viernes, 27 de marzo de 2009

Carta a una señorita (no) en París

Querida señorita Pola:

Confieso que no he vuelto a leer su novela desde que Ud. me solicitó, temblando como una hoja en la tormenta, que consintiera yo en garabatear unas líneas para la contratapa, con la complicidad manifiesta de los editores, que se cuentan entre mi círculo de muy queridas personas y agentes culturales de bien.
Ahora nos acusan (¡nos acusan!) por la "construcción de un fenómeno editorial", como si fuera tan fácil, tan poco significativa o tan deleznable una operación semejante. ¿Obramos experimentalmente? Si lo hicimos, lo hicimos sabiendo que los resultados nos eran completamente desconocidos. No hubo, por lo tanto, cálculo mercantil o campaña de formación de opinión: ninguna estrategia de captación de benevolencias. Apenas una moneda lanzada al aire o, como dice ese filósofo italiano que tanto nos gusta: un soldo in aria.
Confieso que no he vuelto a leer su novela, decía, de modo que ignoro en qué estado quedaron los aspectos sobre los cuales, en su momento, le formulé objeciones puntuales. Puedo suponer, por el encendido comentario de algunos de sus lectores menos agudos, que hablan de "parodia", la supervivencia de algunos tramos de la novela que me resultaban problemáticos. No importa. No era yo la persona responsable de ejercer el "control de calidad" sobre su libro ni Ud. necesitaba de mí otra cosa que el reconocimiento público de una lectura.
El tiempo nos dirá si esos párrafos que la vulgaridad quiere leer como "parodia" (¡el ataque ochentoso!) eran necesarios a la economía política y narrativa de su Las teorías salvajes o no, pero el debate que se ha generado en torno a su novela no cesa de demostrarnos la ansiedad con la que (sin saberlo) la necesitábamos.
Dos veces, desde que su novela fue lanzada al mercado por nuestros queridos amigos, usted me llamó por teléfono para pedirme consejo (nunca antes, y nunca después, me llamó por otras razones). La primera vez, me manifestó su preocupación porque la novela no estaba siendo leída "políticamente" (es decir: en lo que tiene de intervención en la payasada que reconocemos como política argentina). Traté de tranquilizarla diciéndole que esas lecturas, tarde o temprano y mal que bien, ya llegarían. Y llegaron. ¿Qué de interesante saldrá de todo este debate? No lo sé, pero siempre me ha parecido que es bueno tajear una infección para que la herida supure. Lo que estamos observando es ese proceso de supuración: su novela contribuye a una terapéutica y sólo por eso bastaría saludarla con alegría. Hace surgir el veneno del cuerpo, lo trae a la luz, y lo aniquila.
La segunda vez que tuve el placer de escuchar su voz en el teléfono (io sono in fondo un uomo che non ha freddo nel cuore), me manifestaba Ud. su sorpresa por la virulencia con la que su novela había sido recibida en ciertos círculos académicos en los cuales el marxismo más reposado (no diré, jamás, "rancio") sienta sus reales. Yo le contesté, entonces, que no debía Ud. temer a esas consideraciones intempestivas porque mucho peor ha sido siempre el consenso valorativo, que equivale a la paz de los cementerios y la aceptación rutinaria de las gacetillas de prensa. Nada de eso era justo en relación con su novela y no importa cuan peregrinas sean las observaciones que ahora se debatan en ésta, mi casa, en relación con Las teorías salvajes (nel letto comando io, ma tremo davanti al tuo seno), no puedo recibirlas sino con la alegría de quien cree que lo Real, si nos fuera dado, lo sería bajo la forma de lo Múltiple, y no de lo Único (recordará Ud. las discusiones que hemos sostenido con algunos de sus colegas en relación con la fenomenología y mi negativa enfática a seguir su recomendación de que lea yo a tales y cuales autores, y mi recomendación simétrica a sus colegas filósofos de que lean el Parménides de César Aira, que es una intervención heracliteana cuya importancia ni Ud. ni ellos deberían desconocer).
¿Son éstas, me pregunto, las conversaciones que los comentadores más viles de su novela desprecian asignándolas a la categoría "cosas de Puan", "gente de Puan", "Puán", "Pu-án"? ¿Qué es Puan, señorita Pola? Yo no lo sé y sospecho, porque he leído su novela, que Ud. tampoco lo sabe (una novela se escribe para intentar responder lo que uno no sabe cómo decir, el comment dire beckettiano). ¿Y quién representa a Puan, o quiénes dejan que ese nombre los arrastre? ¿Qué es un nombre? ¿Aceptaremos que los nombres funcionan como descripciones definidas? ¿O propondremos, mejor, que los nombres, figuras de una fantasmagoría, son más bien como descripciones definidas arruinadas (porque no presuponen existencia sino que son el mero rastro de una ausencia)? Ante el rencor de los demás, sólo puedo preguntarme qué monumento del terror re-presenta Puan para cada uno de ellos y en qué medida participo de ese terror y de ese rencor. ¿Le sucede a Ud. lo mismo?
Si fuera yo representativo de una masa de discurso reconocible como "Puan" (yo, que hablo de El principito, de Las enseñanzas de Don Juan, de Corín Tellado, de Jünger, de Pasolini, Lorca, Proust, Kafka, El baile de las locas, La guerra de las galaxias, X-Men y la sirenita no por elección sino porque no me queda más remedio), dónde quedarían los discursos que no sólo ignoran esos nombres sino que además los desprecian?
Recibió Ud. la atención de Beatriz Sarlo, cuyas ideas podrán compartirse o no pero que son líneas estratégicas de lectura de lo contemporáneo. Los más perezosos de sus comentadores confundieron esa atención con alabanza (cuando era evidente que, al colocar Las teorías salvajes del lado de la etnografía, la colocaba del lado del mal). ¿Y qué decir de esos chicos adorables que se empeñan en la glosa marxiana? ¿O de esos docentes que se niegan a dictar cursos en los que se pretenda siquiera arrojar una brizna de sombra sobre los procesos de Stalin? ¿No habitamos todos el mismo espacio contradictorio que la pereza intelectual y el desamor reconocen como iglesia, como dogma y como cárcel?
Yo no sé qué decir, señorita Pola, y me parece que no me alcanzaría el tiempo para acariciar las afiebradas cabecitas que se han levantado en favor y en contra de su librito, pero queremos eso y queremos más. Contamos, por fortuna, con la asistencia de los sabios (el Dr. Bentivegna, por ejemplo) que lleva todavía más lejos lo pensable y lo decible y nos obliga a poner en remojo de alcohol las heridas supurantes, para que además de sanar, duelan.
Alguien dice que "los que defienden a pola son todos medio fachos". Dentro de poco estaremos oyendo que Jesús era medio facho y que el amor (vesti la rabbia di pace)... Yo reconozco que no puedo leer a Heidegger, pero no por su rectorado, sino por mi ignorancia. Me abstendré, por lo tanto, de defender Las teorías salvajes (libro que "encuentra en la razón, la modernidad y el sujeto universal sus temas"). No estamos aquí para enlistarnos en una guerra que no quisimos declarar. Lo nuestro es una fiesta y, en el peor de los casos, e' una farfalla che muore sbattendo le ali.
Afectuosamente suyo

