viernes, 24 de agosto de 2007

Picardía criolla

En mi defensa (pero no la tengo, no la merezco) debo decir que todo estaba muy bien preparado y resultaba convincente. El hombre que tocó timbre a la hora de la siesta (no mía, sino del portero) se presentó con una tarjeta que dice (la tengo frente a mis ojos) "Servicio de Recolección", Empresa: "Delegación Limpieza" (sello de tinta), "El equipo del camión número 760", y en el dorso "Programa de Patologías Emergentes". Aparte, un folleto suministraba indicaciones sobre el correcto procesamiento de la basura y los horarios de trabajo del supuesto camión.
El objetivo de la visita era entregarnos unas bolsas para la separación de los residuos según sus posibilidades de reciclado. Luego, en apabullante giro conversacional, se me exigió una contribución "voluntaria" y anual que yo pensé que era una cifra pero que pronto se transformó en otra, lo que despertó, ¡finalmente!, mis sospechas. Pagué $ 20 por un conjunto de bolsas de residuos de diferentes colores.
Cuando me crucé con el portero le pregunté si sabía algo del asunto y él, sencillamente, se rió de mí. ¡Aplausos, aplausos! En mi defensa, quisiera agregar que estaba distraído, escribiendo.

7 comentarios:

fmv dijo...

ay, Daniel...

Jirafas dijo...

ja... jaja... jajaja... jajajajajajaja

bueno, como consuelo, esperamos leer pronto lo que estabas escribiendo!
saludos

Anónimo dijo...

me pasó lo mismo de lo mismo.

Ariel dijo...

"Tengo que llegar a Luján (o Merlo o Ensenada, pero Luján pega más por su connotación religiosa), me acaban de tajear la cartera (mochila, etc.) y no tengo cómo llegar. ¿Me das quince pesos? Con diez me alcanza, por favor."
Y uno, a veces, va y le da nomás.
(Si me dice Luján, no.)

kili kili dijo...

Es que en estos días se festeja el "Dia del recolector", según me explicó el amabilísimo caballero que me vendió mi paquete de bolsas (la oferta puede reducirse a medio paquete por 10$, y con un poco de protesta, mediante frases como "es carísimo, en el supermercado salen 3$", se puede bajar a 5$).
Tras una investigación de cinco segundos, comprobé que el día del recolector cambia de provincia en provincia, así que no estoy seguro si es mentira o no. Tampoco importa mucho.

Anónimo dijo...

Dice mi abuela Mary que hiciste muy bien, que mas vale pecar de credulo, que a ella le pasa siempre.
Digo yo que los muchachos hicieron muy bien: un dinero ganado con gracia y sin lastimar al escritor, que continuo la tarea sin que le cambiara la vida por 20 $ mugrientos.
Dice el Rojas que todos hicieron bien: las bolsas las guardamos para el proximo bodriovil.

Emma Funes dijo...

No puedo decir como Ferko Ay, Daniel, porque yo las compre a 30 mangos!!!!