viernes, 30 de noviembre de 2012

A llorar a los caminos...

Leí, por supuesto, novelas de escritores cuya obra conozco desde el principio: Matilde Sánchez, Daniel Guebel, Sergio Chejfec, Martín Kohan, César Aira, Luis Gusman, Marcelo Cohen. Y tuve la sensación de descubrir las líneas casi invisibles de algunas continuidades literarias, de algún nexo entre el pasado y la actualidad. No escribí sobre otros escritores que me gustan: Daniel Link, Aníbal Jarkowski. Cuando miro los nombres de las treinta y tres notas que forman el volumen, me produce alguna tristeza que ellos no estén. No se piensa en un libro siempre. Y yo no pensé que ellos estarían ausente de este.

Beatriz Sarlo. "Prólogo" a Ficciones argentinas. 33 ensayos. Buenos Aires, Mardulce, 2012, pág. 17 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Escribiste la cita ebrio Link? Tuviste varios errores tipográficos...

Linkillo dijo...

Yo no bebo. Escribí con el teléfono.

federico carugo dijo...

Daniel Guebel no me gusta: me parece un escritor sobre-valorado. El desprecio y el desparpajo del uso del lenguaje que ejecuta me producen náuseas. Y sus historias rayan "lo adolescente".

Por recomendación del autor de este blog; leí Cozarinsky, y me parece un escritor "bastante mejor", con preocupación por cómo se cuenta una historia y buen gusto en el uso del lenguaje y del discurso. ¡Qué pena que no haya tantas críticas literarias sobre sus escritos!

Salutes

viviana dijo...

Oh, no te preocupes. Le podemos coser unas páginas al final :)

Anónimo dijo...

No entiendo por qué deberías llorar. En todo caso el responsable del libro debe llorar. Le dicen en la tapa que es un trabajo incompleto.

casuisticus dijo...

Selección más obvia no se podía imaginar. Beatriz: dedicate a la crítica cultural y dejá la literatura tranquila.