DL

60 comentarios:

fmv dijo...

(a los que hablan de falta de amor)

ooo-lé lé ooo-lá lá
si esto no es amor
el amor dónde está

Anónimo dijo...

ferko:
evidentemente, vos sos uno de los "lectores perezosos" que nombra DL (y con lo de perezosos, entiendo, estaba siendo sutil), que pensaron que sarlo había alabado la novela de pola

si la carta de link es "amor", pola tiene la panza chata...

Unknown dijo...

Difícil hacer un comentario; difícil..., mejor, no decir nada suponiendo que DL dijo todo.
Sólo agregar que todos sabemos la intención de Sarlo, los lectores perezosos también. Finalmente, es una pena que, viendo el blog de esta escritora (blog que no conocía), es lamentable -independientemente de la obra en sí-, que ella se encuentre defendiendo su novela, y pena también el blog que posee. Pena, mucha pena que ella deba estar en ese lugar ahora. Pena. Siento eso, perdón.

Cecilia Ferreiroa dijo...

El caso es que parecerían haber "elogiado" gente de puán una novela que parecía no gustarles. y que, por otro lado, no era tan visible su no agrado. no sé cómo entender esa cierta opacidad respecto del no interés (no agrado) que la novela había generado en ellos. la apelación descalificante al lector lúcido/lector estúpido es un poco problemática para mí. Si una crítica tiene que apelar a lectores lúcidos sólo para saber a qué está apuntando (hacia dónde va) es porque es opaca, oscura; y en el plano de las argumentaciones o de la crítica no creo que la opacidad de los argumentos sea algo deseable, a menos que se busque algo con el ocultamiento. Sarlo no es una mujer que no pueda decir con claridad las cosas que busca decir, cuando quiere.
ese ocultamiento es el que me hace pensar.
Claro que todo este "ruido" no debería más que alegrar a P.O. Se habla de su novela, genera polémica. Pero no me animaría a afirmar tan tajantemente que por lo tanto, es lo que estábamos necesitando. Me parece, puedo estar equivocada, que no se responde sólo a una novela, sino a todos los discursos con los que ésta fue acompaniada, presentada.

fmv dijo...

piba, no entendés que no leo? que veo series? que mis amigos no arquean las cejas cuando hablan y yo trato de no hacerlo? que a sarlo no le doy bola ni en la viva del domingo en el baño?

prefiero leer el shampoo.

chiiiva caleeenchu.

