martes, 19 de febrero de 2008

Ay, ay, ay

La nueva TV:

13 comentarios:

Lytton St. dijo...

Hamlet abrió blog !

PaulValley dijo...

Ah, al principio pensé que era como El Rayo pero con un bombero en lugar de Dolores Barreiro (sin ofender; de hecho, a mí Dolores Barreiro no me gusta). Aguanten Osvaldo Quiroga y Cristina Mucci.

Anónimo dijo...

igual, aunque se ponga cosas raras o por eso mismo, amo a esa chica...

Anónimo dijo...

Aguante Cristina Mucci, la verdadera "reina"

Lytton St. dijo...

La única reina de la litera (tura) es Patricia Sarán.

TiTo A. dijo...

Ese señor es Jodorowski, ¿no?

fmv dijo...

Sori gordo, cada vez que intento recordar a Patricia Sarán, recuerdo, en cambio, al personaje de Juana Molina. Hace poco googleé cosas y no hay casi nada.

fmv dijo...

aaaaa dios mio no

ese señor


noo, noooo basta


y le agarra la manito

aaaay no

Linkillo: cosas mías dijo...

Exacto Tito: el mismo que viste y calza...

Emma Funes dijo...

El es Jodorowski y ella la reina de las galerías Preciado...
Ay, Ay, ay; dejame que te glose Linkillo...

Anónimo dijo...

el mismo que està hoy en el bar "le téméraire" y el 26 es el gran "cabaret mystique" de Jodorowsky... ... ay ay ay qué mal les hace Paris a los del sur...

Anónimo dijo...

bueno, es verdad, jodorowsky está gagá, pero no vamos a negar que es simpática su decadencia! las soluciones de psicomagia que anda proponiendo son tan graciosas que no es posible no creer en ellas.
al chabón le dieron el coso ese, carta blanca, donde una figura de la cultura(?) tiene "carta blanca" (oh) durante no sé cuántos programas para invitar a quién quiera. parece que en los otros programas invitó a sus amiguitos (su hijo, su mujer, que parece que están en todo). es gracioso que haya ido nuestra amiga Preciado.
me enteré de lo anterior porque hace poco de pedo googlié algo que me llevó a ver las entrevistas que le hicieron a jodorowsky y que están en youtube (hay montones). hay una donde le preguntan "usted recomienda catar varón?" (ay! cómo me gustan esas cosas tan españolas, "catar varón"!!) y por supuesto dice que sí, si uno tiene ganas, "probar todo lo que resulte atractivo".

basta de indignación! (yo creo que a algunos de los comentadores que me preceden les gustaría estar en un café de parís, decir delirios y que los aplaudan en francés).


PD: siempre me olvido de tipear el código ese de las letritas (filtro antispam y prueba de que soy un ser humano) y generalmente no las entiendo.

Anónimo dijo...

"La testosterona te pone como una moto..." Siempre me pasa lo mismo con las feministas tan intelectuales: siento que, o terminan reafirmando la prédica machista cual serpiente que se muerde la cola, o protestando en los mostradores equivocados.
A ver: si querés tener testosterona y naciste mina, ¿qué culpa tiene la cultura? De hecho podés administrártela vos misma, como lo estás haciendo. Pero llevar eso a la dimensión de acto político y todo lo demás me parece que es pura paja.
Más allá de esto, lo que me parece irritante es que se sugiera, como sin advertirlo, que las mujeres tenemos derecho a ser tan "pulenta" como los hombres... ¿quién te dijo a vos que una mujer no puede estar "como una moto" por sí misma? Y llegado el caso, ¿qué es lo meritorio de estar "como una moto"? A mí me pasa eso con -entre otras cosas- el síndrome premenstrual y no considero que sea un valor ni un desvalor: me pasa. ¿Por qué las cosas que les pasan a los hombres, cualesquiera que sean, deben ser consideradas como metas a alcanzar porque "nosotras también tenemos derecho"? Si tenés ganas, si te ratonea, si te copa, todo bien... Pero elevarlo a la categoría de un valor simplemente porque está en ellos y en nosotras no... aunque no te guste la palabra "falo", es falocentrismo. Además ¿cuál es el problema de hacer algo simplemente porque te gusta? ¿Por qué eso tiene que ser categorizado conquista, rebeldía, liberación o lo que cuernos fuera?
Cuándo va a ser el día en que alguna de éstas se avive de que no es que nosotras no tengamos pene sino que ellos no tienen útero. Tener algo en tu cuerpo cuya esencia sea la vaciedad, por qué nos cuesta tanto maravillarnos de eso...
Las feministas que a mí me gustan son como Gabriela Acher. No será tan "intelectual", no será tan "transgresora", pero ella nunca, nunca va a caer en la trampa de adoptar supuestos valores masculinos ni menos aun de hacerlo pensando que eso la vuelve liberada, contracultural o lo que sea. Además de que tiene sentido del humor, algo a lo cual las feministas académicas parecen negarse rotundamente.