miércoles, 8 de agosto de 2007

Talento en la vanidad

El giro autobiográfico en la literatura argentina actual

Alberto Giordano, coordinador de este seminario, anota que el sorprendente "giro autobiográfico" de la literatura argentina en los últimos años no es sólo perceptible en la publicación de diarios, cartas y confesiones, sino también en la proliferación de blogs y de una cantidad de relatos, poemas y ensayos críticos que desconocen las fronteras entre literatura y "vida real". La literatura argentina, señala Giordano, se ha vuelto tan desenfrenadamente egotista como lo fue durante el Modernismo, cuando el principio decadentista de la exaltación de sí mismo potenció hasta la exacerbación el culto romántico al yo y los artistas, conscientes como nunca antes de su singularidad, se dedicaron a la transmutación de sus vidas en obras de arte. Y, como entonces, es posible distinguir ahora entre aquellos que se limitan a "poner vanidad en el talento" y quienes, por el contrario, ponen talento en la vanidad. En el exclusivo segundo grupo figuran Elvio Gandolfo, Silvio Mattoni, María Moreno y Daniel Link, invitados por Giordano a participar de este seminario.

Martes 7: Elvio Gandolfo. Modera Alberto Giordano

Martes 14: Silvio Mattoni. Modera: Osvaldo Aguirre

Martes 21: María Moreno. Modera: Nora Avaro

Martes 28: Daniel Link. Modera: Alberto Giordano

A las 19 hs en Túnel 4 del Parque de España, Rosario.

Sarmiento y el río Paraná

S2000AHQ Rosario

Tel. Fax 54 341 4260941

direccion@ccpe.org.ar

www.ccpe.org.ar

3 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Con Alberto todo bien pero, como rosarino conocedor te lo digo, no hay placer que se compare a que te modere la Avaro.

permeable dijo...

No entendí la intervención de la Avaro.
Es atractivo no saber hasta dónde la que se escribe es ficcional. Qué más!

Anónimo dijo...

Yo nunca les entendí un pomo ni a Giordano, ni a Astuti ni a Cueto (qué cuete!). Al principio creía que era yo quien fallaba, después me di cuenta que ellos tampoco sabían lo que querían decir y que cada vez disfrutan más de sus dichos pitonisos. Salú, perdonen pero me tengo que amparar en un vil anonimato por razones obvias. Pero no soy original, vox populi, vox Dei.