Anónimo dijo...

che, que tampoco hay que ser superdotado para leer la crítica de sarlo... BS le dice que, más que de la Teoría, LTS está cerca del aforismo.

capaz porque yo no soy especialmente cruel, pero a mí se me ocurren pocas desacreditaciones más feroces que ESA para un libro que se pretende "filosófico y para overeducated people"

Anónimo dijo...

¿y los adjetivos Link? insisto. cualquiera que conozca el género "contratapa" usa muchos adjetivos. y de los buenos.
saludos

Anónimo dijo...

acúsenme de humanista (ja), pero que esta oligofrénica diga que "entropía es una editorial de 4ta", que alan pauls escribe mierda y, respecto a daniel tal vez, que "escribir un libro hace que gente sienta que le robas el lugar y se ofenda", no sé, me parece una actitud muy penosa y muy garca desagradecida. y después aparece posando en fotitos con "alan pé" y dejándole comentarios lisonjeros a DL... qué asco de operación!

Anónimo dijo...

jejeje...con esta carta estamos en la misma que con la contratapa de la novela, no? Ambigüedad y rodeos que esconden desinterés, quizás???Con un datito agregado: te interesó tan poco que ni la leíste!! (y ¿los sabios son los que hacen supurar heridas y qué sé yo hablando de algo que no viene para nada al caso con tonito de maestro ciruela? prescindibles, no?)

Anónimo dijo...

che, a mi me sorprende la cantidad de secuaces que tiene Caracciolo ¿cómo hace, los cultiva como orquídeas o les paga las banderas como hace riquelme con los bosteros? Logra que hasta un tipo que se jacta sólo de leer los componentes del shampoo la defienda como patón basile a moyano.
Pero más me sorprende cuan secuaz de sí misma es la quía. Eso sí realmente es disgusting.

Anónimo dijo...

Es muy penoso que se haya armado una polemica en base a una novela con obvios tintes parodicos y politicos (asumiendo que estas dos dimensiones sean distintas.) El centro de la cuestion es: Gente "comoda" surgida de la Universidad a la que le rompe las bolas que otra persona surgida de la Universidad ose criticar los rigidos canones academicos y lo que es peor, las figuras discursivas del (enunciador) academico. Lo que me sorprende es que todo esto haya pasado con -esta- novela y no, por ejemplo, con los Misterios de Rosario de Aira. Quizas se deba al presunto "aparato mediatico" o al hecho de que tener algun tipo de relacion con nuestro servidor Link ya provee legitimidad y, por ende, los intentos de destruccion. Da para pensar.

Unknown dijo...

...las palabras de Daniel siguen siendo inciertas, casi poco precisas, ambiguas, confusas; aún así, lo hizo de maravilla pues supongo que, en esa misma ambiguedad, queda clara su postura y se comprende aquello que no dice, diciendo justamente, otras cosas.
Creo que ya no quedan muchas dudas, sólo algunas.
Miren ustedes la gran publicidad que ganó esta chica que todos nosotros destinamos parte de nuestras horas en leer y luego comentar todo lo aquí escrito. El libro se seguirá vendiendo después de todo, más allá de todo. Que Daniel le haya dedicado tamaña carta nos está diciendo algo, no? Y todos entendemos qué, verdad?, aquí la única beneficiada es ella, bravo Daniel, en esa ambiguedad que muchos critican, para los que te conocemos, quedó MUY CLARO.

fmv dijo...

Anónimo, qué referencias tan chongas, Patón Basile se zarpa en jot. Esa tapa de clarín! my god! hablame al oído con acento compadrito y olor a asado! poneme en mi lugar! mi Hombre! mi intelectchongo! agregame a facebook!

Anónimo dijo...

...y no deja de sorprenderme la cantidad de secuaces que van cayando al baile!!!

...pero mas me sorprende el lugar infrahumano al que quedan expuestos al ser secuaces de una quia que califica a sus editores como siendo de cuarta (no me quiero imaginar entonces que queda entonces para sus lectores)

¿o será que ser sobreeducado no es más que el predicado de ser estúpido?

Anónimo dijo...

Basta, basta!

Anónimo dijo...

extraño las épocas en que se criticaban libros (texto) y no autores. No sé ni debo saber tanto de la autora, es un embole leer así, ni Borgs tenía tanto ego viejo.
Y Puán, estimado DL, es una calle, ni más ni menos. De verdad, no más que una calle. puro tránsito.

