lunes, 11 de mayo de 2009

Como en Chilecito y en Chivilcoy

"Mirá que dice ATP", dije. "Eso no tiene nada que ver", contestó S. Estábamos, el sábado, en la cola de los cines de Moreno, esperando para comprar nuestras entradas para la función de Startrek 11 (así anunciada). Yo sospechaba que la película, como suele ser habitual en Moreno, iba a estar doblada. "¿Está en inglés?", pregunté a la cajera. "No, en castellano". "¿Y entonces por qué la anuncian así?", se metió S., indignado. La chica no le contestó porque yo ya le estaba pidiendo las entradas para Wolverine (segunda opción). Después de la última X Men no teníamos muchas ganas de recaer en ese universo encantador, pero arruinado por la incompetencia de los guionistas y la vileza de la cultura industrial. Si alguien todavía duda sobre las complejas relaciones entre figuras de lo imaginario y cultura, ahí está aquella lápida de la felicidad. Wolverine hace lo que puede (que no es mucho) para resucitar a aquel muerto. La película no es mala, pero tiene tanto miedo de quedar atrapada en la exposición de la diferencia que se desparrama hacia direcciones poco interesantes.
Además, lo sabemos por lo que está pasando con Lost (por favor, detengan a esa gente), las manías explicativas conducen a lo peor: el tedio y el terror.
En todo caso, algo para destacar: tanto la película que vimos como la que ya no veremos nunca (mi cuota anual de "cine de verdad" ya fue cumplida) se inscriben en la vertiente "Mocedades": como la épica tardía (y decadente: ¡oh Anakin Skywalker!), que vuelve sobre las figuras ya harto transitadas de los héroes amados para contarnos sus inicios. Qué pena.

5 comentarios:

fmv dijo...

La 5ta de lost no tiene perdón de Dios.

Craft dijo...

Es verdad que Lost se ha puesto un poco floja, pero se compensa largamente por ser la serie televisiva que más cameos y guiños ha hecho a buenos libros en mucho tiempo; por llevar la experimentación con la estructura más allá de lo que lo hacían esas mamonas series sobre doctores, etc. Lost es la nueva Buffy. Por otro lado, el que sólo se queda con lo que ve en pantalla está en desventaja: hay que meterse en los que es - o fue -el ARG y recordar que la serie está orientada a Norteamérica, Europa y Australia. Hay que leer Bad Twin. Hay que tener al menos una puta idea de lo que es la Ecuación Valenzetti y la Fundación Hanso o las líneas de Ley, la geomancia y esas cosas. No sé si en Argentina van como nosotros; aquí en Chile la pasan los Lunes, hoy a las nueve pm va en AXN. Un spoiler: Hurley, resignado a quedarse en el "pasado", se pondrá a escribir de memoria El Imperio Contraataca para darle el texto a George Lukas.
Además, el tedio y el terror son lo mejor que hay en la vida.

¡Saludotes, Linkillo!

Gala dijo...

No lo puedo creer! Después de haberla defendido acérrimamente, Linkillo comienza a desencantarse de su vanagloriada Lost... What pass?

Linkillo: cosas mías dijo...

¡Pero qué se creen, que uno es un pastor evangélico, que uno es un atrabiliario seguidor de Los soprano? En modo alguno: somos lectores críticos y como tales, así como podemos decir que las Albertinas de En busca del tiempo perdido son un plomo, podemos decir que los últimos episodios de Lost, pletóricos de revelaciones, nos aburren un poco. Además, nada de lo que en adelante se haga podrá ensombrecer lo ya visto. Y tiene razón Rick: Lost es mucho más que televisión.

girlontape dijo...

jajajaj linklink....o sea que mi metafora: lost/sopranos = gorila/peronista no da!

ps. albertine me encanta/desespera, aburre/enloquece igual que el resto...