jueves, 13 de diciembre de 2007

Carta abierta

Buenos Aires, 12 de diciembre de 2007

A la Comunidad Teatral, a los Artistas e Invitados Internacionales, a los colaboradores de estos 10 años del Festival Internacional de Buenos Aires, a las Instituciones, Agregadurías Culturales, Embajadas, a los medios de prensa, al público en general:


Mi decisión de abandonar la dirección del Festival Internacional de Buenos Aires -tras completar la VI Edición del mismo- estaba tomada.
De esto pueden dar fe mis colaboradores. Lo que también creía es que el Festival se merecía una transición hacia nuevas direcciones -y decisiones- que tomasen en cuenta la experiencia transitada. No es necesario aclarar aquí los niveles de excelencia y eficacia que este Festival supo demostrar.
Pero ni en la más oscura de mis pesadillas podía yo imaginar que la política del nuevo Ministro de Cultura (que responde clara y penosamente a la del nuevo Jefe de Gobierno de la Ciudad) iba a obligarnos a desalojar las oficinas en menos de 48 horas, previa decisión de desarmar todos los equipos de trabajo que -tras estos 10 años- se constituyeron como ejes principales para la realización del Festival.
No se trata aquí de defender cargos, sino de dejar en claro que esta actitud de inusitada violencia, es la que marca la política a seguir: aquella que intenta anular, echar por tierra, reducir a cero lo que se supo construir de buena manera y con indiscutible éxito hasta el presente.
En el momento en que usted esté leyendo este mail las oficinas del Festival estarán vacías por orden de las nuevas autoridades.
Parece que el lema "todo lo hecho bajo el gobierno anterior debe ser desarmado" sigue gozando de buena salud en el Macrismo.
La violencia a las que nos vimos sometidos (no me extenderé aquí sobre los modos y los dichos en los que fuimos desalojados en menos de 48 horas) llevan a pensar que la pluralidad de criterios, el disenso y los valores democráticos -tan altamente defendidos en las campañas electorales del Pro así como en las primeras horas de mandato- se ven totalmente anulados a la luz de estas actitudes.
A todos los empleados de planta del Festival se les ha pedido que abandonen y vacien las oficinas para reincorporarse en sus funciones el 15 de enero en tareas y lugares a designar. Y esta es la decisión que echa por tierra el trabajo de 10 años, el esfuerzo conseguido por todo el equipo, el orgullo de armar un festival con dedicación y trabajo, con pasión y con una enorme, profunda mística.
Mediante esta carta presento mi renuncia indeclinable a la dirección del Festival Internacional de Buenos Aires pero -antes de hacerlo- me pareció pertinente advertir a la comunidad teatral, a los medios, al público, a los invitados internacionales y a todos los que demuestran un interés en la cultura que estamos frente a la peor de las políticas, a la peor manera de entender la cultura, a la peor muestra de poder.
Y no quiero ser cómplice de este maltrato, por eso lo denuncio.
Este hecho de atropello no hace más que reforzar el viejo pensamiento binario de "unos contra otros" para demostrar lo que ya con creces sabemos puede derivar de este pensamiento.
Gracias por acompañarme en estos 10 años.
Estoy segura de que nos encontraremos en mejores y más luminosas condiciones.
Pero de algo también estoy segura: nos merecíamos otro final.
Y es la historia lamentablemente de este país.
Otra vez, gracias.

Graciela Casabé
DNI 12.976.689

7 comentarios:

Fede dijo...

Qué bronca!
Todo el apoyo para Casabé y mucha caca de pekinés y un empujonazo por las escaleras de la facultad de derecho para la Michetti y sus amigos.

fede dijo...

este mail me llegó hoy:

"Macri suspende Festival de Tango(carosimon@hotmail.com) Enviado:jueves, 13 de diciembre de 2007 14:55:45Estimados músicos, bailarines, profesores, organizadores de milongas, fotógrafos, dibujantes, docentes, medios de prensa y todos aquellos que desde 1998 han sido parte, cada uno desde su
lugar, del Festival Buenos Aires Tango, de los Campeonatos Metropolitano y Mundial de Baile de Tango, y de la web Tangodata :El próximo Festival Buenos Aires Tango, ocasión en que la ciudad celebraría por décima vez nuestro género ciudadano, no será una ocasión de festejo, como muchos habíamos imaginado. Las autoridades de Cultura de la gestión que asumió el último fin de semana nos han comunicado la suspensión del evento. Lo hicieron justamente el 11 de diciembre, aunque dudo que sepan qué debía festejarse ese día.Cabe señalar que esta decisión fue tomada sin haber conversado con ninguno de nosotros acerca de qué era lo que estaba armado, a qué artistas se había convocado, qué espacios estaban involucrados, es decir, sin evaluar cuáles serían las consecuencias de la decisión ni quiénes resultarían perjudicados.La instalación nacional e internacional de Tangodata y de los eventos de
Tango que hasta el viernes organizaba el Gobierno de la Ciudad fue una ardua tarea que venía desarrollándose desde hace años, incluso desde la época en que el actual Ministro de Cultura, Hernán Lombardi, era Subsecretario de Turismo de la Ciudad.Lamentablemente, hoy vemos que el vaciamiento del área de Tango y del resto de los Festivales es una estrategia planeada desde hace tiempo, lo que queda demostrado en la celeridad y la violencia con que implementaron este cambio, que se parece bastante a una demolición. El martes, primer día hábil de la gestión macrista, llegamos a lo que hasta entonces eran nuestras oficinas y nos encontramos con que los carteles que indicaban los espacios de los distintos eventos habían sido arrancados. Ese mismo día la flamante Coordinadora General de Producción nos comunicó que el Festival se suspendía, que cambiarían la estructura de la Dirección y que todos íbamos a ser
reasignados a otras tareas y en otros espacios físicos. Ayer, miércoles, fuimos invitados a desalojar las oficinas, vaciar las computadoras y retirar nuestros efectos personales de ellas. Nos otorgarán "francos compensatorios" hasta el 15 de enero y temo lo que ese día pueda ocurrir.No sólo se está despreciando un proyecto que llevó años construir, sino que también se desprecian los recursos humanos y el conocimiento que formamos a lo largo de diez años.Pido disculpas a todos los convocados para ser parte del Festival que ya no será. Probablemente, haya pecado de ingenua y hasta de optimista, pero sinceramente este escenario no lo soñé ni en la peor de mis pesadillas. A su vez, agradezco que nos hayan acompañado todos estos años y que nos hayan permitido trabajar con ustedes, disfrutando de su arte, de sus conocimientos y de todos ustedes como personas.También quiero expresar mi enorme
gratitud a todos los que formaron parte del equipo, los que están y los que estuvieron. Les agradezco el trabajo, la entrega, el compromiso y la pasión que pusieron. El éxito y el prestigio innegables que logramos construir (y el macrismo viene a destruir) fue posible porque entre todos lo hicimos posible.Espero encontrarme con muchos de ustedes en situaciones más felices. Muchas gracias,María Carolina SimónDNI 16 964 51615 5967-9978PD : quienes quieran expresar su desacuerdo con las medidas tomadas por el actual Gobierno de la Ciudad pueden escribir a gmichear@yahoo.com.ar (Gabriela Michetti) y a hlombardi@fibertel.com.ar (Hernán Lombardi).Obviamente los teléfonos y los emails por medio de los cuales solíamos comunicarnos ya no son vías válidas."

saludos

Jirafas dijo...

por las dudas, soy el segundo fede, el del mail.
no se para que aclaro, si lo de la facultad de derecho me parece una buena idea.

saludos

fede

la Dama sol dijo...

Recemos (si, a Dios) por que este ministro no descubra que existe Proteatro, porque seguro que se va con la topadora a desmantelarlo. Si no lo atacó aún, debe ser porque todavía no sabe que existe, pero su descubrimiento es sólo una cuestión de tiempo.
Adios a los subsidios a obras de teatro y salas de la capital federal.
Menos mal que el INT es nacional, pero eso no es garantía de nada... ¿o si?