Anónimo dijo...

extraño las épocas en que se criticaban libros (texto) y no autores. No sé ni debo saber tanto de la autora, es un embole leer así, ni Borgs tenía tanto ego viejo.
Y Puán, estimado DL, es una calle, ni más ni menos. De verdad, no más que una calle. puro tránsito.

Anónimo dijo...

una pregunta, daniel: esta carta, ¿es un "preferiría no hacerlo" o un "voto no positivo"?

Anónimo dijo...

la polèmica no la iniciò su novela sino selci, antes de esta nota no había ninguna polèmica sino lavadas reseñas semi elogiosas.
la nota ademàs,si te fijás, no es sobre la novela sino sobre las lecturas de la novela, plantea que esta novela es una suerte de cazabobos

Rinaldi dijo...

Siempre estuve con los buenos. Vos, Celine y Carlitos Balá, en cambio, son los tres unos fachos bárbaros, son de derechas, y los que dicen que mussolini era el principal dirigente del partido socialista en el 14 y dirigía el periodico hipersocialista Avvanti mienten. Los vamos a bombardear como hicimos en el 55 en plaza de mayo porque uds. son fachos, que es lo que me dijeron que no hay que ser. Menos mal que yo soy de la clase porteña blanca y sobrealimentada filopalermitana que no tiene nada que ver con los malos y que vota a Sabbatella, que es un k. progre, a Michetti o Prat Gay (ya decidiré).
ABrazo.

Anónimo dijo...

esta pola es una gronchita mas

Diego B dijo...

Lista de progres:
Osvaldo "aspirina" Bayer: es copado. Escribe sobre los anarkos. Dice verdades: en un texto dice que Eva Perón es "falangista".
Sabbattella: es un político "joven" que hace 10 años gobierna morón. Es progre y se parece a Rozín, no como Ishii, que es facho y parece bolita.
Vilela, alias "Engels", alias "Nito Mestre", alias "Patroclo".

Listado de fachos:
Pola
NOemí ALan
Perón
SImone Weil: dijo que era algo horrendo que los anarquistas fusilaran chicos de 15 años en España durante la Guerra Civil porque tenían un distintito del Sagrado Corazón. Ella era facha, no entendía que esos chicos eran fachos y que los anarcos eran progres (lo dice Bayer), y que los que hacen los progres está bien y que luchan contan el mal y esos chicos eran el mal. Qué problema hay en fusilarlos? Además, fue una Cruzada contra los fachos, y en toda cruzada se cometen errores. Lo único que falta es que los fachos empiecen a decir que estuvo mal bombardear Dresde o destruir el monasterio de MOnte Cassino, que no eran un monumento importante para occidente (es mentira que ahí se fundó la orden benedictina y que la orden benedicitina fue imporante en la transmisión de la cultura occidental: mentira de los fachos).
Diego B (facho-bolchevique). Es un archivista fraudulento. COmo dijo Rinaldi, es mentira eso de Mussolini y el Partido Socilaista. Eso no puede ser nunca, porque el Partido Socialista es progre, como Binner y la dra. Justo, es decir bueno, mientras Mussolini es, como Skeletor, malo. Y lo bueno y lo malo no se juntan en nuestra perspectiva progre, que surge de las enseñanzas de Zoroastro.
Luis Ángel D`Elia (anda con remera negra, tiene discurso milenarista). Fue a Irán, un país facho.
Rodolfo Walsh (fue de la Alianza Libertadora Nacionalista, leyó a José Antonio Primo de Rivera y le gustó, como Fidel).
Osip Mandelstam: escribió un poema contra Stalin, que era Progre. Lo mandaron, por facho, a un campo de concentración en Vladivostok. Además, leía a un autor muy facho, como León Bloy, que se llamaba Dante, que era medio tomista, es decir medio facho. Murió, Osip, de muerte "natural", por facho.

Anónimo dijo...

bentivegna, ¿estás loco?

Anónimo dijo...

pensándolo mejor, me pregunto si este comment de bentivegna no será una manera de pedirle a link unas vacaciones por enfermedad.

Diego B dijo...

Son margaritas que, contraviniendo en este punto al Evangelio, de vez en cuando hay que arrojar a la piara progre. Es divertido ver cómo saltan.

Anónimo dijo...

o está loco o tiene la beca del conicet y mucho tiempo libre

Anónimo dijo...

