miércoles, 27 de octubre de 2010

Paradojas

Llegamos al pueblo más chico del mundo para homenajear al escritor más grande del mundo: General Villegas, Provincia de Buenos Aires.

















Se había firmado un acuerdo de hermanamiento entre las ciudades de Cuernavaca (México) y Villegas (Argentina).
Hablamos, escuchamos, comimos, visitamos, volvimos (las fotos no necesariamente siguen la misma progresión temporal). La hospitalidad fue tan grande como la emoción de escuchar los relatos de quienes habían conocido a Coco y la de quienes mantienen viva su memoria.






























6 comentarios:

inés dijo...

qué emoción... qué buenas fotos... muy loco estar en ese lugar...no sabía que él era de general villegas...

srta.pola dijo...

fotazas
qué lindo estás

Anónimo dijo...

el publo mas cínico y el autor mas verdadero

Anónimo dijo...

si ines, es de villegas, el lugar en el que violan a adolescentes y luego marchan las jermu de los inocentes(pidiendo justicia) que se cojen a niñas de 14años.un lugar tan cool !!!

Anónimo dijo...

Hermoso todo,Daniel.
Que alegría leer estas cosas y ver estas fotos.

Julia dijo...

Me encanta como administraste las fotos aquí (fabulosas por cierto): la pampa tan prosaica con sus vaquitas, la llegada de la noche, las luces fantasmagóricas y demás imágenes irreales, después otra vez el pueblo concreto y cotidiano, para pasar a las conferencias que con esa mesita minúscula sugieren la ruptura en el transcurrir del pueblo, y por fin la más imponente al final hecha de sombras: excelente metáfora del todo.
Tanto más para comentar de las nuevas entradas... pero mejor el cauteloso silencio.