De repente se arma un gremialismo típico de escuela primaria que protege a sus colegas sea como sea??
Está bien, hasta el diablo merece un abogado, pero realmente me sorprende que estas figuras de mi facultad opinen así, tratando de justificar con retóricas elevadas lo injustificable.
El tipo no reinterpretó el texto, no reelaboró, no recontextualizó si se quiere. Hizo un copy paste!
Si querías hacer un homenaje aclaralo.
Pero no importa, de ahora en más voy a empezar a leer los libros de los profesores de Puán y hacer collages para crear los míos, total... está todo bien muchachos!

Anónimo dijo...

Un plagio es un plagio, dejémonos de joder y de apañar a chantas.

Anónimo dijo...

¿esto no es una estrategia comercial para una nueva edicion de Nada, de C.Laforet? novela perdida. ¿Di nucci tiene los derechos? "ya salió Nada, de carmen laforet, la historia que resistió al plagio" 80 $ no se la pierda.

Nina London dijo...

MMMnó, no es reescritura como alegan algunos, no es Pierre Menard, mucho menos Borges. Es Di Nucci, sinónimo de PLAGIO.

Anónimo dijo...

A todo esto: les llego la plata al ADA (Asociación Deportiva del Altiplano)? Aquellos que elogian al nuevo Robin Hood de las letras argentinas por qué no van a los hechos... Si robamos, robemos para los pobres che!

Enrique dijo...

Para que todos lo sepan: 1) La plata del Premio La Nación nunca llego a ADA; 2) Di Nucci copió treinta páginas de la novela "Nada" de Carmen Laforet y tomó varios pasajes, adaptándolos a la Argentina. 3) Cuando recibió el Premio y fue reporteado, nunca habló de intertextualidad ni hace mención en el texto, ni le dedica la novela a Laforet, ni nada por el estilo.
Por lo tanto: estamos ante un PLAGIO. Distinto hubiera sido si hubiera mencionado este hecho desde el primer momento o hubiese tomado la idea, no su forma. Porque, como todos sabemos, las ideas se repiten a lo largo de la historia. Lo que no tiene perdón es la copia directa del texto de Laforet.

CARLOS ALBERTO BEVERINA dijo...

ESTIMADO SR.DIRECTOR En el dia de los enamorados me honraria su prestigioso diario publicando el ultimo poema.y/o carta de amor,. de un anciano de 84 años,dedicado al amor de su vida ?Si fuera asi Dios lo bendiga a Vd.y su famlia,como asi tambien a quienes trabajan para este importante medio de comunicacion.-Atte CARLOS ALBERTO BEVERINA.DNI 4.049.921.Miguel de Cervantes 832 Alta Cordoba.te 0351-471-8852-
para Elena Maria Santanni
en el dia de los enamorados
ERAS DUEÑA DEL MUNDO
Eras dueña del mundo cuando yo te queria..
protegiendo tu vida,con mi amor
te abrazaba.
Por querer de ese modo y si tu
lo pedias..
No habia hazaña en el mundo
que no realizara
Confundistes mi amor y tambien
mi ternura,..
con la falta de caracter del
hombre dominado--
Poniendeome barreras que derribe
una a una
por amor te di todo,aunque fui
postergado
No una,mil veces te di pruebas
de este amor
Que por 68 años se mantuvo encendido,
Que tus ojos llenaron con fuego
y calor..
de dos que contra todos,se habian
querido
Mi equivoco fue.y de eso no me cabe duda alguna--
Mantener la imagem de esa niña
que amara..-
Y que podia mi amor,borrar las
amarguras,.
con las cuales,,la vida.tanto te
castigara
Muchos años he sufrido sin dejar
de estrañar-
a esa novia..que amaba sintiendo
el orgullo-
de saber.que ninguna.podria ocupar
tu lugar.-
porque toda mi vida.seguiria siendo tuyu
Y total--para que,para descubrir
un dia
que aceptastes mi vuelta con promesas vanas-
excusas tras excusas siempre
ponias
aunque de mis sueños-no quedara
nada
Haz vivido una vida,colo de
apàriencias.
Creando una imagen.de mujer
comprensiva.
Porque dentro tuya,tus malas
experiencias
te han destrozado el alma
mi niña querida
A pesar de tu abandono,no podria
odiarte.
y he tratado siempre de ser
comprensivo
Porque mi mayor pecado ha sido
amarte.-
Como,.estoy seguro,nadie te ha
querido.
Mis tiempo se agotan,llorando la pena--
que mi niña-anciana-ya no este
conmigo.-
Cuando llegue mi muerte,yo te
juro Elena.
pronunciara tu nombre.mi ultimo suspiro
CARLOS ALBERTO BEVERINA-