Dicen que también se va a la mierda el Bafici (perdón la expresión)

Desde ya, lo saluda muy atte.:

Sol Rodríguez Seoane

girlontape dijo...

manda la prepotencia....bronca y asco

y solidaridad a los organizadores y artistas

Festilindo dijo...

Hay algo que llama la atención: el parecido de las cartas de Simón y de Casabé. Ambas tuvieron pesadillas equivalentes. Pero hay algo que ninguna de las dos dice que es la apropiación del espacio público por el emprendimiento llamado "Babilonia", de la cual Casabé era jefa y Simón, empleada calificada. Ambas devinieron agentes municipales y trabajaron por 10 años haciendo los Festivales, cuyo último director era el cuñado de Casabé y dónde trabajaban los hijos de Casabé, sobrinos del director. De todas formas, el trabajo fue bueno. Pero no es para andar desgarrándose las vestiduras. Chicas, ¿no se enteraron que cambió el gobierno? ¿Y que cuando hay cambio de gobierno, hay cambio de gestión y de funcionarios? ¿O creen que los cargos son hereditarios? ¿Quieren ser como Kive Staiff, eternos? Esto es no respetar la voluntad de voto de los ciudadanos de la ciudad que delegan en las nuevas autoridades y en sus políticas. Porque no era novedad quien era Hernán Lombardi, antes que asumiera. Pero en ese momento no le hicieron lo que le hicieron a Rodríguez Felder. Eso quiere decir que alguna esperanza de quedarse a colaborar con el macrismo tuvieron... Vamos, chicas, confiesen que si les decían: quédense con el feudo, ustedes se quedaban... Pero como les dijeron que no, andan teniendo pesadillas que quieren transformar en discurso político cuando lo único que pasó es que cambió el gobierno, de otro color político del que las nombró y eso tiene sus consecuencias, entre ellas, tener que dejar los puestos que se obtuvieron políticamente. Y a todos los que hoy se desgarran las vestiduras, recordarles las puteadas que le dirigieron a Simón (muchachos y muchachas del tango) y a Casabé (muchachos y muchachas del teatro) cuando no fueron elegidos para participar. Chicas paren de sufrir y comiencen a trabajar en algún emprendimiento privado; les puede ir muy bien gracias a todos los contactos que obtuvieron gracias a todos estos años de gestión.

marta mabel poto de felder dijo...

Cierto es, Festlindo.
Y otro detalle de color es que el esposo de Casabé, J.G, era al tiempo jefe de prensa de Autodeterminación y Libertad, la nueva agrupación de Zamora disuelto el MAS y productor encubierto de los festivales organizados por los gobiernos que el pobre Luisito y Rosales enfrentaban en el Congreso. Su hermano, colaborador del Bafici.
La flia Grosman/ Casabé y toda su cría devino productora de eventos con fondos públicos bajo el ala primero de Darío Lopérfido y más luego con Ibarra. Evidentemente, arribado Rodriguez Larreta a la intendencia, socio político de Felgueras, creyeron que sus kiosquitos seguirían intactos, pero....no.
Con Onaindia pasó lo mismo, aunque lo desmienta en sus solicitadas mentirosas.
TODOS ELLOS ROSQUEARON HASTA ULTIMO MOMENTO, dispuestos a colaborar encantados con el gobierno de Mauricio.
Nada de malo tendría si no fuese que estamos hablando de funcionarios que suelen cambiar, como señalás, ante cada cambio de gestión. Paciencia.
NO HAY EN ELLOS POSICION POLITICA que los distancie, simplemente, les dijeron soltaron la manita.
Que vuelvan a hacer La Erótica, que reabran Babilonia y laburen en cultura, pero en el ámbito privado, como todo el mundo.
De cuando acá la sra. Casabé es imprescindible para que la cultura porteña siga funcionando.
Y córtenla, culturosos de tercera línea: gestar cultura desde el Estado no es hacer festivales sino educar a todos con igualdad de oportunidades.
Y vayan enterándose de quién va a Radio de la Ciudad y los distintos organismos culturales municipales: todos serán california rolls.....y de un nivel....que pediremos a gritos que vuelva Felder. Verán que todo es mentira, yira, yira.