En defensa de Diego Bentivegna:
faltan muchos en la lista. Faltan todos los idiotas que escriben acá, que todavía no pudieron salir del todo de esa fábrica de liberales de izquierda o cotolengo, que es la facultad de Filosofía. Que salen con el único objetivo de refrendar toda la estupidez que allí dentro oyeron. Por lo menos, Diego se caga de risa de todo eso, busca su camino, hace otra cosa, intenta esquivar la dictadura de los Panesi, los Sarlo, los Ciapucio, puaj.
Faltan todos los que no tienen la menor idea de la historia italiana del siglo xx, o los que ni siquiera pueden pensar en que las bombas aliadas destrozaron familias enteras, algunos de cuyos integrantes que se salvaron vinieron a fundarnos la Patria con su laburo de albañiles, constructores, maestros y profesores. Solo conocen las tonterías que leen en los panfletos de las agrupaciones de izquierda de la Argentina o de los lobbistas de la shoah, como dice Fogwill. Faltan todos los que creen en la democratización del conocimiento, los que intentan horizontalizar la relación profesor-alumno, los que se matan por la bequita en USA. Faltan todos los alfonsinistas que se oponen a los exámenes de ingreso. Faltan todas las lacras que destrozaron la educación argentina, con sus proclamas inmundas de laicismo y gratuidad: Filmus, Tedesco, Braslavski, Puigross, Alcira Argumedo. Falta toda la barbarie que se licencia en letras sin haber leído Don QUijote, sin haber leído a Garcilaso o a San Juan. Falta toda la mugre psicoanalítica, los adalides del egoísmo inhumano y cruel que nos impide ser felices. Falta Lubertino y todo el lobby feminista. Falta el lobby gay que llama a coger sin forro. Falta Aliverti. Faltan Eliaschev y Storani. Faltan los que leen a Bolaño y no leyeron a Conrad. Faltan los que leen a Alan Pauls y no leyeron a Dostoievski. Faltan los que leen a Aira y no leyeron a Pound. Faltan los que leen a Coelho y no leyeron a Sarmiento, o a Mansilla o a Mujica Láinez, pero sí leyeron a Bioy. Faltan los que no leyeron a Petrarca y se ufanan de eso.

Sorprendido dijo...

Diego B: Fachu men!

Anónimo dijo...

Anónimo defensor de Diego B., te deschavás, ¡sé quién sos! ¡si te aceptan una pizza y una peli no significa que quieran coger con vos! ¡y si te dicen no es no! ¡no importa que conozcas a Link y a Diego B. y a Pauls ni nada! ¡qué macabro! ¡qué mal recuerdo! ¡qué miedo! ¡TAPADO! Y si no sos vos aprovecho para que el desubicado lo lea, un par de años más tarde.

Anónimo dijo...

"faltan los que ni siquiera pueden pensar en que las bombas aliadas destrozaron familias enteras"

"Faltan todos los alfonsinistas que se oponen a los exámenes de ingreso. Faltan todas las lacras que destrozaron la educación argentina, con sus proclamas inmundas de laicismo y gratuidad"

bentivegna, fijate quién te defiende: un fascista. con toda la buena onda del mundo, te sugiero que reveas tu discurso. no digo que esté errado, pero fijate a lo que da lugar.

y daniel, ¿por qué publicaste el comentario de ese buitre religioso?

Anónimo dijo...

me sacan una duda: Fogwill es de derecha??

Anónimo dijo...

che vos, mini-fogwill "lobbistas de la shoa, del feminismo, del mondo gay anti-forro", que carajo te pasa con todos esos clichés de derecha???
ese "cotolengo" como repetís de Fogwill, a mi me educó, carajo, y si no hubiera sido por ese "cotolengo" en mi puta vida hubiera podido estudiar Filosofía, siendo como soy, hija de obreros (emigrados italianos del sur) del segundo cordón del conurbano.

Anónimo dijo...

che hagan un campamento trosko asi se los empoman un poco a selci y a vilela PERO CON AMOR

Anónimo dijo...

daniel, igual vos sos de los buenos, se nota por lo que escribís que sí tiene amor

Anónimo dijo...

además pola se hizo las tetas señal de que escribe mal

Anónimo dijo...

people, get a life y salgan al sol a aprovechar los últimos días de calor, que después llega el invierno, y, para muchos, la soledad...

Anónimo dijo...

Hola, entiendo las segundas comillas del señor anónimo de las 6 y 10. No así las primeras: ¿o acaso las bombas aliadas no asesinaron familias enteras? No entiendo. Alguien me explica?
Veo que los anónimos siguen con esa cosa de "facho". Mmm, me hacen acordar a la tapa de la revista veintetrés, eso sí que es progresismo barato.

Anónimo dijo...

