domingo, 4 de julio de 2010

Dicen que...

Botín de guerra

por Fogwill para Perfil

Estaría bueno que las cosas fuesen distintas, pero lamentablemente son así. En buena hora, Daniel Link viene exhumando el concepto de guerra civil. En su caso, lo toma del nuevo filósofo italiano Giorgio Agamben. Por su formación y su compleja trama de intereses, Link llega a Agamben desde la estética, y le llega contaminado de mitos europeos sobre la ciudadanía, la expresión y los derechos humanos. Más le valdría usar el concepto de “guerra civil larvada” desarrollado –¡en 1964!– por Tulio Halperín en su Argentina en el callejón. Ahora, la Suprema Corte norteamericana acaba de ratificar el derecho de los ciudadanos a portar armas en defensa de sus vidas y su patrimonio. Sin duda, se trata de un triunfo del lobby de fabricantes y vendedores de armas, pero también es un reconocimiento de la guerra civil vigente en el Norte.

3 comentarios:

Don Munir M dijo...

Hoy reina en todo el mundo.
¡Así es un complejo facsimilar reproductivista!

edgardo dijo...

Qué querés con una (re)inauguración donde estaban Ricardo Fort y Susana Giménez en vez de Barenboim y Argerich... Algo huele a muy podrido en Buenos Aires.

Anónimo dijo...

Fogwill acaso no vio "Bowling for Columbine"? Ahora se da cuenta de lo de las armas? Está como 7 años atrasado...