domingo, 24 de febrero de 2008

Vigilar y castigar

En la provincia de Buenos Aires: mayormente, los niños son víctimas de familiares
Creció 50% el abuso sexual de menores
El incremento de las denuncias se registró en un año; en las comisarías bonaerenses se presentan cuatro casos por día.


Delia (24) y Patricia (27) se estremecen al recordar la terrible experiencia de haber sufrido abusos
Foto: Willy Gómez

2 comentarios:

Emma Funes dijo...

No leí la nota completa pero otras investigaciones afirman que: el abusador pertenece al entorno, que el abusado no denuncia poque se considera un provocador del abuso y etc., etc., etc. Pero lo ubicaste en la etiqueta justa, pues las condiciones de hacinamiento, falta de educación y pobreza estructural e irreversible (por ahora) hacen que este fenómeno aumente mucho más en países como el nuestro donde los más desprotegidos son los que más besan , abrazan y toman en brazos hasta el bochorno (y sólo para los flashes) cuando hay campaña política y hay que pisar por 10 minutos el barro del que las victimas no logran salir jamás.

Carlos dijo...

Gracias por marcar esto, Daniel.