"veo que los anónimos siguen con esa cosa de facho". Sí, querido anónimo de las 10:10 pm, seguimos, sobre todo cuando aparece un facho de verdad. Pero quedate tranquilo, ahora vamos a empezar con los iluminados que se quejan del progresismo barato. Esto, si antes logramos terminar con el sabio criptocatólico don Diego de Bentivegna, que en el año dos mil y nueve de Jesucristo Nuestro Señor se empecina en arruinar la reputación del pobre Daniel Link exhibiendo su saber sobre el sexo de los ángeles. Si sigue así, vamos a ver publicada una "Carta a un señorito en el siglo XII".

Joaquín da Fiore dijo...

Hola, les escribo desde Calabria Saudita, donde nací en el más pleno medioevo: una lengua de tierra entre bizantina y católica, mucho antes de que el prestigio se convirtiera en la moneda de cambio más valorada del campo intelectual:

Io sono una forza del passato - solo nella tradiziones c´é il mio nome - Vengo dai ruderi, dalle chiese - dalle pale d´altare, dai borghi - abbandonati sugli Appenini o le Prealpi - dove sono vissuti i fratelli.

Jirafas dijo...

se ve que lo hice muy al pasar y me quedó como anónimo el coment.
en fin,
ratifico: people, get a life y salgan al sol a aprovechar los últimos días de calor, que después llega el invierno, y, para muchos, la soledad...

Anónimo dijo...

che jirafas, porqué no te getteas una life vos mamaita/papaito, y dejás a los demás que hagan lo que se les recontra canta el orto.

Anónimo dijo...

El progresismo se basa en una concepción lineal de la historia, como la que sostienen históricamente los socialdemócratas (cfr. las tesis de Benjamin), en la estela del iluminismo clásico, que, según la hipótesis de Löwith (¿un facho? vivio en Japón, país facho, entre 1936 y 1941) seculariza la visión tempral del cristianismo.
Ese anónimo de las 6 y 19 es un progre descerebrado, perdón por el pleonasmo, como revela su última intervención. ¿Cómo se te ocurre, Daniel, publicar algo que no concuerda con mis posiciones aprendidas a la bartola en La ciudad futura o Punto de Vista? Lo que hay más allá de lo que mi pequeña cabeza piensa es la nada, o el mal.
Yo estoy, en cambio, con Fogwill, que es bastante jungeriano en este punto: hay que malvinizar. Al menos para que la gilada progre salte.
Y estoy con Taubes, que le deciá a los estudiantes de filosofía que hicieran ya misma un curso de Escritura bíblica. Es decir, estoy con la gratuidad de la universidad (no creo además que los que están en contra sean "fascistas", no veo la relació entre un término y otro), no necesariamente con la laicidad, no entendida como los progres descerebrados al menos como exclusión apriorística de una reflexión religiosa.
Por último, un poco de arqueología: León Bloy es un autor de referencia en la conformación de montoneros, un grupo milenarista, católico, nacionalista y peronista, todo lo que quieren, pero difícilmente catalogable de conservador. No sé cómo piensan esto los descebrados, perdón, los progres. Ni con qué lo pensarán.

Anónimo dijo...

No estoy de aceurdo con Diego B. Creo que los progres son gente muy subeducada y usan en un sentido muy aproximativo la palabra "facho" o "fascismo". Es como la palabra "caca" que usan las madres con sus críos. No te pongas eso en la boca, que es "caca". Los progres están en ese estadío, no hay mayor elaboración conceptual.

Drodro dijo...

Se las hizo???? Oh, no! Todo lo sólido se desvanece!!!!

Juan dijo...

Pola se hizo las tetas??? Cómo supieron???
Esto ya es el elenco de Vedetissima

Cecilia Ferreiroa dijo...

Allá lejos y hace tiempo... lo de construir un fenómeno editorial no pasa por las intenciones o no. se construyen (se hacen) fenómenos editoriales mediante prácticas (comentarios, publicidad), así como se hacen experiencias. Claro, no está garantizado el éxito, pero hay cosas que ayudan, no? Quien habla es una cosa importante. Además, de qué estamos hablando! es o no un fenómeno editorial el libro? era o no también el "best seller del verano"? de hecho creo que es innegable que es un gran éxito editorial.

Anónimo dijo...

Una medida de cómo cambió el mundo y cómo cambió, supongo, Puán.Dice Pola:
"Es como si se buscara una utopía de inclusión social que solamente puede darse en la literatura, a juzgar por el crecimiento de la pobreza. Hay una politicidad que se da en literatura que viene a cumplir las fantasías del burgués culposo que quiere gozar y vivir en un país que pueda jactarse de incluir a los pobres, como prurito que nos haría sentir a todos mucho mejor. En ese sentido me parece interesante la forma en que ingresa la politicidad en la literatura."
Antes estas cosas no "parecían interesantes"; se cagaban a tiros por estas cosas. No es una acusación: amo a Pola desde que vislumbré sus tetas.

