domingo, 10 de junio de 2007

Libros recibidos

Expuesto como está al importante volumen de crítica literaria que circula en estos días, el lector -el vulnerable lector- agradece en Escritos sobre literatura argentina , de Beatriz Sarlo, la sensación de permanente confianza que inspira, por el ajuste de un tono donde sobresale una deliberada sobriedad, es decir, el rechazo de toda pirueta estilística o fuego artificial gratuito. Se puede estar de acuerdo o no con Sarlo: su entusiasmo por Juanele, por ejemplo, parece exagerado, y tampoco todos compartiríamos su afición por la poesía de Juana Bignozzi, a nuestro modo de ver sobrevalorada. Pero lo que no cabe reprocharle de ninguna manera es el menor asomo de frivolidad: Sarlo aparece como una mentora severa que en ningún momento afloja la intensidad sagaz de su mirada y produce constantemente observaciones inesperadas y preguntas inteligentes, que alumbran de un modo imprevisible los textos más recorridos de nuestra literatura. Y algo que debemos agradecer, además, a la escritura de Sarlo es la ausencia de parafernalia académica. Salvo en contadas ocasiones donde aparecen ideologemas y otras hierbas de la misma especie, o en los textos que preceden a los estudios referidos a los escritores actuales, nos exime, afortunadamente, de los rizomas y deconstrucciones con que suelen desconcertarnos algunos de sus colegas, que hacen de la crítica literaria una suerte de púlpito científico anexo a sus cátedras.

Ivonne Bordelois. "Lúcidas miradas críticas", para La Nación

9 comentarios:

J.C.Moragaux dijo...

quemen a la sarlo pleaseeeeeeeeeeee


el unico que leyo bien fue piglia
y borges
quizas bolaño

Emma Funes dijo...

A Bolaño no lo leyó, al menos no bien

Diego B. dijo...

¿Por qué habría de leer, bien o mal, a Bolaño? ¿O acaso hay que seguir a pies juntillas la agenda de Anagrama?

nesti dijo...

¿o a la dictadura militeral?

nesti dijo...

¿o acaso a la dictadura militeral?

Anónimo dijo...

¿o acaso hay que seguir a la dictadura militeral?

CARLOS dijo...

No entiendo para nada por que motivo tendria que leer Sarlo a Bolaño, salvo por el unico valedero, en todo caso: que se le cante el culo.
De todos modos, lo que no entiendo de Madame Ivonne es que libro leyo... era de Sarlo??? Ausencia de parafernalia academica? Lo de la hierba de la ideologema tampoco lo agarré... En fin... menos mal que al menos se declara inicialmente como una lectora "vulnerable"..

Tommy Barban dijo...

Madame Ivonne leyó otro libro porque no se puede escribir media página formato sábana de reseña del libro que estoy leyendo yo y no mencionar ni una vez a Saer.

Anónimo dijo...

Bordelois, pero por favor, Bordelois es impresentable, es de las que se deprimen porque los jóvenes "de hoy" tienen poco vocabulario

Dora