Martín Ludwig dijo...

Aclaro, antes que anda, que soy amigo de Pola. Muy amigo. Lo digo antes de que me acusen de falta de objetividad: no la pretendo.

Publicaría lo que sigue en mi blog, pero (con mucha sensatez) la gente no lo lee y pasaría más desapercibido de lo que va a pasar acá. Así que aquí vamos:

1) Por favor, dejense de romper las bolas con si Pola es linda o no, rica o pobre o lo que mierda fuere. Acá estamos hablando de una novela y en la primera clase de cualquier curso de literatura nos enseñan a separar ambas cosas.

2) La novela de Pola toca muchos puntos sensibles de la actualidad y la historia de la Argentina. Me parece que tenemos un problema: cuando alguien trata de correrse un poco respecto de ciertos discursos instituídos, es automáticamente acribillado por los que se creen "fusibles" de la corrección política, acusando inmediatamente de reaccionarios o de derecha a quienes se animan a dicho corrimiento. Esto es una cagada. Por otra parte, resulta claro que la novela en cuestión es mucho más compleja que lo que una acusación de "derechista" puede describir. Algo de esto puede verse en la entrevista publicada en la revista Zoom.

3) Me pregunto -con sinceridad- si muchas de las críticas que se le realizan a la novela serían las mismas si hubiera sido escrita por un hombre mayor (o por un portados de cualquiera de estas propiedades por separado) y no por una mujer joven.

Anónimo dijo...

Ah, bueno, por lo menos los amigos - secuaces de Pola ahora apelan al diálogo, por suerte dejaron atrás eso de acusar de "resentidos" (lo que da una estatura de lo que esta gente es)a todo quien osara intentar una crítica.

ludwig,

en el punto 1 decís que hay que dejarse de joder con si Caracciolo es linda o fea, joven o veterana, tiene billete o es lumpen. en el punto 3 sospechás que las críticas hubieran sido otras si el autor del libro hubiera sido hombre y viejo.
Es decir que sospechás con las mismas sospechas que en el punto 1 pedís eliminar, dado que eso es lo que "te enseñan en la primera clase de cualquier curso de literatura", pero que parece vos no aprendiste.

Me resulta un poco zonza la frase "La novela de Pola toca muchos puntos sensibles de la actualidad y la historia de la Argentina". Es como un cliché, es como "los argentinos nos merecemos un debate"
¿Y qué si toca puntos sensibles???? Eso la vuelve inmediatamente inmune a las críticas, o atractiva, o lo que sea??? Todas las novelas, desde un punto de vista general, "tocan puntos sensibles" pero eso no nos dice nada.

Me parece facilista decir que la corren por izquierda, debido a que Pola "arriesga" corriéndose de los discursos usuales. Hay críticas que no tienen nada que ver con ese supuesto "corrimiento".

Personalmente el libro (como extensión, por supuesto de su autora) me parece totalmente snob, pretenciosamente elitista, muy Malba, muy arte contemporáneo: muy cheto intimidatorio)

En fin, tampoco se puede esperar mucho de los sobreeducaditos de Puan, niños ricos con tristeza que viven de bequitas, donde un pobre es nada más que una categoría.
El día que vea un morochito o morochita en Puan, tal vez crea un poquito sus textículos.

Martín Ludwig dijo...

Anónimo:

Mi punto 3) sólo desarrola lo que dije en el 1), haciendo referencia a una particularidad que no ha sido mencionada. No hay ninguna contradicción. ¿Se entiende? En 1) digo que critican a la novela aludiendo a factores externos al texto y en 3) me pregunto si entre esos factores no estarán x e y. La verdad, no veo ni cómo se puede entender que haya alguna tensión entre ambas afirmaciones (salvo por la apelación a alguna niñada posmo según la cual todo puede ser infinitamente interpretado, dando lugar a esa interpretación).

Así que listo, aquel comment y esta aclaración -que ni debería haber escrito y que mi estúpida vanidad me fuerza a escribir- son toda mi contribución -escasa, lo sé- al asunto. No apelo a ningún diálogo. Si a alguno le sirve lo que dije, genial. Y -por supuesto- si alguien quiere hacer exhibiciones de su agudísimo poder de análisis respecto de la consistencia de los comments de blogs, hágalo. Es su tiempo.

Anónimo dijo...

Sí hay tensión Luwdig, porqué sospechás de que a la mina se la está atacando por mina joven de piel tersa, cuando en verdad inicias tu defensa diciendo que no hay que hablar, ni para bien ni para mal, apoyándose en sospechas de edad, género, origen socio - económico, belleza, etc.
Pero como no admitís que existe la posibilidad de que las críticas puedan provenir de variables independientes a las mencionadas por vos, sostenes que las criticas solamente pueden provenir de que Caracciolo es joven, fértil, linda, palermitana o whatever.

Es decir Ludwig, para defender a tu amiga, no podés siquiera pensar que esas críticas puedan ser estrictamente literarias. Estás tan obnubilado en tu defensa, que decis algo así "Pola es mujer y jóven, la critican por eso; si fuera hombre y jovato, no lo criticarían tanto"

un placer perder mi tiempo, que es absolutamente mío.

Anónimo dijo...

Martin Ludwig: sos un trucho; bancáte una mínima argumentación. Y pensá que no va a haber un comment que a priori cierre la discusión; todo lo que cualquier diga puede ser respondido infinitamente. ¡Ay, estos defensores de Pola, uno peor que el otro!

Anónimo dijo...

es o no caracciolo? aclaren

Anónimo dijo...

ludwig, una cosita más,

son los amigos - secuaces - defensores de Pola los que argumentan introduciendo variables independientes. No me canso de leer cosas cómo: "resentidos, la critican porque es linda", "resentidos, la critican porque tiene unas tetas enormes"; "resentidos, la critican porque es multiorgasmica"; "resentidos, la critican porque no es bajita y gordita ni tiene acné" y así ad infinitum.
yo te sugeriría, ludwig, que lo charlen entre todos los secuaces y, o bien sigan intimidando del modo descrito, o bien, atajen los penales como corresponde, apelando a la literatura, y al valor o disvalor que el libro tenga qua libro. en mi opinion, si al librito se lo infla un toque más, explota como un bombucha.

Anónimo dijo...

es caracciolo nomás.

marianela dijo...

los libros no explotan: en Argentina se odia al que tiene éxito, y punto.

Yo no conocia a Pola hasta que leí su novela, y me pareció excelente, el libro es lo más interesante y arriesgado que leí en mucho tiempo. Mirá sino el revuelo que genera.

Las teorías salvajes hablan por si mismas, pero para eso hay que leer. Si con todas las criticas excelentes que recibió y la manera en la que hizo saltar a la fetidez reaccionaria de Puán (esos selcy y vilela), te da una idea de la temperatura que genera. Entonces, de qué charla de literatura me hablás? No hay nada que defender, el libro se defiende solo, pero todo esa bola de envidia da asquito.

Anónimo dijo...

marianela, me haces acordar a moria casán con eso de "en argentina se odia a quien tiene éxito".
vos sos de esa gente que se pone cintita roja en la muñeca porque cree que la envidian, no??
mamaita, para envidiar envidio gente envidiable, sabés.

Anónimo dijo...

marianela, se te escapó la tortuga: los libros no arriesgan ni son interesantes porque generan revuelo.
nazarena velez tambien genera revuelo. Y????

estos son los productos puan. esta manga de rebaño no pensante que sólo le da la cabecita para un argumento: te gusta sos mi amigo, no te gusta sos resentido.
mamita, que guita desperdiciada la de los contribuyentes.

Javier Martínez Ramacciotti dijo...

Link:

El narcisismo entrópico de Bs.As, comiéndose a si mismo, me da un poco de miedo. Y felicidad de tangente, de órbita.

¿y si dejás de lado "las teorías salvajes" y el salpullido a su alrededor, y te leés la pronta a ser editada "Antología de jóvenes narradores cordobeses"?

Te la mando en un cohete espacial. Desde esta ciudad con abundancia de Iglesias, con colegios como el Montserrat, con La Perla, pero para suerte nuestra sin "Puán".

Saludos ex-céntricos. O sea, de espaldas a su discusión :)

marianela dijo...

a ver: hay libros que SI son arriesgados y que SI son necesarios. a muchos se los descubre con el tiempo, a otros ni eso. las teorias salvajes es uno de ellos, y parece que a mucha gente eso le molesta.

gracias por traer a nazarena velez y a moria casán a cola-ción. esas minas hacen revuelo (moria, en sus tiempos) a puro mostrar culo y tetas. eso es el revuelo que tolera el argentino, el tipo de exposición que tolera que venga de una mujer.

pero cuando un LIBRO escrito por una MUJER arma revuelo, todos tratan de descalificar. ¿sabes la cantidad de libros que pasan totalmente desapercibidos? es la primera vez que yo veo algo así, con una mina joven y una novela debut.

Javier, seguro todos vamos a leer con entusiasmo la antología de jóvenes cordobeses. Por qué no esperás a que salga? Te quejas por falta de atención como si una cosa quitara la otra, es tonto eso.

pero no te sientas discriminado ni que te damos la espalda porque mucho más tonto es el Anonimo que le gusta decir mamita, y cree que dejar comentarios así NO es signo de envidia. No, claro, no.